Vuela, vuela alto 2.0

[i:] La metrópoli del foro, crea un fic! Busca gente para realizar alguna actividad o montar una empresa ó simplemente haz lo que te apetezca hacer y compartir con el resto de compañeros [/i:]
Estrella_amy
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 5293
Registrado: 15 Jun 2006 16:28

Vuela, vuela alto 2.0

Mensajepor Estrella_amy » 04 Dic 2014 20:39

Para nosotros, los que hemos luchado por esto! Porque lo valemos! (Loreeeaaaaaal)

Y especialmente para Jenny <3

Mi niña, nunca dejes de volar, si necesitas alas nuevas... ¡Cuenta conmigo!


[center]╰☆╮[/center]
[center]
:dot: - 1. SE CUMPLE EL MES - :dot:[/center]

[center]
“Y que en el más tórrido mes de Agosto pueda desatarse una tormenta, como en el más común destino puede cruzarse el diablo.???
Los tañidos de las campanas desde lo alto del imperioso torreón le indicaban que armoniosamente llegaba la cuenta atrás acompañada de la oscuridad inmensa de la noche. El frío viento corroía sus entrañas, y hacía que mil escalofríos espantosos recorrieran su espalda. Su cuerpo tiritaba mientras el aguacero la empapaba, más todo aquello no le importaba en absoluto. ¡No! Su mente kamikaze sólo volaba intrépidamente hacia los más sinuosos recovecos de la fantasía, intentando evadirse de la realidad. Desde el pie del campanario nada se podía ver, excepto la continua cortina de agua y los vahos que salían de su boca. Sus suspiros se hacían más intensos, el pecho comenzaba a arderle por el dolor que le provocaba el helor, que era como cien estacas atravesándole el tronco.
Sola estaba, sola quería estar. No necesitaba más que la soledad y el trocito de cordura que le quedaba.
Advirtió que su piel se había erizado como escarpia, y que su alrededor se cubría de una leve capa de escarcha, mas ese agresivo frío la ayudaba a encontrar serenidad. Necesitaba que el dolor físico fuera mayor que el psicológico para percibir que tenía el control de la situación, para recapacitar, para sumergirse por completo en la fuente de todos sus males: sus recuerdos.
Y entonces se perdió por las inquietantes calles de su memoria.



.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.

“No llores, por favor, no lo hagas. Te ves muy fea así…
No te preocupes… te juro que no dolerá. Te gustará, disfrutarás viendo mi placer… Aunque no quieras…

No puedes derribarme… ¡Angelito! Soy más experto que tú. Tu magia apenas puede rasguñarme…

Bah… ¡No tengo miedo a nada! ¡Si ni siquiera sabes mi nombre!... ¿Gero? Jajá, no me hagas reír…

Te ves tan vulnerable en mis brazos, tan indefensa, y tan alterada a la vez… Sí, déjame morderte entera… ¡Me enloqueces! No puedo dejarte escapar… No me llores, por favor, ¡es tan ridículo!

Deja de comportarte como una niñata, te voy a hacer mujer, ¿por qué no sonríes? Deberías estar feliz…

¡No patalees, no me empujes, no apartes mis labios de tu cuerpo! ¡Ni mis manos, ni mi propio cuerpo!

¡Ais! ¡Lo siento muñeca! Te advertí que no lo hicieras. ¿Sientes vergüenza? ¡Por dios, no seas idiota!

Estoy cansándome de andar con rodeos, ahora no te daré oportunidad para que seas buena, te lo has buscado… Vas a conocerme de verdad.

¡Oh sí! ¿Lo notas? ¿Lo notas verdad? Está demasiado prieto… Pero aun así no consigues hacerme daño, al contrario, me excita más… Déjate llevar… Cuánto más luches, más me encederás… ¿Sientes como ardemos juntos en la misma hoguera? ¡Me estás haciendo feliz! ¿No lo ves? ¡Disfrútame nena! No grites…

Vuelves a llorar de nuevo… Maldita… ¡No pueden oírnos! Lo siento, pero tus empeños en estropearme la puta noche sólo hacen que todo esto sea más divertido…
Desde hoy, y para siempre, serás mía… “
.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.



Consternado y preocupado por la desaparición de su hermana menor, Blaise Zabinni divagó veloz como un potro por las húmedas calles del lugar, que en aquella sombría noche se veían más fantasmagóricas de lo habitual. Inconscientemente ya sabía dónde dirigirse, sabía de sobra que el campanario era el lugar que más frecuentaba cuando Estrella buscaba la calma y la serenidad en la soledad. Y es que, al parecer de Blaise, su hermana andaba en las últimas semanas un tanto enloquecida y perturbada. “Serán cosas de la edad???, había asegurado su madre, sin embargo él estaba bastante preocupado.

Avanzó bajo la tormenta mientras la lluvia le empapaba el cabello negro como el ébano. Le costaba ya que el camino al campanario era escarpado y abrupto, y el temporal no favorecía en absoluto. Divisó el torreón del campanario a lo lejos, pero no la silueta de su hermana. Desalentado corrió desesperado, hasta lograr ver lo que antes no podía.
Encontró a su hermana tendida en el suelo, aparentemente inconsciente, y ofuscado en la idea de sacarla de allí la agarró en brazos y la tomó con cuidado. La chica despertó al notar el roce de sus manos y sobresaltada, sin reconocer a quién la llevaba tomada, comenzó a gritar y a intentar desatarse. Su hermano, asustado, la zarandeó gritando su nombre y la agarró de la cara haciéndole ver quién era. La muchacha se calmó poco a poco al reconocer la mirada azul cristalina de su hermano.
Él, con suavidad y delicadeza, secó las frías lágrimas que se habían desprendido de los verdes y almendrados ojos de ella, la observó sobrecogido, y la abrazó sin soltarla un segundo, inquietado y sofocado por lo ocurrido.
- ¿Qué diablos te sucede?- preguntó al fin con la voz quebrada.
Su hermana le miró vacía, su rostro mustio no varió para nada, y sin más se derrumbó en los brazos de su hermano y se echó a llorar.
Ella miró el reloj en lo alto de la torre, y al fin pudo descifrar en la oscuridad la hora que marcaban las agujas.
- Las doce y cuarto…- pensó Estrella- Se cumplió un mes…
Blaise volvió a tomarla en brazos, y así la llevó de vuelta a casa, donde sus padres la esperaban desquiciados.




La tormenta otoñal no amainó y acompañó el clima también durante el día siguiente, que pintaba las calles de un color marrón-grisáceo por el barro de la lluvia. El fuerte viento había hecho que las hojas de los árboles caduca se volaran, dejándolos totalmente desnudos. Aquel paisaje borrascoso acompañaba a la perfección los sentimientos de Estrella, que observaba con la mirada perdida a través de la empañada ventana como el agua discurría por pequeños regueros en su jardín.
Tenía el cabello castaño claro totalmente enmarañado y apagado, cayéndole por los hombros de manera desordenada. Su rostro dibujaba una ausencia insólita de espíritu, su cuerpo parecía haber perdido todo su calor.
Cuando ella se encontraba ensimismada en sus pensamientos interiores, alguien llamó a la puerta, sobresaltándola y sacándola de su fuero.
Se giró hacia la puerta mientras ésta se abría cautelosamente y mostraba tras ella a una mujer menuda de cabello dorado junto a su hermano.
La mujer, sin esperar ni una palabra, se abalanzó sobre la chica, abrazándola fuertemente, mientras Estrella miraba fijamente los ojos azules turquesa e imperturbables del Blaise, que refulgían en rabia y dolor. De repente Estrella creyó atisbar una lágrima cayendo de los ojos de su hermano.
Al fin, Angie, la madre de los muchachos, alzó la cabeza del hombro de su hija y se separó, Blaise se quedó apoyado en el marco de la puerta y Estrella se quedó mirando el suelo delirante.
- ¿Por qué lo hiciste?- preguntó su madre con la voz crispada.- ¿Por qué escapaste? ¡Podía haberte atacado cualquier criatura!
Estrella volvió a desviar la mirada hacia la ventana, enmudecida, sin dirigir una palabra a nadie. Su mente voló de nuevo hacia el recuerdo, haciendo que sintiera el dolor de finas agujas cargadas de veneno clavándosele en el pecho.
Angie se dio cuenta de que no conseguiría nada interrogándola, no lo había conseguido en las anteriores ocasiones, tampoco lo iba a conseguir en ese momento, así que se limitó a acariciar el cabello de su hija, besar su frente, y darle alentadoras palabras de ánimo. Estrella levantó la mirada por primera vez en el día, sus ojos verdes se estaban volviendo ambarinos a causa del llanto.
Angie no sabía qué hacer, desde hacía un mes que Estrella se comportaba de aquella forma, y lo peor de todo es que nada podía hacer pues ni siquiera conocía el motivo. Quería pensar que todo sería algo circunstancial, asociado a la adolescencia y a las hormonas, y que acabaría pasando. “Un mal pasajero??? o cómo decían tanto su marido como ella “La edad del pavo???. Le dedicó una pequeña sonrisa que Estrella no pudo devolver con los labios pero sí con la mirada. Se dio por satisfecha con aquello y junto a Blaise abandonó la estancia.

Y pasaron las horas en aquella habitación oscura de paredes grises, y Estrella seguía perdida en la ventana, observando el exterior desde la burbuja que era para ella su habitación, y sin querer le llamó la atención cierto personaje de la calle que no pudo identificar. Un muchacho de cabello moreno muy brillante andaba por la calle de enfrente cargado con cajas, siguiendo a un chiquillo que parecía tener unos cuántos años menos que él.
Y casi sin darse cuenta, Estrella había penetrado en una historia totalmente diferente a la suya…[/center]
Última edición por Estrella_amy el 11 Dic 2014 20:33, editado 1 vez en total.
[center]Imagen

Manita grachie *-* TQ!

Imagen

Mami, te amo *-*



Imagen

- Sky, legendary trainer! - (by kairi ^^ =D)
[/center]
VINDY
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 5189
Registrado: 17 Jun 2006 20:34

Mensajepor VINDY » 07 Dic 2014 13:12

Hello hellooooooo!!!
Manis!! que alegria leer esto de nuevo!!!
Pero ha habido cambios por lo que veo, ahora Blaise es tu hermano?? :hmmm: :tongue2:
Espero poder colaborar, aunque voy pillada de tiempo :sweatdrop:

:kissar4: :kissar4: :kissar4:
[center]
by Mdy ^^:
Imagen
Mi pj en el fic El Muro, gracias Lilith!! ^^:
Imagen
Firmita hecha por mi primis Mdy!! *o*
Imagen

[hide=VINDY by Claris]Imagen[/hide]
[hide=Manis!!! os kiero]
[hide=Mis manis!!! os kiero muuuuuucho (te quedo genial la firmita Claris!!]Imagen[/hide]
[hide=Mis hermanas Granger lindas!!!]Imagen[/hide]
[hide=Lu&Vindy: hermanitas Granger y Sugar]Imagen[/hide][/hide][/center]
jennybbb
Mensajes: 370
Registrado: 26 Ago 2009 21:27
Ubicación: plasencia

Mensajepor jennybbb » 08 Dic 2014 19:00

lloro! jo que bonito! y que alegría que esto vuelva a resurgir! este fic lo merece
(¨*•.¸JenNy¸.•*¨)C´est la vie, Get a life desde hace tiempo si me permites todo me sale genial
Imagen

Imagen

Imagen
[hide=nuestrooos :p]Imagen[/hide]


Las tres Marías
Estrella_amy
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 5293
Registrado: 15 Jun 2006 16:28

Mensajepor Estrella_amy » 11 Dic 2014 20:36

Loviu girls!

Maniss silvii, tengo pendiente contestarte al mensaje! que no se me olvida >-< pero es q llevo una semana de locos :cry2:

[Editando fic :3]
[center]Imagen



Manita grachie *-* TQ!



Imagen



Mami, te amo *-*







Imagen



- Sky, legendary trainer! - (by kairi ^^ =D)

[/center]
Estrella_amy
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 5293
Registrado: 15 Jun 2006 16:28

Mensajepor Estrella_amy » 11 Dic 2014 22:00

[center]“¡Maldita sea mi suerte!??? pensó mosqueado Cloud mientras subía precipitadamente por la escalera de la entrada a su nueva casa, siguiendo a su hermana mayor, corriendo a refugiarse de la lluvia.
Acababan de llegar a la ciudad, y Cloud no estaba especialmente ilusionado con el pensamiento de mudarse, pero como bien sabía, no era acertada la idea de combatir cualquier cosa decidida por sus padres, así que se había resignado a mal decir por lo bajo y a no comentar más de la cuenta sobre el lugar establecido para vivir a partir de aquel día.
Torció el morro cuando descubrió que la habitación que su madre le había asignado era más pequeña que la anterior que poseía. Por suerte su cama y su armario ya estaban instalados. “Esto está mucho mejor???, pensó él, y se giró para observar como su padre entraba cargando con la ayuda de su varita, el baúl que usaría para transportar sus pertenencias llegada la hora de marchar a Hogwarts. Después vio como el escritorio y un gran sofá negro entraban en volandas seguidos de su madre. La habitación se llenó de gente y Cloud quiso desaparecer de allí de inmediato, pero la puerta se encontraba bloqueada por los muebles, así que se conformó con abrir la ventana de par en par en pleno apogeo de la tormenta y sacar la cabeza para observar el exterior.
Se percató de que en la vivienda de enfrente, una chica de su edad, sentada al otro lado de la ventana, le observaba fijamente con la mirada ausente.
Cloud, de buena gana, le hubiera gritado que apartara la mirada. Sin embargo, algo dentro de él le impidió hacerlo. De alguna forma se sentía vinculado con aquella chica que parecía una muñeca diabólica paralizada. Simplemente apartó la mirada de ella y escuchó como todos se alejaban de su habitación, entonces consideró que era el momento más oportuno para bajar a la planta inferior en busca de su mp3, y relajarse un rato escuchando hip-hop.

No muy lejos de allí, en una adinerada mansión, una joven reposaba mientras escribía una carta con empeño y esmero. Repentinamente el leve golpeteo de la puerta la sacó de su laboriosa escritura.
Respiró hondo, intentando sosegarse, pues aquella interrupción la había alterado, acostumbraba a relajarse mucho mientras escuchaba a su lechuza picotear un trozo de maíz.
Dejó con poco cuidado la pluma en el tintero, se retocó el cabello largo en tirabuzones y abandonó su pupitre de pino.
Sus ojos, negros con motitas doradas, fluían fugaces tras una mirada cristalina fijada en la puerta. En dos saltos llegó a la puerta, cantarina y risueña, y sin más dilación abrió la puerta.
Su padre, vestido elegantemente con una túnica azúl celeste, penetró en la estancia y cerró tras de sí con sigilo. Jenny ya se había tirado sobre su mullida cama, estirándose a sus anchas.
- Jenny, tenemos cena en la mansión Malfoy...- comenzó el padre, y se sentó en el borde de la cama para continuar- Agradecería que vinieras con nosotros, Cissy insistió en que quería que vinieramos todos juntos.
Jenny suspiró pesadamente y se levantó de la cama malhumorada. Volvió a su escritorio y continúo escribiendo a su amiga Francine de Beauxbatons.
- ¡Es un compromiso importante y esta vez no te vas a librar!- el grito de su padre imperó en toda la habitación.
- Papá, hoy no, por favor…- dijo Jenny nerviosa, trató de buscar una excusa- No quiero protocolos, papá. No me metas en el mismo saco que tú...
El padre respiró hondo y trató de serenarse, yendo a las malas no conseguiría nada con ella.
- Jenny... Sólo será esta noche. Hazlo por nosotros...- trató de persuadirla.
Jenny firmó con rabia la carta que estaba escribiendo y la ató a su lechuza, que seguidamente emprendió el vuelo. Apretó los puños y apreció un escalofrío recorriendo su espalda. Aquella cena supondría un reencuentro con Draco Malfoy. Sintió que el estómago se le retorcía.
- Está bien...- cedió a regañadientes- Al menos tendré ocasión de estrenar el vestido de seda verde...
La chica, más animada, se metió en el cuarto de baño para darse la ducha pertinente y arreglarse. Esta vez no permitiría que Draco Malfoy le amargara la noche… ¡Eso no!

Al anochecer, Cloud veía un comic tranquilamente a la luz de su mesita. De repente, la puerta se abrió.
- Cloud, ¿has visto el collar que me regaló Mike?- preguntó su hermana mayor por un año, Vindy- Es que creo que lo he perdido con la mudanza.
Cloud, distraído con su comic, solamente le indicó señalando con el dedo que el collar se encontraba en una de las grandes cajas del pasillo. Vindy, que era muy parecida a su hermano excepto en que tenía el cabello largo, la piel más pálida y ojos violetas, rebuscó en la caja bufando indignada.
- Hija mía, a ver cuándo me pides permiso para entrar a la habitación…- le dijo desganado Cloud- Podrías pillarme... En paños menores...- se rió con sorna de su propia ocurrencia y continuó con la lectura. Cuando Vindy iba a contestarle con otra de sus típicas gracias, un estrepitoso escándalo hizo que se detuviera en la puerta, Cloud levantó la vista de su libro.
- ¿Qué es eso?- preguntó Cloud a lo que parecía un conjunto de carcajadas, ruidos de fuegos artificiales, gritos y música fuerte de fondo.
Vindy se asomó a la ventana y su hermano la imitó rápidamente.
- Nah… Dos graciosetes de turno…- musitó de mala gana la mayor.
Dos gemelos pelirrojos caminaban por la acera de enfrente, con una radio mágica, unas cuantas cervezas de mantequilla en la mano, y probando nuevos artilugios mágicos de broma, un tercer chico pelirrojo también, de apariencia más joven y desgarbada, los seguía un poco más rezagado. Este último se encontraba con sus ojos fuera de su orbe y la lengua tiñéndosele continuamente de diversos colores. Las risas y voces de los otros dos resonaban a lo largo de la calle.
- Al menos escuchan buena música…- afirmó Cloud, su hermana pareció de acuerdo, pero no pudo evitar poner los ojos en blanco cuando vio cómo los gemelos trataban al chico más menor.
- ¡Por favor, deben ser mayores que yo y se comportan cómo unos críos!- exclamó ésta extasiada.
- Bah, déjalos, ellos mismos …- susurró Cloud, y dicho esto cerró la ventana.
- Pobre chico…- suspiró Vindy mirando a través del cristal.

- Jaja tío, ¿has visto la cara de la abuela?- reía George Weasley de buena gana, que se dejaba caer sobre su gemelo. Detuvieron la marcha para conseguir no caer al suelo, y se pararon frente la puerta de los Zabinni.
- Jajá, ¡casi se le cae la faja!- le respondió Fred con los ojos enrojecidos y tambaleándose hacia los lados.- JAJAJAAJAJAJA- su estruendosa carcajada resonó por todo el lugar.
- Chicos, creo que no me siento muy bien…- Ron Weasley alcanzó a sus hermanos por fin, estaba pálido como la cera y parecía estar a punto de vomitar.
- Efectos secundarios… ¡Fred, hay que trabajar más en esas píldoras alucinokis!
- ¿Aluci-qué?- irrumpió Fred Weasley- ¡QUÉ GRANDE ERES, JAJAJAJA! ¡YA TENEMOS NOMBRE PARA NUESTRA OBRA MAESTRA!
- Plas plas plas…- el silencio se hizo en medio de aquel espectáculo. Un joven moreno aplaudía pasmosamente observando la escena que protagonizaban los pelirrojos.- Un show increíble, comadrejas…
- Blaise Zabini- murmuró Ron entre dientes, agarrándose la tripa.
Los ojos transparentes de Blaise se tornaron gélidos y se clavaron sobre los gemelos.
- Haced el favor, si acaso os queda algo de decencia, de no gritar frente al lugar donde resido.- Sus palabras escupían odio- Por si no lo sabéis, mi hermana está enferma y necesita descansar. Este barrio no es para gentuza como vosotros…
- ¡Eh, para el carro! ¡Aquí nadie se ha metido contigo! – Fred se puso a la defensiva- ¡Sólo estamos promocionando nuestros artículos! ¡Disculpe usted, señor exquisito!
- ¡Don exquisito, qué buena!- exclamó George y comenzó a reírse junto a su hermano.
- Perdona.- intervino Ron avergonzado por el comportamiento de sus hermanos- Están borrachos, no saben lo que hacen… Enseguida nos marchamos… ¿Qué le pasa a Estrella?- Ron tampoco soportaba a Blaise Zabini, pero sí tenía gran aprecio por su hermana menor.
- No es de tu incumbencia, Weasley- le espetó el moreno. Ron, iracundo, sintió sus mejillas arder, mas no se atrevió a contestarle. Exhaló un despectivo “Bah??? y empujó a sus hermanos para que continuaran la marcha.
Una vez vio cómo se alejaba el trío, Zabini se dio por contento y decidió entrar a casa.
[/center]
[center]Imagen



Manita grachie *-* TQ!



Imagen



Mami, te amo *-*







Imagen



- Sky, legendary trainer! - (by kairi ^^ =D)

[/center]
VINDY
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 5189
Registrado: 17 Jun 2006 20:34

Mensajepor VINDY » 12 Dic 2014 19:47

:evilgrin: :evilgrin: me encanta como esta quedando!!!! joooo ya quiero leer mas!!!
me sirve para desconectar :supergrin:

Se están enlazando genial todos los personajes :shades:
[center]

by Mdy ^^:

Imagen

Mi pj en el fic El Muro, gracias Lilith!! ^^:

Imagen

Firmita hecha por mi primis Mdy!! *o*

Imagen



[hide=VINDY by Claris]Imagen[/hide]

[hide=Manis!!! os kiero]

[hide=Mis manis!!! os kiero muuuuuucho (te quedo genial la firmita Claris!!]Imagen[/hide]

[hide=Mis hermanas Granger lindas!!!]Imagen[/hide]

[hide=Lu&Vindy: hermanitas Granger y Sugar]Imagen[/hide][/hide][/center]

Volver a “Espanol”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados