Una fan enamorada

[i:] Lee fan ficcions de todo tipo entre otros los de amor para las mentes más sensibles o slash. [/i:]
the queen
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 31
Registrado: 17 Sep 2010 23:30

Una fan enamorada

Mensajepor the queen » 20 Sep 2010 20:19

Disclaimer: La canción le pertenece a Servando y Florentino.

http://2.bp.blogspot.com/_c-Vc7lyzfQU/T ... CNE013.jpg
http://3.bp.blogspot.com/_c-Vc7lyzfQU/T ... CNE011.jpg
http://3.bp.blogspot.com/_c-Vc7lyzfQU/T ... CNE012.jpg
Estas son las imágenes del fic.
*****************************

Prólogo

Todo comenzó con una carta. Aquella carta en que le conté mis sentimientos. Le conté mis reacciones al ver a sus personajes, sobre todo a Harry Potter mi favorito. Lo amaba, cada parte de él me deleitaba. Su cabello negro azabache, sus ojos azules (los cuales se convertían en verdes cuando interpretaba a Harry), sus labios provocativos, su cuerpo perfectamente formado; en fin amaba cada parte de él.

Luego de esa carta, le envié muchas más. En cada una dejaba en claro que lo amaba y que siempre lo haría.

Mi habitación estaba decorada con fotos de él. No perdía un solo detalle de su vida. Siempre que me enteraba que él tenía novia, un gran dolor en mi pecho, me embargaba. Pero en el fondo sabio muy bien que esas relaciones duraban poco. Eso era lo único que mantenía mi esperanza.

Lo amaba y no podía negarlo. Daniel Radcliffe era mi mundo y sin él mi vida no tendría sentido.

Cap. I

"Estas ahí. En medio de la multitud. En medio de ese mar de caras, que me enamoran. Ahí estas tú"

-Señorito Daniel, tiene correspondencia-dijo una voz.

-Esta bien Julia déjamela aquí-dijo un joven pelinegro.

-Como ordene el señorito-comento la sirvienta cumpliendo la orden.

El chico se encontraba en la Sala de una gran mansión, uno de los tantos lujos que había obtenido por su carrera y la de sus padres, con tan solo diecisiete años, era reconocido en todo el mundo, como el chico que interpreta al joven brujo Harry Potter.

Revisaba cada una de sus cartas, la mayoría eran pertenecientes a sus fans, otras de sus amigos, pero al parecer buscaba una en especial.

-¿Me habrás escrito de nuevo?-pregunto al aire revisando el montón de cartas-¡Sí!-exclamo, sacando del montón un sobre de color rojo con bordados de color blanco lo abrió y comenzó a leer.

Como quisiera perderme el precioso mar de tus ojos.

Como quisiera morirme viendo tu sonrisa.

Como desearía probar el dulce sabor de tus labios.

Como me encantaría repartir caricias por tu cuerpo.

Pero solo puedo soñar con eso, no sabes como me embarga la tristeza al darme cuenta de que tú jamás me pertenecerás.

Quizás nunca me conozcas.

Sin embargo "Soñar no cuesta nada"

O. P. P.

El moreno suspiro notablemente.

-No sé ¿Quién eres?, pero tus palabras me enamoran mas cada día-susurro para si.

El chico se levanto del sofá, llevándose consigo aquella carta tan especial para él.

Llego a su habitación, al estar dentro de la misma, deposito en una cajita de madera la carta que llevaba consigo y dentro de aquella cajita habían otros sobres del mismo color, de la que él acababa de introducir.

-Se que estas en algún lugar del mundo-susurro el moreno con voz soñadora.

***********************

-¡PAOLA!-grito una voz.

Una chica de cabellos castaños, y ojos verdes bajo rápidamente las escaleras.

-¿Qué sucede mamá?-pregunto al estar al frente de la misma.

-Maylis está al teléfono-le comunico, mientras le entregaba el teléfono.

— ¡Aló!—dijo la chica colocando el aparato en su oído.

— ¡Paola!— exclamo una voz desde el aparato.

— ¿Qué sucede Maylis?—pregunto la chica.

— Paola, ellos…ellos estarán en la alfombra roja y en el evento—comento la voz.

— ¿Ellos? ¿Quiénes?-pregunto confundida Paola.

— ¡Por Dios Paola! Pues nuestros amores imposibles-explico la voz.

— No me digas que él, estará allí

— ¡Pues claro!-exclamo la voz

— ¡Oh mi god! ¡Oh mi god! ¡Él estará allí!-exclamaba Paola por el teléfono.

—Sí. Él estará allí, y mi rubio también-comento con alegría Maylis.

—Entonces encenderé mi televisor el viernes-dijo Paola.

—Mmm…no lo creo amiga-dijo Maylis.

— ¿Por qué? ¿No lo trasmitirán?—pregunto la chica un poco triste.

— Si lo trasmitirán pero…te tengo una sorpresa-dijo con misterio la voz.

— ¿Qué es lo que pretendes? -pregunto desconfiada la chica. Las sorpresas de su amiga eran de cuidado.

—Ya lo sabrás… ¡Chau! - se despidió.

— ¿Maylis? ¿Maylis? ¡Demonios! Me colgó -susurro la chica trancando el teléfono.

-¿Qué te dijo Maylis?-pregunto su madre.

-Locuras…eso es lo que ella dice-susurro mientras se dirigía a su habitación.

Fotos de aquel personaje tan importante para ella, se alzaban en cada pared de su habitación.

-Mi querido Daniel-susurro la chica recostándose en su cama y besando una foto que se encontraba en la misma.
ali_alicantina
Mensajes: 5
Registrado: 01 Feb 2011 17:42

Mensajepor ali_alicantina » 01 Feb 2011 18:24

esta muy bien la historia continua
ali_alicantina
Mensajes: 5
Registrado: 01 Feb 2011 17:42

una fan enamorada

Mensajepor ali_alicantina » 01 Feb 2011 18:25

esta muy bien la historia continua
ali_alicantina
Mensajes: 5
Registrado: 01 Feb 2011 17:42

una fan enamorada

Mensajepor ali_alicantina » 01 Feb 2011 18:25

esta muy bien la historia continua
the queen
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 31
Registrado: 17 Sep 2010 23:30

Mensajepor the queen » 12 Dic 2011 19:15

Cap. II

"Estas ahí ¿Como te digo que te vi?. Que en la función de ayer estabas. Y si te gusto, también tu a mi"

En aquella mansión. Un chico de cabellos negros se colocaba un gorra del mismo color. Toda su vestimenta era del mismo color: negro.

-Necesito salir de este encierro-se dijo a si mismo-respirar el aire de los Muggles ¡Demonios! otra vez se me cruzan las personalidades-acoto enojado-YO SOY DANIEL RADCLIFFE NO HARRY POTTER-casi grito frente a su espejo.

La realidad aquel chico confundía constantemente frases como estas. Tantos años actuado aquel personaje ficticio, habían hecho que algunas cosas de aquel ser no existente se quedaran grabadas en el subconsiente del pelinegro.

-Señorito-Una mujer irrumpió en la gran habitación del chico-¿Señorito? ¿Piensa escaparse otra vez?-pregunto mirándolo con reproche.

-Prometo volver antes de anochecer, Julia-aseguro el joven.

La mujer negó.

-Pero señorito, su padre el señor Radcliffe me ha exigido que no lo deje salir de casa-comenzó la mujer-es por su seguridad-acoto.

-Julia, por favor. Necesito salir-dijo el chico con mirada suplicante.

La mujer se enterneció con aquel gesto. (N/a: ¿Y quien no? ¡Ahs! lo que hago por Paola)

-Esta bien-acepto derrotada.

El chico se lanzo a abrazarla.

-Gracias Julia-agradeció-Por eso te adoro-dijo dándole un beso en la mejilla.

La mujer sonrio notablemente.

-Lo que tengo que hacer por usted joven Radcliffe-dijo la mujer con una sonrisa sincera.

-Deja de llamarme por mi apellido, Soy Daniel-acoto el chico.

La mujer nego.

-No es lo correcto señorito-dijo la mujer.

-Esta bien-dijo el chico derrotado, al ver que no podía hacer cambiar de opinión aquella mujer, si no lo había logrado en cinco años. No lo lograría en cinco minutos-Ya he de irme-menciono dirigiéndose a la ventana-¡ Adiós Julia!-se despidió antes de saltar hacia afuera.

[hr]
Toc-toc

Sono la puerta de aquella casa.

Paola se dirigió con paso perezoso hacia ella. ¡Estaba viendo una entrevista que le hicieron a Daniel Radcliffe! ¿Quien osaba a interrumpir aquel bello momento, en el cual ella se deleitaba observando al moreno?

Pero su pregunta seria respondida, por una chica de cabellos negros y ojos azules.

-¡PAOLA!-grito a todo pulmón, mientras se lanzaba ha abrazar a la castaña.

-Hola Maylis-susurro la castaña cuando su amiga la dejo respirar.

La pelinegra se adentro a la casa y fue a sentarse directamente en la sala. Aquella casa era prácticamente su hogar. La chica visitaba muy (MUY) constantemente a Paola.

La castaña rodó los ojos. Su amiga era muy cómoda en cuanto a su casa se refería.

La pelinegra evaluaba todo el lugar.

-Veo que estabas ocupada-dijo con cierto sarcasmo al observar el televisor puesto momentáneamente en pausa-tienes que estar viéndolo todo el día ¿Para poder vivir?-pregunto mirándola fijamente.

La castaña rodó los ojos. ¡Si Maylis era igual con Tom!

-Lo mismo que tu con Tom ¿No?-pregunto de manera sarcástica.

-Touche-susurro la pelinegra-Esta bien, las dos estamos en las mismas condiciones-dijo antes de comenzar a reír.

-¿Que haces aquí?-pregunto yendo al grano-¿Tan temprano?

Maylis suspiro sonoramente.

-Vengo a sacarte de este encierro-comento la chica-Vamos de compras-acoto sonriente.

-De eso nada-dijo la castaña-Yo estoy perfectamente bien aquí. En mi casa-acoto-Ademas ya tengo suficiente ropa-agrego.

-¡Por Dios Paola!-exclamo la pelinegra-Una mujer nunca. Escucha bien NUNCA tiene ropa suficiente-agrego-así que ve ha arreglarte-le apuro.

La chica suspiro resignada. Cuando a su amiga se le metía algo en la cabeza, no había poder alguno que la convenciese de lo contrario. O quizás tal vez solo una persona podía hacerlo, pero era alguien con quien nunca podía contar: Tom Feltom.

-¡Apurate Olivia!-grito la pelinegra.

La castaña bajo las escaleras. Llevaba puesto un jeans, con una camisa de color verde (Lo cual hacia resaltar sus ojos) y un sueter del mismo color de la camisa.

-Sabes que odio que me digas Olivia-dijo airada la chica.

-Lo siento querida pero ese es tu nombre ¿O no?-pregunto-Cualquier queja consúltala con tus padres-acoto en tono burlón.

La castaña bufo molesta.

-¡Vamonos ya! Antes de que me arrepienta-acoto saliendo de la casa.

-Vamonos-dijo alegre la pelinegra.

Había logrado su objetivo: Sacar a Paola de su casa. Solo faltaba decirle la sorpresa y la verdadera razón del ¿Por que? debían ir de compras.

La pelinegra sonrio notablemente.

-Si supiera-acoto sin quitar su sonrisa.
Imagen

Volver a “Tomo 5: La Orden del Fénix”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados