Tentacion.

[i:] Lee fan ficcions de todo tipo entre otros los de amor para las mentes más sensibles o slash. [/i:]
the queen
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 31
Registrado: 17 Sep 2010 23:30

Tentacion.

Mensajepor the queen » 20 Sep 2010 19:52

Disclaimer: Los personajes son propiedad de J. K. Rowling.

Aviso: Este fic puede tener argumentos no aptos para menores de 15 o 18 años.

Capitulo unico

Una tentación. Eso es lo que ella era, una deliciosa y apetecible tentación.

Sabía muy bien que ella estaba prohibida para él.

A pesar de ser tan amigos, había algo muy fuerte que los separaba, los Weasley, aquellas personas con quienes decidieron formar una familia. Él con Ginny y ella con Ron. Nunca supo cómo paso, cuándo comenzó su atracción, o simplemente por qué pasó. Solo se enteró que un día observaba con suma atención cada movimiento de su castaña amiga, que se deleitaba observando cada parte de su escultural cuerpo y que sus abrazos eran más placenteros que de costumbre.

Sentir aquello era prácticamente un pecado, se suponía que él la veía como a una hermana, era su mejor amiga y él simplemente no podía sentir aquello. No podía suspirar cada vez que la veía, o sentir animales revolotear en su estomago mientras ella lo abrazaba, y muchos menos desear besarla. Desear probar sus pequeños y rosados labios, desear perderse en su sabor ¡No! Definitivamente él no podía sentir aquello. Tenía que encontrar la solución de este problema, algo debía de existir que le ayudase a dejar de sentir aquello que sentía.

Pero cada vez que pensaba en una solución al instante la desechaba, porque no estaba seguro de si funcionaría.

Toc-Toc

El sonido del golpeteo en su puerta lo sacó de sus pensamientos.

Se levantó con paso decidido a abrir la puerta de la antigua Mansión Black.

Hacía solo cuatro años después de la Guerra Final, desde hace cuatro años Voldemort había dejado de existir y solo hacía tres años que había pedido a Ginny que fuera su novia formal, y en ese mismo tiempo Ronald hizo lo mismo con Hermione.

Abrió la puerta sin dificultad. Y ahí estaba ella. Tan hermosa como siempre, con sus cabellos castaños y sus ojos mieles llenos de ternura. Ahí estaba ella, Hermione Granger, su más grande tentación desde hace solo unos meses.

-¡Harry!-exclamó antes de lanzarse en sus brazos.

El chico suspiró mientras correspondía al abrazo. Una gran tentación era tenerla tan cerca de sí, pero no podía evitarlo, su castaña amiga era muy efusiva.

-¿Cómo has estado, Hermione?-le preguntó cuando el abrazo llego a su fin.

-De maravilla-sonrió feliz la chica.

-¡Me alegra!-dijo el moreno con poca efusividad.

Pasaron a la sala en donde Kreacher apareció, preguntó a la castaña si se le ofrecía algo, mientras esta negaba amablemente. Aún seguía con sus planes para la defensa de los elfos domésticos y estaba a muy pocos meses de conseguir lo que quería.

-¿Qué te trae por aquí?-preguntó el moreno con curiosidad.

-Solo quería saludarte-dijo la castaña con poco convencimiento, la mentira no había sido hecha para ella.

-No me engañes, Hermione- sugirió el chico-¿A qué has venido?-preguntó escudriñándola con la mirada.

La chica se tensó notablemente. No esperaba ir al grano tan rápido.

-Eh…bueno-comenzó a titubear-digamos que he venido para hacer un experimento-comentó tratando de calmar sus nervios.

-¿Experimento?-cuestionó el moreno.

-Sí-aceptó la castaña con más nerviosismo-. Es que necesito comprobar una cosa-explicó mientras movía sus manos en un intento por calmarse.

El moreno la miró extrañado.

-¿Comprobar una cosa?-siguió interrogándola-¿Qué cosa?-preguntó.

La castaña se acerco lentamente al el chico, el nerviosismo la embargaba pero necesitaba comprobarlo. Necesitaba hacer aquello que no la dejaba dormir. Necesitaba besarlo.

Así fue como unió con torpeza sus labios y los de su amigo, comenzó a mover lentamente sus labios sobre los de él.

El moreno estaba totalmente asombrado. Aquello debía ser solo un sueño, no podía estar siendo besado por su mejor amiga, su hermana. Pero aquel era un sueño muy real, por una milésima de segundo decidió disfrutarlo y con lentitud comenzó a mover sus labios.

Un beso con ternura, esa era la descripción de aquella escena.

Pero la realidad golpeó a la castaña, se estaba besando con su mejor amigo, su hermano, ¿Cómo era posible aquello?

Se separó lentamente del moreno, quien curiosamente mantenía los ojos cerrados.

El chico abrió los ojos al dejar de sentir los labios de su amiga.

-Lo siento-se disculpó rápidamente la castaña, levantándose apresuradamente del sillón y dirigiéndose a la puerta-¡Merlín! ¿Qué hice?-preguntó cuando estuvo fuera de aquella casa.

Se adentro en su auto muggle y se dirigió a su departamento.

-¿Por qué?-se preguntó cuando estuvo dentro de su departamento-¿Por qué justo ahora tuvo que pasarme esto? ¿Qué es lo que siento por Harry?-se cuestionaba mientras se sentaba en el sillón.

*****

En otro lugar.

-¿Qué fue lo que pasó?-se preguntó Harry, quien estaba sentado en su gran sofá.

Hacía solo minutos que la castaña se había ido. Él solo la observó irse y no hizo nada por retenerla, estaba confundido.

Aquel simple roce cambiaba muchas cosas, pero muy pronto se darían cuenta.

******

Días después.

Los amigos estuvieron ignorándose por un largo tiempo después de aquel beso, ninguno tenía el valor suficiente como para resolver aquella situación. Sus vidas seguían igual de "normales" solo que ese recuerdo los perturbaba día y noche.

Él, gracias a aquellas noches de completo insomnio se dispuso a pensar tranquilamente las cosas. Muchos sentimientos afloraban en su piel gracias a su castaña amiga, debía tomar decisión lo más pronto posible y ya había tenido el tiempo suficiente para hacerlo.

Se dirigió al hogar de su gran tentación y cuando estuvo frente a su puerta la tocó levemente.

A los poco segundos la puerta se abrió, mostrando a la dueña de sus pensamientos desde hace solo pocos meses.

-Harry-susurró la chica asombrada.

El chico solo la miraba con intensidad. Su decisión estaba tomada y nada lo haría cambiar de parecer.

-Hermione-susurró acariciando cada letra que conformaba aquel hermoso nombre.

La chica lo miro detenidamente.

"¿A qué ha venido? ¿Por qué me observa tanto?" pensó.

-¿Qué haces aquí?-preguntó mostrando un gran interés por saber la respuesta.

-Vine a hablar contigo-respondió con sinceridad.

La castaña lo invitó a pasar y él se adentró en el departamento con paso decidido, no tenía tiempo que perder.

Se sentaron frente a frente en dos diferentes sillones.

-¿Y bien?-preguntó la castaña rompiendo el silencio.

El moreno suspiró. Aquello sería más difícil de lo que pensaba.

-Necesito hablar contigo de lo que pasó esa tarde-comunicó.

La castaña se tensó al instante.

-¡Oh! De eso-dijo ella con cierto nerviosismo.

Harry la miró fijamente. Un nudo se hacía en su garganta, era difícil hablar de ese tema con ella. Pero necesitaba respuestas.

-Sí, Hermione, de eso-explicó sin quitarle un ojo de encima a la chica.

Ella se tensó mucho más.

-Es-está bien-dijo obligando a su garganta que hablara-lo que pasa es que necesitaba comprobar algo…

-¿Besándome?-cuestiono él, interrumpiéndola.

-Eh… sí-tartamudeo-, es que últimamente he sentido cosas muy extrañas por ti-confesó.

-¿Por mí?-La interrogó.

-Sí, Harry, por ti-comentó la chica-. Últimamente he notado que me paso horas observándote caminar, que me deleita observar detenidamente tu cuerpo y también he tenido muchas ganas de besarte-explicó.

Él la observó asombrado.

-¿Qué?-preguntó sin dar crédito a lo que sus oídos escucharon.

-Lo que has escuchado Harry-comenzó-te has convertido en una gran tentación para mí, por eso te besé-agregó-. Necesitaba saber si así dejaría de pensar en ti-añadió-pero fue peor…

-¿Por qué?-preguntó interesado.

-Porque ahora te deseo más-explicó-, ahora deseo mucho más que besarte-continuó-, no sabes lo terrible que me siento, Harry-agregó-. Soy una traidora, estoy traicionando a Ginny, y a Ron-acotó antes de romper a llorar.

Él la abrazó sin poder evitarlo, le dolía verla llorando.

-No eres una traidora-le susurró-, no es tu culpa sentir esto-acotó.

Ella alzó la vista.

-¿Acaso no entendiste lo que te dije?-le preguntó con sus ojos llorosos-. Harry, te deseo ¡Joder!-dijo con pesar-a veces creo que te amo-confesó-, no sabes cómo deseo que esto acabe-mencionó.

El chico se puso pensativo.

Él también la había deseado más desde que se besaron. Y en ese momento estaba haciendo un esfuerzo sobrehumano para no besarla de nuevo, era imposible no dejarse llevar por su sabor a miel, el cual lo invitaba a probar todo en ella.

-Hermione-susurró mientras ella alzaba de nuevo la vista-, tú también eres mi tentación-acotó-, mi más grande tentación-añadió.

La chica lo miró asombrada.

-¿Qué dices?-cuestionó mirándolo fijamente.

-Que te has convertido en una tentación para mí-confesó-. He comenzado a sentir cosas muy fuertes por ti-continuó-, creo que me estoy enamorando-añadió-y después de ese beso te deseo más-culminó.

Se miraron fijamente, al parecer solo con sus miradas se comunicaban, sin necesidad de palabras.

-La mejor manera de vencer la tentación es caer en ella-citó el moreno-Lo leí una vez en un libro muggle-explicó sonriente.

-¿Estás seguro?-preguntó temerosa-Si lo hacemos, no podremos arrepentirnos- debatió.

-Nada hará que me arrepienta-dijo con seguridad-¿Estás dispuesta hacerlo?-cuestionó.

-No lo sé-susurró ella-¿Y si no funciona?-preguntó con temor.

-Tendremos que aceptar nuestra realidad-acotó-y decirle a Ron y a Ginny-continuó-. Pero tenemos que averiguar si así podremos dejar de sentir esto-susurró.

La castaña lo miró fijamente.

-Está bien-aceptó-todo sea por dejar de sentir esto-acotó.

Los amigos acortaron la distancia entre ellos y unieron sus labios.

Se besaban lentamente probando la esencia del otro.

Sus besos se volvían cada vez más apasionados.

Los jóvenes suspiraban contra sus bocas.

Y así fue como con besos, caricias y jadeos, a los pocos minutos se fundieron en uno. Porque la mejor manera de vencer la tentación es caer en ella.

Volver a “Tomo 5: La Orden del Fénix”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados