Club de Strippers Moulin Rouge

Zona exclusiva para juegos de role del tipo Aurores vs Mortifagos o Duelos y derivados de este estilo de Role. Por favor si no eres jugador no postees aquí o serás atacado al confundirte por un miembro del juego, si decides postear entras bajo tú responsabilidad con lo que no se aceptarán quejas de lo ocurrido con tu acto dentro, los jugadores no postean fuera por respeto, respeta tú su espacio. Si quieres ser auror o mortifago pregunta como serlo en SACLIM, Edén o en Morsmordre en este mismo subforo.
Dracovi
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 3423
Registrado: 11 Jul 2006 16:13

Re: Club de Strippers Moulin Rouge

Mensajepor Dracovi » 29 Ene 2018 10:29

((Buuuuuh, sorpresa!!!!!! Llevo una eternidad desaparecida de todos lados lo sé, pero me he pasado y no podía dejar que nadie le hiciera daño a Dan. DANNNN GUAPAAAA YA VOY AL RESCATEEEE. Val no me odies, sabes que también te quiero.))

*Aparezco con un suave puff delante del local acompañada de una hermosa jovencita de pelo castaño y ojos miel. Llevaba unas botas altas de tacón de aguja con una altura de vértigo y un vestido bastante ajustado con un pequeño cinto del que colgaba en apariencia una fusta, aunque era mi varita camuflada, terminaba mi atuendo con un elegante moño con dos elegantes palillos que ocultaban sendos punzones, había cogido la costumbre de picotear y resultaban muy útiles para hacer un discreto corte. Marie, ese era el nombre de la joven, llevaba un cómodo vestido ancho y oportunamente sin mangas por lo que le había cedido mi capa para que no pasase frío. Un pequeño cosquilleo me recorre la espalda cuando aparecemos, una vieja cicatriz parecía que había encontrado a su dueña, no digo nada a Marie, pero me quedo en silencio mirando la fachada, demasiado silencio, algo pasaba ¿estaría dentro...?* Ama, ¿tomamos una última copa en mi habitación? *Las palabras de la joven me sacan de mis pensamientos e inintencionadamente la miro con un desprecio infinito entrecerrando los ojos, quedaba un poco por encima de ella ya que esta iba plana y el rostro de la misma torna a blanco ante mí mirada. Veo el miedo reflejado en ella y niego con la cabeza. Qué daño me habían hecho algunas malas influencias "¿Cuando he empezado a mirar así a la gente?" Sonrío para no asustarla y mi mirada se torna divertida ¿me había hablado sin pedir permiso?, alguien se había ganado un castigo.* Marie cariño *le digo con cierto tono adelantándole su insolencia* ¿te he dado o me has pedido permiso para hablar? *La joven me observaba dubitativa sonrojándose por momentos, ella también sabía lo que le esperaba.* No ama, perdóneme por favor. *Agacha la cabeza como un niño al que regañan perfectamente consciente de que ha hecho algo mal.* Bueno, pues parece que habrá que tomar esa copa. *Abro la puerta del establecimiento y galantemente la invito a pasar entrando tras de ella y cerrando la puerta.*

*Definitivamente pasaba algo, el interior estaba desierto, no había ni un alma. Marie me mira asustada, ella sabía tan bien como yo que debería estar lleno o al menos haber gente por lo que solo podía significar una cosa, mortífagos y la ciudad tenía aprendido que si no querían perder su vida tenían dos opciones huir si podían u obedecer y rezar por vivir para contarlo. Yo por otro lado solía tirarme a la piscina y nadar con tiburones, pero eso era algo que mi acompañante no se podía permitir.* Marie, preciosa coge una botella y vamos a sentarnos, voy a dar una vuelta. *Mis palabras podrían haber sonado extrañas a cualquiera que las hubiese escuchado, máxime porque caminar y sentarse era dos opciones opuestas, pero Marie me conocía lo suficiente como para saber que tenía en mente. Saco una bolsita del escote del vestido y deposito sobre la mano de la muchacha unas monedas. Ella se dirige a la barra y tras rodearla toma una botella de vino y deja las monedas en la caja. Yo mientras localizo un cómodo sofá donde pudiésemos sentarnos las dos. Marie llega con dos copas y se sienta a mi lado, las llena hasta la mitad y me ofrece una. La tomo y bebo un sorbo depositándola de nuevo en la mesa.* Bien, ahora jovencita te vas a portar como debes y te vas a quedar obedientemente aquí sentada, bebe si quieres pero solo esa copa, cuando vuelva te daré nuevas instrucciones.

*No necesitaba hacer mucho esfuerzo para buscar nada, ya sabía donde había y no alguna presencia y estaba todo vacío a excepción de dos personas en una habitación, pero por deformación revisaría el edificio entero. Cierro los ojos y me proyecto hasta la planta superior caminando por el pasillo asegurándome que no hay nadie, cuando termino la planta pasa por mi mente la percepción de que Marie no me había hecho caso y estaba rellenando la copa, regreso a mi cuerpo y abro un ojo, la observo bebiendo de la mía, está da un pequeño respingo cuando se ve pillada y se atraganta con el vino, sonrío y le doy un pequeño pellizco en una nalga.* No vas a volver a tener nunca ese culito con su color normal como sigas desobedeciendo así. *Ella deja la copa y se arrodilla en el suelo pidiéndome perdón. Le acaricio la cabeza jugando con su pelo y dándole algunos tirones, esta solo hace algunas muecas sin emitir sonido alguno.* Déjame hacer mi trabajo niña traviesa. *Suelto el pelo de esta y vuelvo a proyectarme abandonando mi cuerpo. Continuo con la ronda hasta que llego a la planta en cuestión, aunque no tenía dudas desde hacía un rato de la situación no la estaba buscando, me detengo delante de la pared y la toco para asegurarme, efectivamente, Val, Dan y un cuerpo. Qué manía a dejar cuerpos por todos lados, con la calma que había habido estos años tenían que salir del agujero a dar trabajo al sepulturero, en fin, se había acabado la diversión para Marie, no pensaba exponerla y más cuando me parecía percibir que Dan estaba herida. ¿Desde cuándo herían en morsmordre a un cadete en público? No sé qué había hecho Dan, pero si Val le había agredido la conocía lo suficiente como para saber que estaría muy suelta con la varita. Regreso a mi cuerpo y lo primero que veo al abrir los ojos es a Marie todavía en el suelo.* Levanta Marie, coge la botella y vuelve a casa, tengo que atender un asunto. *La joven no se lo pensó dos veces y tomó la botella, le doy en fugaz beso en la mejilla antes de que salga por la puerta y escucho un puf en el exterior cuando desaparece.*

*Me levanto con elegancia y tomo mi varita, había aprendido a moverme con total sigilo a pesar de llevar zapatos tan altos, me quedo un segundo pensativa ¿se había llevado Marie mi capa? ya la recuperaría. Camino con calma hasta la habitación y apunto a la puerta "Bombarda". Esta sale disparada hacia el interior del espacio. Entro en silencio en la habitación y sin mediar palabra con nadie cierro los ojos de Rosie.* Qué pena de jovencita, con lo hermosa que era. *Paso con cuidado mi varita delante de ella y hago desaparecer el cuerpo. Me giro mirando inquisitivamente a las dos jóvenes, muevo mi varita por inercia apuntando a Dan "Episkey", las heridas de esta se curan.* ¿Y bien, quien de ustedes dos es la responsable de cargarse la buena estadística que tenía la ciudad de 0 muertos por su culpa? *No sé qué habría hecho la cadete para enfadar a su capitana, pero muy en el fondo una parte de mí tenía la esperanza de que en algún momento la joven se enderezase y saliese de la oscuridad en la que se había metido, de Val por el contrario no esperaba nada, tendría que arder mucho en el infierno antes de poder redimirse, aunque teniendo el enchufe que tenía me extrañaba mucho que llegase a nada. Un fugaz pensamiento pasa mi cabeza "¿Quien más habrá vuelto de morsmordre?" Repaso brevemente los últimos encuentros que había tenido planteándome quienes tal vez hubiesen regresado, con suerte solo serían ellas y el resto seguirían desaparecido. Si no había suerte podrían aparecer más gente y empezar a ponerse la cosa seria. No sé cómo ni en qué momento me había adaptado a encontrarme con Dan y Val por todos lados, pero tratar con la capitana de morsmordre cuando estaba de buenas era llevable, incluso podría llegar a ser divertido, con ella de malas era inflamable y si ya aparecía Dante era hacer malabares con fuego griego, con el altísimo riesgo de salir quemada, aunque cuando una ha ardido tantas veces sabe que al final la piel se cura. Esperaba que solo estuvieran ellas, a Marie no le sentaba demasiado bien el vino y se había llevado la botella prácticamente llena.*
Gracias a mi AI, me gusta mucho mi regalito :3 aunque no prometo no hacerle cosquillas

Imagen

Volver a “Ciudad Perdida”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados