Valle Oviedo

Zona exclusiva para juegos de role del tipo Aurores vs Mortifagos o Duelos y derivados de este estilo de Role. Por favor si no eres jugador no postees aquí o serás atacado al confundirte por un miembro del juego, si decides postear entras bajo tú responsabilidad con lo que no se aceptarán quejas de lo ocurrido con tu acto dentro, los jugadores no postean fuera por respeto, respeta tú su espacio. Si quieres ser auror o mortifago pregunta como serlo en SACLIM, Edén o en Morsmordre en este mismo subforo.
Justin Heartley
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 42
Registrado: 15 Nov 2012 20:18

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Justin Heartley » 01 Abr 2018 21:19

*Percibo que esta lleva la capa doblada sobre el brazo* Permítame hacerme cargo de su capa. *Tomo la misma con suavidad antes de recibir respuesta alguna depositándola en las manos de un elfo que había aparecido para recoger la prenda. Dracovi aparentaba estar comprobando todo y su vaga respuesta me hace sospechar que la magia que iba a utilizar pocas veces había visto la luz, lo que de por sí sabía es que esperaba no tener que verme obligado a actuar, por otro lado sería una forma perfecta para ver las capacidades de la joven. Las palabras de esta no hacen sino corroborar mis pensamientos. Niego sutilmente con mi cabeza, ojalá fueran creaciones mías.*

No son míos porque yo los haya creado, aunque sí que son pocas las personas que tienen el conocimiento para llevarlos a cabo, me permití añadir algunos más por protección propia, tal vez pueda ver en las paredes los símbolos que conjugan al responsable de proteger la casa en caso de que no sea capaz de llevar a cabo el ritual que se propone realizar. Este activará una barrera de burbuja la cual impedirá salir cualquier magia hacia el exterior por lo que quedará sola a su suerte hasta que tome el control o desaparezca.*Si era capaz de controlar el caos que entendía tenía intención de invocar tendría un nivel bastante respetable para alguien que en teoría se mantenía alejada del mismo.*

*Asiento levemente a su pregunta.* Es un extraño recado por parte de un auror, mas imagino que si está aquí y no en su sede es que nada de lo que va a hacer es propio a su condición, una elfina se está encargando de ello.
“You know… sometimes you got to take your fun where you can get it.
And sometimes… it’s right in front of your face. You just have to want to see it.”
Avatar de Usuario
Dracovi
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 3472
Registrado: 11 Jul 2006 16:13

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Dracovi » 03 Abr 2018 22:31

((Perdona la tardanza Justin, ayer salí a celebrar mi cumple y me he pillado un trancazo bueno, por cierto ¿sabes eso de que un gran poder conlleva una gran responsabilidad? po aplícatelo y cuida bien de mi colgante ¬¬.))

*Dejo que este tome la capa, sonrío un segundo al indicarme que estaba todo dispuesto poniéndome seria de nuevo.* Tengo que pedirte un último favor y este es uno que no le he pedido nunca a nadie. *”A nadie que no perteneciese a Edén.” Deslizo mis manos sobre la cadena y con suavidad retiro el colgante de mi cuello extendiéndoselo a Justin.* Necesito que cuides de esto como si fuese tu propia vida, sé que serás capaz de percibir cuando termine, te pido que me lo regreses entonces por favor, pero hasta ese momento es mejor que permanezca lejos de mí y no intentes nada extraño, el colgante sabe cuándo alguien lo está manipulando.
Gracias a mi AI, me gusta mucho mi regalito :3 aunque no prometo no hacerle cosquillas

Imagen
Justin Heartley
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 42
Registrado: 15 Nov 2012 20:18

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Justin Heartley » 04 Abr 2018 12:06


((Ya me parecía que estaba demasiado callada. Respecto al colgante los métodos posibles de estudio no destructivos son limitados, así que puede estar tranquila.))

*Mi semblante no puede ocultar la sorpresa al ver como la joven se desprende de su colgante y lo extiende hacia mí.* ¿Está segura de que quiere que yo sea el custodio de esa joya? *Mi voz se percibía dudosa pues hacía tiempo que quería estudiar el extraño objeto, tenía un funcionamiento muy curioso, parecía unir a todos los aurores y a la vez aislarlos entre ellos, una red de individuos, ¿qué sería lo que realmente sienten los unos de los otros? No puedo evitar pensar en posibles formas de analizarlo sin que este reaccionase.*
“You know… sometimes you got to take your fun where you can get it.
And sometimes… it’s right in front of your face. You just have to want to see it.”
Avatar de Usuario
Dracovi
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 3472
Registrado: 11 Jul 2006 16:13

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Dracovi » 04 Abr 2018 14:16

*Noto el cambio que produce en Justin mi petición.* Sí, estoy segura. *Tomo una mano de este y deposito el colgante cerrando la palma en torno a la misma antes de poder arrepentirme de lo que estaba haciendo.* Si ocurre algo sabrás que hacer. *Camino hasta el centro de la sala, solo había una sombra, la de la ventana. “¿Será suficiente?”* Acércate Justin, quiero comenzar cuanto antes, pero sé que tenemos un acuerdo así que antes de nada cumpliré la parte que me toca. *“¿Qué locura estaba haciendo?” Una pequeña sonrisa se dibuja en mis labios, no sabía por qué me lo preguntaba si ya sabía la respuesta, una de las muchas típicas mías.*

*Cuando tengo a Justin a mi lado cierro los ojos y dejo que un frío glacial inunde mi cuerpo, no necesitaba el teatro, pero éste me hacía consciente del precio que pagaba cada vez que apagaba mi humanidad. Mi pelo torna a un negro azabache muy parecido a una noche sin estrellas mientras mi piel pierde su color quedando de un tono blanco casi marmoleo, aunque el cambio más notorio sabía que se producía en mis ojos, los abro con calma sintiéndome observada en todo momento por Justin, parecía que este se quería aprender cada detalle de lo que estaba viendo. Lo miro inquisitivamente con unos limpios ojos azules, mi mente esperaba la ya tediosa frase que escuchaba cada vez que alguien me veía cambiar, parecen hielo. Si supieran que cada vez alguien me decía eso solo quería hacer aparecer en mi mano un témpano y clavárselo en el corazón a quien dijese esa frase o congelarlo lentamente, detener el flujo de la sangre, hacerla cristalizarse hasta convertirlo en una frágil estatua dejarían de decirlo.*
Gracias a mi AI, me gusta mucho mi regalito :3 aunque no prometo no hacerle cosquillas

Imagen
Justin Heartley
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 42
Registrado: 15 Nov 2012 20:18

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Justin Heartley » 04 Abr 2018 20:39

*Antes de que me fuera posible meditar una respuesta Dracovi toma mi mano y deja el colgante sobre la misma cerrándola. Puedo percibir un ligero calor emanando de la pieza y un leve brillo, ¿serían eso los otros aurores o sería parte de la esencia de la piedra engarzada? La última frase de la joven me intriga “¿sabré que hacer?” Observo la gargantilla pareciéndome que un sutil reflejo la recorre en un momento ¿Era eso una señal, un respuesta a la sentencia de su dueña? Apunto eso en mi mente para estudiarlo con detenimiento más tarde. Con cuidado la dejo caer en el bolsillo interior de mi túnica, quedaba cerca del pecho y persistía la temperatura del mismo.*

*Cubro la distancia que nos separa hasta quedar al lado de la chiquilla. Cierto, teníamos un acuerdo, un quid pro quo que tal vez no fuera del todo equitativo para mi persona. Sin embargo por el momento me dotaba de una posición privilegiada y de una información cuyo precio en un intercambio podría alcanzar un valor admirable. Retrocedo un par de pasos para estudiar atentamente el extraño frío que parecía que envolvía repentinamente el ambiente aunque consciente de quien era la responsable, mi esencia de ángel me permitía sentir el cambio que se produce en el cuerpo del vampiro, era sorprendente como perdía su esencia transformándose en un ser tan distinto.*

*Lo estudio todo con detenimiento ¿por qué cerraba los ojos? Ah, al abrirlos un leve escalofrío recorre mi ser, involuntariamente me debato entre retroceder un paso o avanzar, quedando hipnotizado por el color que estos mostraban ahora. Un recuerdo olvidado regresa a mi mente, una joven de corta edad con unos ojos iguales y el pelo corto escondiéndose detrás de la capa de su madre, no podía ser “¿sería la misma?” Las palabras salen de mi boca inconscientes exteriorizando lo que sentía.* ¿Por qué esconde un hielo tan puro bajo un fuego tan pasionalmente inútil?
“You know… sometimes you got to take your fun where you can get it.
And sometimes… it’s right in front of your face. You just have to want to see it.”
Avatar de Usuario
Dracovi
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 3472
Registrado: 11 Jul 2006 16:13

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Dracovi » 05 Abr 2018 23:48

*Sorprendentemente Justin no sigue la corriente habitual, punto para el caballero. Medito un segundo la respuesta, no porque me hiciese realmente falta, pero prefería medir las palabras.* Todo hielo necesita que haya calor para derretirlo y que se cree el agua que da la vida a tantos otros seres. Aunque seguramente tu pregunta no busque esa respuesta. *Desvío mis ojos de los de Justin, no me gustaba que me mirasen así.* Pregúntame cuando acabe, ahora mi respuesta no sería del todo cierta porque si te dijese que dejo que arda por miedo a que el hielo me aleje de mis sentimientos y me convierta en el ser frío, indiferente y letal que mis padres y muchos esperaban que fuese no estaría siendo justa. *Y esto era otra consecuencia de perder mi humanidad, toda la calidez y la cercanía que transmitía también desaparecía dejando una voz que había aprendido a utilizar para solo tener que decir las cosas una vez. No me era difícil hacer que alguien se alejase con una simple orden o producir un escalofrío con un suave susurro, era divertido ver las reacciones.*

*Hago un gesto con mi mano derecha como cogiendo un objeto invisible apareciendo en ella un bastón de ébano oscuro, rematado en la parte superior con una pequeña lechuza de peltre y en la inferior una remate redondo del mismo material debajo del cual quedaba oculta una afilada punta. Lo miro embelesada, la madera brillaba suavemente con luz propia, era hermoso, aunque el brillo no se debía solo al acabado, sino a las diversas protecciones que lo cubría, gracias a él había descubierto la forma de potenciar mis habilidades más allá de lo que se esperara, sentirlo cerca hacía que mi sangre se predispusiera para lo que viese. Tomo mi varita con la mano izquierda y apunto directamente a Justin.* Si intentas cualquier cosa, por muy leve que sea, la mínima perturbación que perciba lo último que verás será un fogonazo verde. *No había sombra de amenaza en mi voz, no era necesario, era una exposición clara de lo que sucedería si pasaba algo. Extiendo el bastón permitiendo que lo cogiese.*
Gracias a mi AI, me gusta mucho mi regalito :3 aunque no prometo no hacerle cosquillas

Imagen
Justin Heartley
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 42
Registrado: 15 Nov 2012 20:18

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Justin Heartley » 06 Abr 2018 20:12

*Qué irónico resultaba que tuviese miedo de convertirse en algo que parecía despreciar si dejaba de lado sentimentalismos, ¿no significaría eso más bien que ya lo era y se negaba a aceptarlo? Recordaba una conversación acontecida hacía tiempo en la taberna Mussolungo, parecía que defender y proteger a los demás no era solo el único motivo que la había movido a la joven a convertirse en lo que era. Cada vez aparecían más detalles que recordar. “¿La voz le había cambiado también?”, sí, definitivamente el cambio que se producía en ella era casi completo.*

*Estudio cada gesto de que realiza no pudiendo evitar un pensamiento “¿Dónde estaba el bastón?” La casa estaba protegida para impedir que nadie desde el interior pudiese invocar algún objeto exterior que pudiese ser perjudicial menos mi persona por seguridad, y ella no lo portaba cuando entró ¿cómo había burlado el sistema? Debería de asegurarme más adelante de que fallos así no se volvieran a repetir. Analizo el bastón, desprendía un esencia extraña podía percibir la conexión entre Dracovi y él mientras este extendía su ¿magia? no, no se podría denominar así, era parte de ella de una forma extraña parecía que brotara de forma natural, así que eso era la fuente de la Taumaturgia, interesante.*

*¿Se atrevía a apuntarme directamente y a amenazarme en mi casa? Coloco un dedo sobre la punta de la varita con la intención de desviarla mas el núcleo de esta llama mi atención ¿cerezo y pluma de ave del trueno? ¿Cómo dos materiales tan distantes habían acabado juntos en una varita?, había encontrado un nuevo divertimento, tendría que conseguir esa varita. La desvío hacia un lado tomando el bastón que me ofrecía, no podría decidir que me ofendía si que se atreviera a amenazarme o que pareciese dudar de mis palabras.* Señorita Dracovi, le recuerdo que tenemos un acuerdo el cual por mi parte no hay intención alguna de incumplir, pero si este se rompiera, su integridad se vería más afectada que la mía.

*Cojo el bastón colocándolo horizontalmente, era más ligero de lo que parecía, ébano y peltre, una combinación curiosa y extraña, era muy elegante a la vez que raro. Trabajar el ébano era complicado, madera dura, de las pocas según recordaba que se hundían en la madera “¿por qué usar un material que no flotase? El barnizado era una tarea de artesanía auténtica ya que requería un número de capas mayor por ser un material que tenía una terrible densidad y una resina bastante molesta. “¿Cómo se le había ocurrido coger un material tan complicado de manejar para tratarlo?” Tenía algunos conocimientos de ebanistería y el bastón se había realizado artesanalmente por las marcas que mostraba su superficie, hacía tiempo que no venía una pieza con tanta calidad.* ¿Quién es el artesano que ha obrado esta maravilla?

*Lo coloco en vertical estudiando el resto de los acabados, la lechuza era una pieza, fundido en molde, sin marcas, no era en serie. Giro la vara para inspeccionar el final de la misma, liso y redondo, una punta para apoyar clásica, pongo dos dedos alrededor del mismo percibiendo como cede con una ligera presión “¿gira?" Roto con suavidad el elemento hasta que desliza dejando al descubierto una afilada punta, alejo la mano, no quería producirme corte alguno y quedar implicado en el ritual, pero tampoco quisiera ser quien fuera enfrentado con un objeto así, podía ser utilizado tranquilamente para atravesar a alguien limpiamente. Cubro la punta con su funda y lo devuelvo a su dueña.* Recuérdeme no permanecer cerca de usted cuando tenga eso en las manos.
“You know… sometimes you got to take your fun where you can get it.
And sometimes… it’s right in front of your face. You just have to want to see it.”
Avatar de Usuario
Dracovi
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 3472
Registrado: 11 Jul 2006 16:13

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Dracovi » 06 Abr 2018 20:43

*Escucho a Justin, tenía razón parcialmente, yo podía perder más, pero él también estaba confiando en mis capacidades exponiéndose a tener que intervenir si algo iba mal. Bajo mi varita cuando este la desplaza. Lo dejo estudiar el bastón, parecía un niño chico con un juguete nuevo. “¿Qué quién era el artesano?” Ja, lo tenía delante, me había costado más de lo normal, pero era una joya de trabajo.* El artesano soy yo, hay que hacerse cada uno el suyo, como decidas y de lo que decidas, llámame antigua, pero prefiero el estilo clásico es más versátil que las excentricidades modernas.* Tomo el bastón cuando me lo ofrece.* No te preocupes, no es un objeto que deba ver la luz.

*La presión cambia ligeramente y comienza a caer una suave lluvia, era la hora.* Justin ¿te importa si comienzo?
Gracias a mi AI, me gusta mucho mi regalito :3 aunque no prometo no hacerle cosquillas

Imagen
Justin Heartley
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 42
Registrado: 15 Nov 2012 20:18

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Justin Heartley » 06 Abr 2018 21:29

*“¿ELLA?” ¿Cuánto había tardado en dar forma y acabar a un objeto así? En unos pocos minutos le habían encajado más piezas de la joven que en todo el tiempo que la conocía, estaba resultando muy fructífero el acuerdo entre ambos. La lluvia arrecia, era de esperar, el pronóstico era de tormenta intensa, había escogido un buen día, podría usar la lluvia de pantalla o amplificador. Esperaba que esta fuera capaz de controlar el despliegue mágico que iba a provocar, si fallaba aunque se activasen todas las protecciones con las que contaba la sala había un elemento en particular que era consciente que tendría que tratar personalmente y eso provocaría un cruce que deseaba evitar a toda costa.*

*“¿Qué clase de hechizo o ritual necesitaba un objeto así?”, daba igual, lo acabaría descubriendo, aunque estuviese en el ala opuesta de la mansión percibiría todo, tenía previsto varias protecciones mas en caso de ser necesario tomar medidas adicionales. Solo quedaba una cosa por hacer, un pequeño secreto que guardaba celosamente sin embargo en esta ocasión le podía librar de tener que ser él el que tomase medidas, aunque si se usaba tendría que responder varias preguntas.*

*Libero la correa de la espada y la coloco alrededor de la cintura de Dracovi asegurándome de que queda firmemente sujeta, extrayéndola de su funda y mostrándosela a esta.* Esto señorita es una espada corta celestial *la hoja brilla con una cálida luz blanca acentuando los símbolos que la protegían y convertían en un arma mortal* no debería estar aquí, pero había una jovencita muy linda a la que pude convencer de que me permitiera quedarme con ella. *Mi mente viaja por un momento a ese recuerdo del pasado volviendo a la realidad que ahora afrontaba.* Yo no era un guerrero, aunque recibí formación de combate me especialicé en curación, pero si no es capaz de cerrar el portal córtelo. La hoja será capaz de romper la apertura y clausurar el espacio, sin embargo le informo que el corte dejará mi firma y al segundo puede tener varios portales abriéndose hacia aquí. Como imaginará ni usted ni yo tenemos la capacidad de cerrar portales a nuestro antojo y eso sin entrar en enfrentar a quien pueda salir por los mismos así que por favor le pido que solo la use como última opción.

*Prefería callarme el decirle que había quien mataría por tenerla en sus manos, pero no merecía la pena asustarla, solo esperaba que fuera lo suficientemente discreta para no contar sobre su existencia.* Otra cosa, no se asuste si brilla cuando abra el portal, le gustan demasiado las batallas, pero se quedará en su funda. *Introduzco la espada de nuevo en su vaina sintiendo un pequeño sentimiento de añoranza, hacía mucho que no era extraída de su funda.*
“You know… sometimes you got to take your fun where you can get it.
And sometimes… it’s right in front of your face. You just have to want to see it.”
Avatar de Usuario
Dracovi
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 3472
Registrado: 11 Jul 2006 16:13

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Dracovi » 06 Abr 2018 22:04

*Justin me cede la espada que portaba y lo miro sorprendida, más si es posible cuando la saca de su funda “¿una espada celestial?” eso no era algo que se viera todos los días. Entendía el riesgo que este estaba corriendo al dejármela y el valor de la misma, aunque como se diría comúnmente se estaba cubriendo las espaldas.* Gracias Justin te juro que solo la utilizaré como última alternativa. *Esperaba que de verdad no me hiciera falta usarla, lo observo mientras guarda la espada en la funda, parecía nostálgico. Sonrío divertida, "¿que les pasan a las armas mágicas que siempre quieren guerra?"*

Creo que deberías buscar una buena botella de whisky de fuego para cuando te vea en un rato y ya si encuentras a dos jovencitas interesantes te llevarías hasta dos besos, sobre todo porque tu cuello podría parecerme más tentador que el alcohol. *Le guiño un ojo traviesamente, no pensaba morderle, pero sí que era verdad que quedaría agotada y al mínimo, si algo iba mal tal vez no lo contara, no, saldría de esa mansión viva y sin la estúpida magia de Val.*
Gracias a mi AI, me gusta mucho mi regalito :3 aunque no prometo no hacerle cosquillas

Imagen
Justin Heartley
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 42
Registrado: 15 Nov 2012 20:18

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Justin Heartley » 06 Abr 2018 22:36

*Asiento levemente a las palabras de esta. Camino atravesando el espacio existente hasta llegar a la puerta.* Cuando necesite el “recado” llame a Hana, ella lo traerá, pero no la exponga a nada, al salir cerrará activando todos los sellos y estará sola hasta que acabe.

*Escucho sin atender a lo que dice hasta que el final de la frase me hace saltar “¿cómo?” por un momento pienso que realmente se planteaba morderme pasando por mi mente una respuesta taxativa, mas el gesto de esta me indica lo contrario, “¿eso era una broma?” Y lo más importante "¿Cuándo había dejado su dieta de envasados?", ya le preguntaría más tarde, esperaba que todo saliese bien, acumulaba una lista interesante de inquietudes. Observo por última vez a la joven.* Buena suerte Dracovi.

*Asciendo desde el sótano a la planta principal, recorriendo pasillos y escaleras, meditando algunas palabras sin poder olvidar los ojos de esta, ¿quién era la cría del recuerdo? Al llegar a la biblioteca tomo un libro en específico haciendo que se desplace toda una estantería mostrando un pensadero, con un movimiento de varita se separa la fuente de la pilastra y levita hasta quedar colocada sobre una mesa baja. Me acomodo en un sillón cercano y busco en mi mente el recuerdo que me había invadido con anterioridad, cuando localizo el mismo lo extraigo y dejo caer en el vaporeo líquido introduciéndome en él mientras el sonido de la lluvia aumenta en el exterior.*
“You know… sometimes you got to take your fun where you can get it.
And sometimes… it’s right in front of your face. You just have to want to see it.”
Avatar de Usuario
Dracovi
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 3472
Registrado: 11 Jul 2006 16:13

Re: Valle Oviedo

Mensajepor Dracovi » 06 Abr 2018 23:25

*Me despido de Justin.* Gracias, hasta luego. *Espero a que este desaparezca para comenzar.*

*Dejo mi bastón en el centro de la estancia flotando y extraigo un largo carboncillo de mi túnica, lo corto en varios trozos y los lanzo al aire, estos se esparcen a mi alrededor y comienzan a trazar símbolos y geometrías, “empecemos”. Mientras los carboncillos van dibujando en el suelo me acerco a la pared norte y con suavidad paso ambas manos por la misma activando la escritura que sobre esta fluye.* ¿Hana puedes traer el cuerpo por favor? *Aunque no había nadie en la estancia una elfina doméstica aparece por la puerta con el cuerpo de un joven dormido profundamente. Con un par de gestos el cuerpo ocupa su sitio, muevo con suavidad una mano indicando a la elfina que se fuera.* Eso será todo gracias, cierra al salir por favor.

*Espero hasta que esta sale, la puerta desaparece cuando la elfina la cierra quedando solo la ventana como única referencia del espacio. Ahora sí estaba sola, busco entre los símbolos de todas las paredes algunos específicos, Justin había tenido en cuenta bastantes cosas, pero debía de modificar algunas protecciones para que se adaptasen mejor a las circunstancias y añadir una muy particular que sabría que no le gustaría nada. Termino de modificar todo y vuelvo al centro de la habitación antes de que los carboncillos se detengan terminando su trabajo. Tres círculos tangentes bordeados de una cadena de escritura cuneiforme y otra de runas dentro de un círculo mayor donde se mezclaban runas, símbolos y más escritura, sonrío, era bonito unir magias diferentes para obtener un mismo objetivo, había símbolos de protección y de rechazo de forma que nadie pudiese interrumpir el ritual, pero también para impedir que la magia se descontrolase o no obedeciera. Miro un momento el cuerpo, se encontraba en otro círculo, el joven no despertaría bajo ninguna circunstancia es lo que pasaba cuando alguien tomaba una dosis tan alta de filtro de muertos en vida, el pobre, mejor que nunca despertase. Observo el tercer círculo un pentagrama perfectamente trazado, solo que las líneas eran escritura, había tenido que pactar con un pequeño diablillo para obtener las palabras exactas que necesitaba así como la pronunciación correcta y todo el procedimiento completo que debía usar, sabía que abrir un portal para un ser no astral era peligroso y tenía que ser muy precisa. Justin se había cabreado cuando le enseñé el dibujo en un pergamino, pero no iba a amedrentarme, “¿cómo había dicho que era?, ah, sí, vas a proyectar un rayo de luz en una noche tan oscura que el que no lo vea estará ciego”, que gracioso, como si no lo hubiese previsto ya, por eso sería un haz pequeñito, discreto, duraría un pulso, una estrella fugaz, abrir y cerrar y por supuesto que no sería yo quien entrase.*

*Me arrodillo en el suelo y saco del bolsillo derecho de mi túnica un cuenco de barro el cual coloco delante de mí, alrededor del mismo deposito varios objetos sin relación aparente, un par de plumas, un tintero y algunos carboncillos. Extraigo una mariposa de otro bolsillo y con un movimiento de la mano la abro dejando al descubierto la hoja, no puedo evitar jugar con esta un poco antes de tomarla bien y cortar con cierta profundidad mi antebrazo izquierdo a lo largo del mismo dejando que la sangre llene el cuenco, paso mi varita por el corte sanando este al instante, guardo la navaja en un bolsillo tras limpiarla con cuidado. Dejo la varita en el suelo a mi lado y coloco ambas manos en torno al bol, busco en mi mente las palabras necesarias y las pronuncio en mi interior provocando que la sangre comience a animarse, esta toma todos los objetos que rodean al bol y los introduce en el mismo, poco a poco se forma una pequeña figura de unos 30 cm, casi podría pensarse que es una copia en miniatura de una humana perfecta si no fuera porque una vez acabada esta salta fuera del bol. La miro con cariño y extiendo un dedo hacia esta.* Hola de nuevo pequeña Ñu, hoy no volaremos juntas por el cielo, necesito que me ayudes con un trabajo. *La figura sonríe por toda respuesta y despliega unas alas con las que vuela hasta sentarse en mi hombro. Me levanto con calma recogiendo mi varita en el proceso, la joia me había copiado las alas, era relajante tenerla volando cerca cuando me ayudaba en vez de tener que dejarle libre el suelo. Tomo el bastón que había permanecido todo el tiempo levitando en el círculo y acerco a este mi varita, esta se une al mismo como absorbida por él permitiéndome ampliar la potencia de cualquier hechizo que usase.* Ahora sí que está todo.

*Retiro el cubrepunta del bastón y corto ambas palmas de mis manos con la punta comenzando un cántico en un susurro en una lengua olvidada por muchos, escrita por unos pocos y habla por solo algunos locos que habíamos decidido estudiar el origen mismo del universo. Rodeo el báculo con mis manos dejando que la sangre recorra este, descendía como agua envolviéndolo y extendiéndose por la sala saltando los trazos que habían realizado los carboncillos. Poco a poco el espacio se va cubriendo de pictogramas en aparente sin sentido, hacia un lado, hacia el otro, girados, invertidos, parecía un ejercicio de alguien que solo quisiera cubrir la superficie. Cuando el último pictograma queda dibujado estos se reorganizan solas creando un patrón mayor mientras continuaba con el cántico, realizo una pequeña modulación produciendo que la sangre se seque de golpe quedando fijados en el suelo como si siempre hubieran estado ahí empezando estos a emitir pequeños reflejos aumentado la intensidad de los mismos. Cuando alcanzan su máxima intensidad comienzan a perder su relleno quedando solo el contorno pudiéndose apreciar a través de ellos un mar de oscuridad, un flujo natural como un río subterráneo que solo pudiese ser visto a través de estos.*

*Alzo la voz elevándola un tono normal, siento como la esencia oscura se eleva a través de los símbolos buscando quien la estaba llamando, aumento la velocidad del canto creando una corriente entorno a mí, casi se podría decir que estaba en el ojo de un huracán que se hubiera desencadenado en el interior de la sala, solo que este no estaba formado precisamente por aire. Percibía el deseo en mi cuerpo de tomar toda la magia que ahora fluía y hacerla mía, pero eso solo podría matarme y no era esa la intención. Ñu en mi hombro parecía divertirse con todo lo que veía. Desvío la mirada al cuerpo del joven, un pensamiento cruza mi mente imaginando un movimiento de varita y como respuesta un corte aparece en uno de los brazos creando un reguero de sangre el cual se va acumulando en un pequeño charco, no quería desangrarlo pues necesitaba que conservase gran parte de su sangre para más tarde, solo tomaría ahora un poco, la herida detiene su sangrado y se forma una pequeña costra. Cambio de cántico haciendo reaccionar a la oscuridad que me rodea, esta se prolonga tomando la sangre conduciéndola al pentagrama, que poco me gustaba y cuando estaba deseando terminar para hacerlo desaparecer.*

*Detengo el canto unos segundos, el tiempo suficiente para recitar uno muy distinto, repito las palabras del diablillo como si llevase toda la vida haciéndolo, había entendido el funcionamiento bastante rápido, pedir permiso, abrir, cerrar y desaparecer antes de que alguien notase nada. Me siento tan rara pronunciándolas, como si no fuese yo quien lo hiciera, si tuviera el colgante encima estaba segura de que este me impediría de alguna manera hacerlo, por suerte no lo llevaba ahora. Siento una esencia nueva abrirse paso respondiendo al salmo, observo como las palabras se iluminan tomando la sangre, dejando el suelo, ascendiendo con el flujo mágico creando una columna helicoidal, “wow”, era precioso ver como esta se desenrosca rompiendo con delicadeza el fino velo que separaba ambos planos, cuando alcanza el tamaño de un espejo de suelo se detiene la magia formando un filo el cual mantiene abierto el portal. Estudio la entrada, parecía que mirase a través de un espejo pero sabía que lo que mis ojos venían no era un exterior sino otro universo distinto, “así que esto es el infierno, ¿cuál será?” Cada religión tenía una forma de referenciarlo y una representación distinta, espera haber abierto el portal al plano adecuado. Hago un silencio más grande de lo natural en una partitura para ordenar a mi ayudante* Ñu, tu turno, lo mantendré abierto hasta que salgas, no te entretengas. *Continuo con el canto, apenas había sido un segundo, pero había bastado para hacer fluctuar la lámina. Ñu atraviesa el portal produciendo ondulaciones en el mismo, “como lanzar una piedra al agua” Contemplo como se aleja ya en el interior del infierno hasta desaparecer de mi vista, me centro en mantener el portal abierto, curioseando hasta donde alcanzaban mis ojos.*

*El tiempo transcurre tan lentamente, “maldita sea ¿dónde se había metido?” Ya tendría que estar de vuelta, no había previsto tanto tiempo, como si esta hubiera podido sentir mi inquietud diviso una llama acercarse a toda velocidad hacia el portal “¡¡¡¡¡¿qué es eso?!!!!!”, solo tenía que coger una mecha pequeñita no prenderse entera, “maldita loca”. En cuanto Ñu atraviesa el velo procedo a cerrarlo encontrando resistencia, estaba intentado abrirse más. Frunzo el ceño, ni de coña se me iba a descontrolar, percibo por el rabillo del ojo izquierdo como la espada que me había dejado Justin emite un resplandor saliendo de esta una luminosa energía que trepa por mi cuerpo y se extiende hacia el portal forzando a este a revertir el mismo proceso que había realizado para abrirse, era agradable, cálida, semejante a la que sentía con el colgante ¿tendrían algo en común? No importaba, ahora no, la esencia reduce la columna a un mero charco de sangre el cual desaparece con un fulgor de la misma, había dejado el círculo vacío, ninguna marca ni señal de la magia que lo había ocupado con anterioridad. La espada reclama su magia y la energía desciende hasta volver toda a su origen, aunque no pierde el brillo ¿me estaba protegiendo?, retiro una mano del bastón y la llevo a la empuñadura.* Muchas gracias.

*Retomo el canto inicial, mucho más tranquila ahora que ya solo dependía de mí lo que ocurriese, aunque empezaba a notar el cansancio, Ñu permanece a una distancia prudencial para no ponerme en riesgo, parecía un espíritu de fuego, pero me había servido para comprobar una duda que había pasado por mi mente muchas veces. Extraigo de mi túnica de nuevo mi navaja y la abro cortando la palma de mi mano izquierda sin soltar el bastón en ningún momento, devuelvo la mariposa al bolsillo y tomo el bastón con mi mano derecha dejando la izquierda en vertical. Cambio unas pocas palabras en el cántico haciendo que la esencia que había permanecido contenida y manejada por los pictogramas que había utilizado para convocarla mientras abría el portal volviera a responder. Esta se extiende nuevamente formando un pequeño cuenco en el cual se acumula la sangre que sale de mi cuerpo, cuando este se llena dejo sanar la herida. Ñu se lanza a la sangre prendiendo esta al introducirse en ella y sale por el lado opuesto de la vasija libre de las llamas aterrizando en el suelo, sentándose en una de mis botas, pobre, yo no era la única que estaba cansada, la próxima vez que la llamase sería para algo divertido, se lo había ganado.*

*Ya faltaba poco para terminar, aunque ahora me quedaba la parte más delicada y la que más incertidumbre me producía, busco en mi mente las palabras que necesitaba y las introduzco en la melodía surtiendo estas efecto inmediato. Del interior del recipiente salen una docenas de apéndices portando en su interior la sangre en llamas, el primero de ellos contacta la magia que mantiene las palabras en mi espalda con suavidad probando la reacción de mi piel, esta solo hace que la sangre debajo se caliente sustancialmente, dejo escapar un pequeño gemido, dolía, pero al menos no parece que fuese a aparecer quemadura alguna. Está bien, como la cera, del tirón antes de tener tiempo de pensar. Aumento la velocidad del canto hasta alcanzar un ritmo imposible de descifrar haciendo que todos los apéndices se lancen a retirar la magia arcaica que me marcaba, era como si calentara toda la sangre de mi cuerpo, el dolor me hacía sentir que me iba a desmallar, pero no podía, tenía que terminar. A medida que hacen desaparecer las letras de mi piel la van depositando en el cuerpo del joven durmiente y buscan su camino por el primer pictograma que encuentran al flujo del que provenían, desapareciendo las llamas en el río.*

*Cuando el último apéndice termina su trabajo el cuenco desaparece, vacío, retirándose la magia al huracán que todavía me rodeaba. Deslizo las manos hasta la cabeza del bastón, “terminemos con esto”. Reduzco la velocidad del cántico hasta convertirse casi en una nana la cual reordena todos los pictogramas que cubrían el suelo haciendo que estos comiencen a succionar toda la esencia oscura que había en la habitación devolviéndola al mar al que pertenecía. Al finalizar su trabajo las figuras recuperan su relleno y brillan con suaves reflejos mientras se desdibujan volviendo a convertirse en sangre, esta se concentra y se acumula en la vasija de la que había salido Ñu. Caigo de rodillas reventada, por fin puedo retirar las manos del bastón, lo utilizaría una última vez, pero antes necesitaba recuperar el aliento, estaba llevando mi cuerpo al límite. Ñu me mira y realiza un pequeño gesto, asiento con la cabeza.* Está bien pequeña, retírate ya, lo que queda lo puedo hacer sola. *La figura se introduce en el bol deshaciéndose, mezclándose la sangre que la componía con la que ya había.*

*Llevo una mano a la parte superior del bastón y desenrosco la lechuza que lo corona tomando la varita que se encontraba en su interior, con un rápido movimiento el cuenco queda vacío, lo guardo en un bolsillo de la túnica y coloco de nuevo la lechuza en su sitio. Me levanto apoyándome con suavidad en el báculo, no tenía intención de que se rompiera y me giro hacia el cuerpo que ahora quedaba cerca de una de mis botas, con un movimiento de mi varita lo alzo asegurándome de que toda la escritura que ya me conocía de memoria estaba en el cuerpo, “perfecto”, no percibía resto alguna de la magia en mi cuerpo, por fin me había librado de ella.*

*Con una pequeña floritura saco de un bolsillo un pequeño saquito del cual salen unas semillas, estas se reparten por todo el cuerpo del joven penetrando debajo de la piel del mismo. Cuando todas se han ubicado guardo el saquito vacío y la varita. Extiendo una mano sobre el cuerpo rodeando con la otra el bastón haciendo que las semillas despierten y usen la sangre de este como agua atravesando la piel hacia el exterior abriéndose unas hermosas rosas blancas teñidas de rojo por la sangre que habían usado para crecer, en un momento el cuerpo desaparece debajo del rosal pareciendo que estas había crecido sobre una estructura. Una sonrisa aparece en mi rostro, “la definición perfecta de rosal viviente”. Aprieto con suavidad la mano que tenía el bastón haciéndolo desaparecer. Saco mi varita utilizando mi mano izquierda.*

*Hago aparecer un enorme arcón en el que cupiese el cuerpo sin dañar las flores, utilizo un pequeño hechizo para que levite en el interior, asegurando que no sufriese daño alguno. Muevo la varita y se manifiesta un pergamino y una pluma, dicto con calma la carta dejando que la pluma haga su trabajo, cuando se termina de redactar tomo la pluma para firmarla personalmente y la cierro poniendo el nombre de la destinataria con una fina caligrafía ((la carta en la sede que no va el ocultar)). Realizo otra floritura y el arcón se cierra envolviéndose con una ancha cinta rosa rematándola un intrincado lazo. La cinta crea un sello de forma que solo su destinataria pudiera abrirlo. Coloco la carta en el lazo asegurándola con un simple hechizo y me dirijo hacia la ventana.*

*Abro la misma por completo y ululo con suavidad, en unos pocos segundos una bandada de lechuzas aparecen y toman el arcón levantándolo como si estuviese vacío y tras salir de la mansión alzan el vuelo hacia su destino. Cierro la ventana y apunto al suelo con la varita limpiando del mismo cualquier rastro de la magia que había realizado quedando la estancia tal como estaba cuando había llegado. Aparezco mi varita habitual y hago desaparecer con esta la que había estado utilizando. Noto como la varita se alegra de volver a estar en mi mano.* Yo también me alegro de volver a sentirte. *Camino hasta donde sabía que estaba la puerta y apunto a la pared con la varita haciéndola aparecer, coloco una mano en el pomo y la abro saliendo a un pasillo, busco la esencia de Justin y me dirijo a donde este se encuentra.*
Gracias a mi AI, me gusta mucho mi regalito :3 aunque no prometo no hacerle cosquillas

Imagen

Volver a “Ciudad Perdida”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 7 invitados