Sede - Le Mort

Zona exclusiva para juegos de role del tipo Aurores vs Mortifagos o Duelos y derivados de este estilo de Role. Por favor si no eres jugador no postees aquí o serás atacado al confundirte por un miembro del juego, si decides postear entras bajo tú responsabilidad con lo que no se aceptarán quejas de lo ocurrido con tu acto dentro, los jugadores no postean fuera por respeto, respeta tú su espacio. Si quieres ser auror o mortifago pregunta como serlo en SACLIM, Edén o en Morsmordre en este mismo subforo.
Steffan Ekans
Mensajes: 12
Registrado: 22 Jul 2010 00:43

Sede - Le Mort

Mensajepor Steffan Ekans » 22 Jul 2010 04:30

(Bienvenidos todos aquellos que busquen el poder, el poder sobre todas las cosas existentes. Para poder pertenecer a Le Mort solo hace falta una entrevista con Emanuelle Criv, enviadle mensajes privados para solicitar la entrevista, en la cual, se les explicará todo lo relacionado con Le Mort. Espero que busquen lo que yo. Saludos brujas y magos de CP.)

-El castillo se encuentra protegido, solamente se podrá aparecer fuera de él-
Última edición por Steffan Ekans el 07 Sep 2010 20:19, editado 2 veces en total.
[center]Imagen

Uploaded with ImageShack.us[/center]

[center]"Sed de inmortalidad, mis sed de almas y de poder... absorberá la consciencia de los débiles"[/center]
Steffan Ekans
Mensajes: 12
Registrado: 22 Jul 2010 00:43

Mensajepor Steffan Ekans » 22 Jul 2010 04:33

*Aperecía al filo de un acanrtilado muy cerca del mar. Las olas rompían muy cerca de ahí en una impresionante estructura rocosa que le recordaba a su amo, a aquel que siguió durante tanto tiempo, a aquel que murió siendo el poder encarnado. Caminó a paso firme hacia la orilla de la alta formación llena de musgo y hiedra. Observó un momento la noche recordando a su maestro, a lo que aprendió de él y lo que hubiese deseado aprender si aún estuviese vivo. Después de mirar la luna durante unos minutos, posó la mirada en la estructura rocosa en la que las olas rompían; era una cueva que se distinguía a unos kilometros de ahí, a través del mar. Sus ojos, rojos por los estragos de su pasado, reaccionaron ante el susurro del viento en sus oídos. Volvió el rostro encapuchado por la larga túnica de color escarláta que llevaba puesta, la cual, le cubría con majestuosidad el cuerpo y los largos, lacios y blancos cabellos. Perdió la mirada en el boscoso terreno bañado por la plateada luz de la luna, que se hinchaba en el nublado cielo. Movió los ojos como si intentase encontrar algo gigante frente a él, y con el sonido de las olas chocando y el silbido del viento estrellandose en su espalda alzó la varita con su mano izquierda, blancuzca y delgada mientras decía al suave movimiento de ésta*

-La hora ha llegado...*Exclamó esbozando una leve y malévola sonrisa que indicaba un misterioso indicio de algo inexplicable en aquel desértico terreno*

*De pronto, como si la fuerza del viento aumentara estimulada por un misterioso poder, el polvo y las hiedras se alzaron hasta el cielo, dejando ver al detenerse aquella furiosa ventisca, un enorme castillo de estilo muy particular. Pensó en los años que llevaba ahí escondido, en la invisibilidad a la vista de aquellos que se atreviesen a pasar por ahí. La enorme puerta de plata pura crujió al movimiento ligero de su varita, abriendose de par en par. El interior oscuro se invadió de las llamas doradas de las velas en los candelabros que se encendieron cuando entró al frío lugar. Las cincuenta habitaciones se encontraban ya dispuestas a recibir a los que desearan unírsele. Sonrió de nuevo mientras el aire se colaba por la entrada del castillo. El vestibulo era antiguo, gótico, lleno de cuadros de magos de antaño, oscuros, de distintas nacionalidades. Caminó a paso lento y se sentó en la sala de muebles victorianos aterciopelados de color purpura. Respiró una bocanada de aire, como si su alma al fin comenzara a sentirse viva. En el acto, frente a la chimenea sonrió de nuevo a la vez que la puerta plateada se cerraba al paso del viento.*
*Dos enormes figuras se alzaron de las aguas, emergiendo cual criatura bañada en sombras, rugiendo de alegría tal vez, por la llegada de su amo y por lo que estaba a punto de comenzar en Ciudad Perdida. Una escalofriante carcajada invadió los alrededores justo cuando los dragones agitaban ansiosos sus alas, girando sobre el castillo, por el cual nadie podría atravesar sin la autorización de aquel mago de apariencia extraña y mirada intimidante. Nadie que no se encontrara en la lista de Le Mort.*


[center]Imagen

Uploaded with ImageShack.us[/center]
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]



[center]"Sed de inmortalidad, mis sed de almas y de poder... absorberá la consciencia de los débiles"[/center]
Emanuelle Criv
Mensajes: 14
Registrado: 22 Jul 2010 20:32

Mensajepor Emanuelle Criv » 22 Jul 2010 20:50

*Aparece muy cerca del castillo, frente a las puertas plateadas, observando detenidamente la antigua construcción que alguna vez habitó hace muchos años*
*Los dragones agitan sus alas impacientes, tal vez esperando la orden de su amo para atacar a la recién llegada*
*La joven camina pausadamente en dirección a la entrada. Sabe que no podrá pasar a menos que Steffan lo permita*


~Steffan! *grita con fuerza, intentando hacer que su voz retumbe en el tétrico castillo bañado por la gris luz del día nublado por opácas nubes*

*El mar se agitaba enojado. Quizá una tormenta se avecina sobre aquel solitario lugar. Las cosas no se presentan del todo claras para los que no conocen las intenciones de Steffan, pero ella, una de las mejores aliadas de Le Mort, se encargará de hacer entender el acontecimiento reciente*

*El viento le agitaba los negros cabellos, y la túnica turquesa con detalles elegantes se ondeaba desesperada. Así la joven hechicera esperaba la respuesta a su llamado*
Steffan Ekans
Mensajes: 12
Registrado: 22 Jul 2010 00:43

Mensajepor Steffan Ekans » 22 Jul 2010 21:34

*Las puertas de plata qeu se opacaban ante el cielo nublado se abrieron de par en par para dejar pasar a la mujer que había gritado su nombre, el nombre del propietario de aquella enorme construcción*

*Una humarada de color purpura se plantó en el enorme umbral. Al desvanecerse aquella masa violeta de humo, Steffan surgió de entre la nada*
-Emmanuelle, es un placer recibirte... pasa! *indicó el mago con fría inexpresión, haciendole una seña con la mano derecha a la bruja que aún se encontraba parada fuera del castillo*
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]



[center]"Sed de inmortalidad, mis sed de almas y de poder... absorberá la consciencia de los débiles"[/center]
Emanuelle Criv
Mensajes: 14
Registrado: 22 Jul 2010 20:32

Mensajepor Emanuelle Criv » 22 Jul 2010 21:50

*Con una leve pero notoria sonrisa da los pasos necesarios para cruzar el portal que conduce al interior del enorme castillo*

*Los dragones le gruñen ansiosos de probar su carne, pero ella sabe que Steffan los mantiene controlados*

*Cuando entra y las puertas de plata se cierran tras ella, admira lo esplendoroso que luce aquel lugar que ha extrañado durante tantos años. Por las ventanas se cuela la luz débil del día que traspasa el opaco cristal. Sin pensarlo más se sienta en la sala de terciopelo en la que había deseado sentarse durante tanto tiempo. Respiró profundo y comenzó a hablar*


~He tenido un sueño en el que veía el castillo y a los dragones. Supe de inmediato que se trataba de ti Steffan. Mi vida no ha sido fácil los últimos años. Le Mort es lo único que me queda ahora. He vivido escondida más de diez años en Noruega, Steffan. Las cosas son diferentes ahora supongo. Creí... que nunca volverías... llegue a pensar lo peor ¿sabes? Pero me alegro mucho de que estes aquí, listo supongo, para iniciar lo que nunca pudiste.

*Sus ojos se clavaron en el mago de apariencia joven que la había recibido en el castillo. Espero una respuesta en un silencio que el silbido del aire en los ventanales intentaba romper*
[center]Imagen

Uploaded with ImageShack.us[/center]
Steffan Ekans
Mensajes: 12
Registrado: 22 Jul 2010 00:43

Mensajepor Steffan Ekans » 22 Jul 2010 22:09

*Se sentó en uno de los sillones aterciopelados de la sala de estar y miró a la bruja fijamente a los ojos*

-Supongo que ha sido difícil para ti, y lo siento de verdad. Para mi las cosas tampoco se han tornado nada fácil. Pero bueno, de eso luego. Ahora solo puedo invitarte a descansar, has pasado por un largo viaje para llegar aquí. Tu antigua habitación ya te espera. Te aseguro que reanudaremos pronto la charla, querida mía. Por ahora tú serás la encargada de admitir a los nuevos miembros de Le Mort, ya que, como intuyo, estaras enterada de que todos los antiguos miembros murieron... Recuerda a los que se entrevisten contigo tres cosas primordiales: la primera es que Le Mort no es un grupo de mortífagos ni aurores, nosotros no poseemos ese... ¿cómo se dice? ah! si, desagradable toque impropio en el uso de la magia... la clase es algo con lo que se nace.

*Dijo esbozando una macabara sonrisa sin mostrar los dientes*

-En segundo lugar, hay que dejarles en claro que la magia que Le Mort posee es para grupos selectos. Lo sabes, y muy bien, que no cualquier persona puede ser admitida. Buscamos magos y brujas reconocidos por sus talentos y con la clase suficiente para entrar en éste castillo. Y como tercer punto, y el más importante diría yo... es inaceptable la traición a Le Mort, sí así fuese el mago o bruja moriría. Que les quede claro el objetivo querida mía, buscamos eliminar toda rata que no posea lo que se necesita para vivir en este mundo... lo demás sera explicado con detalle, pero eso ya lo sabes... nos reuniremos en la cena, descansa.

*Al finalizar aquellas palabras se dispuso a subir la enorme escalera que conducía a las habitaciones, a paso lento. Su voz había sido fría y su mirada perdida como de costumbre. Había dejado a cargo de las admisiones a Emanuelle, la persona en la que tal vez más confiaba en el mundo*
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]



[center]"Sed de inmortalidad, mis sed de almas y de poder... absorberá la consciencia de los débiles"[/center]
Emanuelle Criv
Mensajes: 14
Registrado: 22 Jul 2010 20:32

Mensajepor Emanuelle Criv » 23 Jul 2010 00:04

*Emanuelle sintió un deseo inmenso por subir y recostarse en su vieja cama. Subió las escaleras de piedras unos minutos después de Steffan. En la cena charlarían más. Se dirigió a la puerta de madera que conducía a su antiguo aposento y entró sin dudarlo más, iluminada por la media luz que intentaba débilmente penetrar el interior del castillo. Cerró la puerta y se recostó en la cama hasta quedarse completamente dormida*
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]
Steffan Ekans
Mensajes: 12
Registrado: 22 Jul 2010 00:43

Mensajepor Steffan Ekans » 23 Jul 2010 04:08

*Steffan baja los peldaños con lentitud. El castillo se encuentra envuelto en tinieblas, lo único que ilumina el vestibulo es la llamarada que se retuerce en la chimenea.*

*Se dirige arrastrando la larga y elegante túnica escarláta hacia el comedor; una antigua y fina mesa de ébano oscuro con grabados extraños elegantemente tallados en las cuatro patas que le sostienen*

*Al hacer un ligero movimiento con la varita de roble en la mano, un extravagante candelabro que pende del techo de piedra, enciende de inmediato sus docenas de velas de cera blanca*

*Admira durante un momento la majestuosidad del lugar. Sonríe un poco al ver aquel lugar con ventanales cubiertos por rojas cortinas de terciopelo y se dirige a la silla de la cabecera de la larga mesa. Se sienta y observa lo mucho que extrañaba ese lugar, pero a la vez algo en su mente se escapal, algo terrible, algo de lo mucho que sufrió en su ausencia en el mundo de los magos comunes*

*Espera paciente por la segunda y única Le Mort. Espera para comenzar una deliciosa cena y una larga charla*
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]



[center]"Sed de inmortalidad, mis sed de almas y de poder... absorberá la consciencia de los débiles"[/center]
Emanuelle Criv
Mensajes: 14
Registrado: 22 Jul 2010 20:32

Mensajepor Emanuelle Criv » 23 Jul 2010 04:18

*Baja los escalones aturdida de tanto dormir y camina hacia el comedor*

*Escucha el susurro del viento golpeando los cristales de los ventanales. Al parecer, fuera del castillo el viento resopla con furia. Escucha también a los dragones crugir sus mandibulas y hacer sonidos extraños, tal vez se trate de algún animal que han visto y decidido devorar*

*Entra en el salón iluminado por el candelabro y se sienta en una de las sillas laterales a la cabecera, muy cerca de Steffan. Le mira a los rojos y brillantes ojos y dice*


~He dormido como nunca. El viaje aquí me cansó demasiado... y bien, ¿qué cenaremos? estoy muerta de hambre...
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]
Steffan Ekans
Mensajes: 12
Registrado: 22 Jul 2010 00:43

Mensajepor Steffan Ekans » 23 Jul 2010 04:29

*Observó a Emanuelle y dijo*

-No lo sé, he dejado carta libre a los elfos para que nos sorprendan ésta noche. Que bueno que hayas descansado bien.

*En ese momento un elfo doméstico se materializó cerca de la mesa y caminó rápidamente hacia Steffan para entregarle una botella oscura con una etiqueta en la que se leía: "Manifique Vid, French wine". Después de entregarle la botella a Steffan en las manos, el elfo colocó frente a Emanuelle una copa de cristal cortado, y luego hizo lomismo con Steffan.*

-Gracias

*Dijo el mago, y acto seguido el elfo se esfumó en el aire. Steffan sirvió el vino en las copas, primero en la de Emanuelle y después en la suya*

-He recibido la carta de un mortífago, esta tarde.

*Anunció, mientras comenzaba a degustar el líquido rojizo oscuro en el interior de su copa*
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]



[center]"Sed de inmortalidad, mis sed de almas y de poder... absorberá la consciencia de los débiles"[/center]
Emanuelle Criv
Mensajes: 14
Registrado: 22 Jul 2010 20:32

Mensajepor Emanuelle Criv » 23 Jul 2010 04:35

*Se atragantó un poco con el vino que acababa de pasar por su garganta*

~¿Mortífago? Pero... no se supone que no deberías tener contacto con nadie, mucho menos con mortífagos, por lo pronto???

*Se bebió la copa de vino de un solo trago esperando impaciente la respuesta de Steffan*
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]
Steffan Ekans
Mensajes: 12
Registrado: 22 Jul 2010 00:43

Mensajepor Steffan Ekans » 23 Jul 2010 04:46

*Con la fría mirada que le caracteriza, afirmó con la cabeza*

-Así es, he pensado y será mejor que socialicemos. Tal vez algunos de ellos tengan algo de lo que buscamos. Haremos una reunión; ellos enviaran una lechuza para ponernos de acuerdo. La reunión será aquí en el castillo. Vendrán tres de ellos. Será una reunión pacífica, para conocernos...

*Bebió un poco más de vino y prosiguió con la mirada perdida al frente de la mesa de ébano en la que se encontraban*

-Tengo planes, querida mía. Los Le Mort tienen que volver y mis fuerzas están recuperadas. Será interesante conocer gente nueva, sobretodo aquí en Cd. Perdida. Han pasado muchísimos años desde la última vez que estuvimos aquí. Así que, ¿me ayudarás con los preparativos?... Querida mía, es solo una reunión, ello no significa que nuestros invitados serán unos Le Mort.
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]



[center]"Sed de inmortalidad, mis sed de almas y de poder... absorberá la consciencia de los débiles"[/center]
Emanuelle Criv
Mensajes: 14
Registrado: 22 Jul 2010 20:32

Mensajepor Emanuelle Criv » 23 Jul 2010 07:26

*Se asombró un poco al escuchar sobre la reunión con los mortífagos, pero confiaba ciegamente en Steffan y estaba segura de que si él creía que la reunión era buena idea pues es que debía serlo*

*Tomó la copa entre las manos y la observó mientras hablaba*


~Esta bien, te ayudare... que más da! Haremos una buena reunión.

*En ese momento dos elfos se materializaron con platos servidos con filestes bañados en salsa agridulce. Emanuelle ansiaba probar aquel suculento platillo*

~Extraño mucho esto Steffan...

*Dijo la joven mientras comían*

*El tiempo transcurrió en silencio y Emanuelle se levantó de la elegante silla que adornaba el comedor*


~Me voy a dormir, gracias por la cena... mañana temprano charlamos de nuevo. Que descanses Steffan.

*Y tras haber hablado recorrió el vestíbulo y subió las escaleras hasta su habitación, en la que se cambió y se quedó profundamente dormida mientras leía un libro titulado "El arte del poder"*
Última edición por Emanuelle Criv el 28 Jul 2010 22:58, editado 1 vez en total.
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]
Steffan Ekans
Mensajes: 12
Registrado: 22 Jul 2010 00:43

Mensajepor Steffan Ekans » 23 Jul 2010 07:33

*Observó los platos vacíos tras haber deseado buenas noches a Emanuelle. Pensó en lo interesante que sería la reunión y se levantó unos minutos después, al salir de su ensimismamiento*

*Hizo señas a los elfos, que aún se encontraban ahí, para que recogieran los platos sucios*

*Atravesó el vestibulo dejando atrás el sonido de los elfos que aseaban el comedor y subió las escaleras, pensativo en lo mucho que tendría que reflexionar durante la noche, la cual, estaba envuelta en rafagas enojadas de aire que silbaban en los ventanales de todo el castillo. Afuera, los dragones vigilaban los alrededores de aquel misterioso lugar en el que se posaba el castillo Le Mort*
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]



[center]"Sed de inmortalidad, mis sed de almas y de poder... absorberá la consciencia de los débiles"[/center]
Emanuelle Criv
Mensajes: 14
Registrado: 22 Jul 2010 20:32

Mensajepor Emanuelle Criv » 27 Jul 2010 23:56

*Emanuelle asomó la vista a través del cristal que conformaba su ventana*

*El viento resoplaba con fuerza en el exterior e intentaba furioso traspasar el cristal emitiendo un chiflido algo aterrador. Los dragones que custodiaban el castillo Le Mort movían las alas en el nublado cielo, ansiosos de sangre tal vez.*

*Y estaba lista para aquella reunión que Steffan había pactado con tres mortífagos. Ella les recibiría en el vestibulo cuando las puertas de plata les dejasen entrar*

*Contempló unos minutos más el invernal clima anticipado a la época y decidió bajar a la estancia*

*Al cerrar la puerta de su habitación observó la escalera que conducía a la torre en la que se encontraba la habitación de Steffan. Se preguntó que estaría haciendo, pero decidió no importunarlo. Él le había indicado que bajaría cuando sintiera la presencia de los mortífagos*

*Al llegar a la planta baja la media luz que se colaba por los ventanales cubiertos por cortinas purpura aterciopeladas, se sentó en la sala a contemplar las llamas contonearse, meditando, esperando a sus invitados*
[center]Imagen



Uploaded with ImageShack.us[/center]

Volver a “Ciudad Perdida”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 7 invitados