Conectad@

[i:] Lee fan ficcions de todo tipo entre otros los de amor para las mentes más sensibles o slash. [/i:]
Tsuki No Junin
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 16
Registrado: 23 Nov 2008 20:27
Ubicación: Acompañando a cierto lobito en noches d luna llena
Contactar:

Mensajepor Tsuki No Junin » 02 Dic 2008 23:31

^^

Acabo de encontrar este fic, y me lo he leído todo en un día ^^'

Está muy bueno!!
Espero que Ann actualice luego, ya que desde Mayo que no se aparece...
Ya tienes otra fan!

.__.

Ya sé quién es Versus!! Lo supe casi al principio [Qué sobrada xD]
Hay algunas pistas, sólo hay que leer muy bien... [o a veces un poco en desorden, hehe]
AnnKora
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 1087
Registrado: 07 Sep 2006 14:01
Ubicación: Donde el sol se pone

Mensajepor AnnKora » 10 Dic 2008 15:07

Hola a Tod@s!!!
Siento mi ausencia tan prolongada...
La verdad es que tengo muy poco tiempo y solo he ido publicando en fanfiction.
Les pido mil disculpas.
Voy a dejar colgados los capitulos para poder poner al día el fic
Gracias por leerlo y apoyarlo.
Saludos
Eva
Imagen


Pasate por mis fics:

Trece Minutos... (Harry & Ginny http://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1305970#1305970

Conect@ (Hermione tiene un amor un tanto Extaño. ¿Conoces a VERSUS?)
http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=376529#376529

El Ricón de Versus http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=546580#546580

Inconsciente (Para amantes de Draco & Hermione)
http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=418282#418282

Be my Babyhttp://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1307337#1307337


Fic Terminado!!!
Sentimientos de un Corazón Oscuro (Lily no tendría que haber muerto ¿quieres saber por que?)
http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?t=968&postdays=0&postorder=asc&&start=0
AnnKora
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 1087
Registrado: 07 Sep 2006 14:01
Ubicación: Donde el sol se pone

Mensajepor AnnKora » 10 Dic 2008 15:08

Capitulo 17: Obsesión

--------------------------------------------------------------------------------

oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo

Canción: Manon Lescaut (Placido Domingo & Renata Scotto)

oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo oOo


--------------------------------------------------------------------------------

No podía soportarlo más... Tras las paredes de aquella habitación que lo estaban ahogando, se hallaba enjaulado por su propio deseo. Tiró una vez mas con desesperación de su platinado cabello mientras oía tras de sí la ópera que había puesto para su deleite. Todo tenía que salir a la perfección, hasta el más minimo detalle planeado. Tenía que ser para él. Solo para él. Miró atentamente la copa de vino tinto que mantenía en su mano y tomó un trago.

No sabía en que momento se había vuelto una obsesión, solo sabía que tenía que ser suya. Necesitaba tomarala, beberla, sentirla...

Su mente le jugaba malas pasadas, haciendo que soñara despierto con tenerla entre sus brazos. Casi podía recorrer cada centimetro de su piel, sin jamás haberla tocado de esa forma. Se sabia amante de ella, sin haberla tomado. Lo atormentaba continuamente, la suave curvatura de sus llenos labios. El como sería besarlos. Morderlos. Moldeardos con los suyos y someterlos. Y su razón huía en aquellos minutos de absoluta locura, donde podía sentirla temblar entre sus brazos, mientras entraba en ella. Podia comprobar lo suave y aterciopelada de su boca, que lo tentaba como una fruta jugosa y madura. ¡Y maldito fuera él, si no quería sacierse de ella!. Exprimir hasta la última gota del nectar que su boca poseía. Sentír en sus manos la hechizante sensación de poder hundir sus dedos en el amasijo de seda que era su cabello. Lo deleitable de tomar aquellos rizos y tironear de ellos suavemente, perlando la pasión en ese gesto. Lo poderoso que se sentíría al hundir su cara en la fina curvatura de su cuello, donde se embriagaría una y otra vez, con el puro aroma que ella desprendía.

En su mente, había delineado cada centímetro de su sedosa piel, llegando a cubrir el frágil cuerpo de ella, con el suyo propio.

Ese deseo lo estaba consumiendo. El deseo por poserla, por hacerla suya de forma imperativa. De llenarla por completo con su propia alma. Ese deseo le provocaba vértigo, sintiendose vencedor y vencido cuando sus ojos se topaban por los pasillos.

Estaba agonizando, por ella. ¿Quien lo iba a decir? Él. Draco Malfoy. Un sangre pura con los ideales ancestrales más arraigados. Ardiendo de deseo y pasión por una asquerosa sangre sucia. Ahogado por aquella obsesión de cabello y ojos castaños. La que lo retaba en cada encuentro, perteneciente al trío dorado. Enemiga por status de sangre y casa. Y sin embargo, no podía cerrar los ojos sín sentir su cálido aroma, ese que rememoraba una y otra vez en el amparo de la noche, tornandose en agitados sus pensamientos. Violentos. Desesperados.

Pero su mal vivir estaba por llegar a su fin...

Aquella noche, aquella misma noche ardería con ella entre sábanas de seda. Saciaría su sed, bebiendo del cuerpo de ella. Calmaría su pasión, su desenfredo, entre los cálidos brazos de la prefecta. La tomaría, con o sin consentimiento, mostrandole por que solo él era su amo y señor llevandola al límite. Poseyendola y dominandola como cada uno de sus sueños. Mostrandole al fin cual era el lugar para ella...

Aquella noche sería el final de noches en vela, obsesionado con su cuerpo. La tomaría y sería para él por siempre.


--------------------------------------------------------------------------------

Y la pregunta es... Como dos hombre pueden sentir el mismo ardor, el mismo deseo por la misma mujer; y sin embargosolo uno de ellos no la destruiria en esa pasión, en ese fuego. En esa obsesión.
Imagen





Pasate por mis fics:



Trece Minutos... (Harry & Ginny http://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1305970#1305970



Conect@ (Hermione tiene un amor un tanto Extaño. ¿Conoces a VERSUS?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=376529#376529



El Ricón de Versus http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=546580#546580



Inconsciente (Para amantes de Draco & Hermione)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=418282#418282



Be my Babyhttp://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1307337#1307337





Fic Terminado!!!

Sentimientos de un Corazón Oscuro (Lily no tendría que haber muerto ¿quieres saber por que?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?t=968&postdays=0&postorder=asc&&start=0
AnnKora
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 1087
Registrado: 07 Sep 2006 14:01
Ubicación: Donde el sol se pone

Mensajepor AnnKora » 10 Dic 2008 15:15

Capitulo 18: ¿Donde estás, Hermione?



--------------------------------------------------------------------------------

Una semana había pasado ya desde su extraña y sorprendente reunión con Theodore Nott, en la salla Agnottis. Llovía inusualmente y desde el saliente de su ventana, veía como el paisaje de Hogwarts se desdibujaba. No podía de dejar de dar vueltas a lo dicho por Nott. A pesar de que las palabras de él no habían sido muchas, en parte eran reveladoras, además del nexo que tenía en todo aquello. Por partes.

Que el profesor le había enseñado como entrar en la sala, era casi seguro. Aunque también había la posibilidad de que el propio Versus... - al fin y al cabo Nott había dicho que lo conocía- Al no saber más a cerca del Slytherin no pudo afirmar si Nott conocía o no en realidad la identidad de Versus... - Espera ¿y si era él? tampoco es tan descabellado-saltó al suelo y comenzó a pasearse inquieta por la habitación. Mordió su labio inferior mientras se llevaba las manos a la espalda. Ahora que recordaba, Nott jamás se había metido con ella. Podía detallar las rondas que les había tocado hacer como premios anuales. Aunque, si bien, tampoco la había defendido nunca. - ¡Claro tonta! Se hubiese puesto en evidencia! - Con ese descubrimiento, sus ojos miel se abrierón casi desorbitados. ¿Y si fuera...? Empezó a detallar al joven, buscando semejanzas o diferencias. Era alto y moreno, con un cuerpo que parecía estar bien formado, ya que no era revelador al vestir ... - No como otros...-A su memoría le llegarón unos ojos grises. -Ummmm sus ojos - Nott tenía los ojos castaños oscuros que reflejaban serenidad, inteligencia y misterio. - Pero no eran tan profundos como los suyos..- En cuanto a sí era o no guapo. Bueno, ella lo catalogaría en "un atractivo sereno". No llamaba la atención como Malfoy o Harry, pero era interesante de el colegio siempre estaba de los primeros pero sin querer destacar. Lo había visto caminar por los pasillos con porte y elegancia, pero no altivez. Era asiduo a la biblioteca y a los rincones de paz.

¿Podía ser Theodore Nott, Versus?

No. Algo le decía en su interior que no. Y su intuición rara vez fallaba.

Ahora quedaba otra cuestión... Estaba en peligro. ¿Pero de que? Nott no había especificado. - Estoy en peligro de muerte, secuestro, de qu eme tomen el pelo... o es mi familia la que corre peligro. Harry y Ron entraba en el pack... Al fin y al cabo, pertenezco al trío de oro y siempre he apoyado incondicionalmente a Harry...- Pero estar en peligro y dentro del colegio. - Vale, en Slytherin no somos muy queridos y hay muchos hijos (y futuros) mortifagos. Pero de ahí a que ataquen en el castillo...- Razonaba. Al fin y al cabo, ella ni siquiera pertenecía a la Orden del fénix (no al menos hasta la mayoría de edad) y algo que le resultaba graciosamente irónico era que, había recibido "ayuda" (si se le podía decir así) de dos Slytherin. Snape y Nott. Tres, si contaba con Versus, que era un tema a parte.

-Versus...-susurró entre dientes mientras se acomodaba en la cama adoselada. Llevó sus orbes miel a la caja de madera que había llegado aquella mañana en el correo y ahora reposaba a su lado. Desde la primera rosa negra acompañada de la nota, había recibido cada día un detalle con nota de Versus. A pesar de estar confundida por esos detalles, su estomago estaba lleno de permanentes mariposas. Para que negarlo, aquel "contacto" o ligamen con él la había sorprendido a la misma medida que la ... enamoraba? La anclaba a él? Por medio de las notas, sentia la conexión con él como cuando se enviaban e-mails. No sabía por que, pero a partir de la rosa negra, se sentía más cercana y unida a Versus. Volvió a suspirar y tomó la caja de madera. Lentamente la abrió y escuchó la suave melodía que emitía, mientras fue tomando de su interior los anteriores presentes de Versus. Cada cual diferente y maravilloso, diciendo mucho de él.

oOOOOoooOOOOooooOOOOooooOOOOOOOOOO F&B oOOOOoooOOOOooooOOOOooooOOOOOOOOOO

El primer día, había recibido la rosa negra. Su Rosa negra con una pequeña nota:

" En el paraíso de tus ojos,
me pierdo porque estoy perdido,
en la paz de tus labios,
me encuentro porque estoy contigo,
en el universo de tu alma,
vivo con mil sentidos,
en ti, vivo amándote"

Me duele estar tan lejos de ti, estando tan cerca. Pero es por tu bien, para que no corras peligro alguno. Pronto volveremos a vernos.

Siempre tuyo, Versus

A partir de ese día, cada presente hecho iba acompañado de una nota con un poema.

El Martes recibio Un libro de Artes Oscuras y uno de Runas Antiguas que nunca había nombrar junto con la nota. Parecían viejo pero las hojas estaban impecables, como si hubiesen sido tratadas con mucho mimo.

" Mi objetivo son tus sentimientos,
uno a uno, de mi a ti,
riendo tristezas,
llorando sonrisas,
mi objetivo eres tú,
y sólo tú, para amarte "

Atesora en tu corazón toda enseñanza y acuerdate de mí cuando navegues por sus páginas.

Siempre tuyo, Versus.

Por suerte para ella, Harry y Ron estaban acabando los deberes para pociones (copiando del suya, como siempre) y Ginny estaba de camino a los terrenos para su primera clase de la mañana, Cuidado de Criaturas. El ave fue la misma que la de la entrega primera y tuvo la "delicadez" de entregarle el paquete sin que casi nadie se diera cuenta.

El Miércoles, primorosamente envuelto en tercipelo morado, recibió un medallón de runas antiguas. Era de plata, muy viejo, del tamaño de un doblon antiguo y lucía una Caroita (o chaorita, piedra color lilácea) en el centro. La cadena, de plata vieja tambien, era muy larga. La nota decía:

"Ahora puedo oírte,
puedo sentir tu silencio,
puedo recorrer tus besos
y soñar tus labios,
puedo hasta escuchar tu melodía,
aún cuando estés lejos
y seas todo nostalgia".

Lleva muy cerca del corazón lo que te he entregado. Por siempre estaremos unidos. No tengas miedo, yo siempre estaré a tu lado..

Siempre Tuyo, Versus.

Para su desgracia, ese regalo fue entregado en presencia de todo el grupo. Ginny guiñó el oja Susan y Luna, que aguardaban en expectación desde sus mesa a saber el que. Más Luna sonrió como siempre y siguió desayunando. Harry miró a Hermione, modiendose la lengua para no preguntar, por temor a meter la pata. Ron, como siempre, no fue tan sutíl...

- ¿-ifh-ihfñusgfgfmgmvnmvyjglifgñlruñfqe? - bajo la mirada inquisitoria de Ginny, tragó la tostada con bacon ahumado y repitió - Que?? ¿A ti quien te ha enviado eso? - repitió molesto y sonrojado.

- Él - contesto con simplicidad y algo ida Hermione, acariciando con suavidad la joya recien entregada. Su corazón parecía debatirse entre latir a toda velocidad o dejar de latir. -Merlin!-Dejandolos con la palabra en la boca, Hermione se levantó de la mesa y permanecío todo el día con una sonrisa imborrable.

El Jueves, el "mensajero" los sorprendió en medio de una discusión tocante a la siguiente salida a Hosmade. Harry y Ron, con el cejo ya fruncido, esperaron a que Hermione desenvolviera el paquete. Sonrió. Una caja de bombones. Como si de una niña pequeña se tratara, abrió la caja y tomó uno. Eran de chocolate negro y naranja amarga; y aun se preguntaba como sabía Versus que eran sus favoritos. Mientras los demás tomaban de la caja, leyó la pequeña nota...

"Sabes a silencio y a sueños,
con melodías de ternura
y tacto de deseo,
sabes a mi mundo,
a todo lo que anhelo,
sabes a amor, a mi amor"

Ansío más que nunca, volver a probar tus labios. Tan prohibidos... tan anhelados.

Siempre tuyo, Versus

- Creo que nos debes una explicación - exigió el pelirojo tomando el cuarto bombón.

PLAF!

Ginny soltó una cachetada en la mano de su hermano, reprimiendolo con la mirada por glotón. Cuando fue a protestar, Ginny lo atajó.

- No solo eres un glotón si no que tambien un cotilla. Hermione no tiene por que decirte nada. No eres su padre -

Con la reprimenda, se ganó una carcajada general. Ver a los dos pequeños Weasley pelear siempre era divertido. Ginny sonrio y le guiñó un ojo a la colorada prefecta. Ella tambien estaba ansiosa por respuestas, pero la peliroja sabía que no las tendría, ya que ni siquiera Hermione las tenía. Todo lo relacionado con Versus estaba envuelto de un velo extraño, rozando lo sensual. Tan sutil, misterioso y mágico... tan prohibido, que daba miedo hablar de ello.

El Viernes, fue curioso como llegó el obsequio... Sonrió al ver un pequeño paquete dentro del periodico El Profeta. Probalmente Versus había vistos sus apuros, en aquellos días por las reacciones de sus posesivos-amigos-quien-te-manda-esto. La finisima pluma de nacar blanco y filo de plata, la dejó completamente asombrada por su fineza y majestuosidad. La nota decía:

Cuando tu beso es una caricia
cuando es un despertar contigo,
si una sonrisa es un motivo
y un silencio tu añoranza,
cuando tú amor me manda
y yo obedezco con pasión,
entonces sigo amándote

Tiéntame, acaríciame
lléname cada instante de ti,
haz que cada noche sea un sueño
y cada despertar una sonrisa,
lléname de ti
y llévame a tu amor.

Me gusta cuando escribes con tanta paciencia y elegancia tu nombre. Más tu nombre siempre suena mejor en mis labios. Como el mío, en los tuyos.

Procurare que el Zanahoria no te haga más escandalo.

Siempre tuyo, Vesus.

Rió sola varios segundo al imaginar a su amigo de años con cara de dicha hortaliza. Harry y Ron interrumpieron su maravillosa conversación sobre escobas nuevas, para mirarla y negar con la cabeza.

- Mujeres ... - renegó el pelirrojo.

A la altura del sabado; Harry, Ronald y los demás la tenían acribillada a preguntas. Con el nuevo regalo, una pequeña esfera labrada en un cristal morado con vetas, los restantes del trio de oro casi exigieron quien le prodigaba tantos mimos. Hermione se sonrojó y guardo la nota. Más tarde leería...

Mil razones para pensarte
cien para admirarte
y una sola para no olvidarte:
Quererte.

Eres la luz que me guía. La unica razón para seguir viviendo y respirando. Lo único por lo que abrir los ojos cada día y enfrentarse a la vida.

Siempre tuyo, Versus.

oOOOOoooOOOOooooOOOOooooOOOOOOOOOO Fin F&B oOOOOoooOOOOooooOOOOooooOOOOOOOOOO

Seis regalos, que todo había que decirle, la tenían en una nube. A pesar de la cantidad de excusas que había tenido que dar para con sus compañeros, sus humor había permanecido sereno y ensoñado.

Y aquel mismo día, siendo domingo, recibió el ultimo presente (hasta el momento) de Versus. Una preciosa caja de madera tallada, que al abrirla, emitia una dulce y envolvente canción. Tomó entre sus dedos la última nota y la leyó para sí:

Bailas hermosa, bailas sin parar
la música te rodea y bailas
cierras los ojos sintiendo y bailas
bailas sin parar
te beso, te abrazo, y bailas
nos juramos amor
me juraste amor
y no paraste de bailar.

¿De qué color es un sentimiento?
La respuesta esta en el silencio
en contemplarte y mirarte
en saber que existes
en poder pensarte
en anochecer soñándote
un sentimiento es amor
pero sin color
sólo el color que tiene el sentirte.

Espero verte esta tarde en las gradas. Se que no estarás conmigo, pero te sentiré a mi lado. Se que no me escucharas, pero susurraré en tu oido.

Siempre tuyo, Versus.

Se dejó caer sobre la cama y suspiró completamente enamorada.

- Versus -

--------------------------------------------------------------------------------

A su alrededor todo era caos. Su visión estaba nublada, pero no sabía si por el alcohol o por la misma rabia que lo cegaba. La Opera resonaba entre aquellas cuatro paredes, alentando la destrucción. Motivandola.

Siente dias. Una semana.

-POR QUE!?- gritó desesperado, mesandose los cabellos platinos. Su locura se había transformado en poder, y el poder... en destruccion a su alrededor. La habitación estaba hecha añicos y aun así, no había encotrado reposo ni desahogo. No era suficiente para descargar la rabia de ver frustados sus planes una y otra vez. De ver que ella se volvia más inalcanzable. De ver que alguien se la estaba tomando. Durante toda aquella semana, día tras día, había fracasado en su ardid para tomar a la prefecta para él. ¡Ella nunca estaba sola! En la biblioteca...llendo a su torre...bajando a desayunar... tutorías... incluso en el cambio de clases. Además, inexplicablemente, todos los trucos que había intentado, habían fallado. Era como si ella se anticipara. -Ella... o su maldito ángel guardian..- se dejó car pesadamente en el único mueble que restaba a salvo en aquella habitación... una butaca de cuero oscuro. - Quien es él?- se preguntó mientras enterraba sus cara entre sus manos. En su vigilia había sido observador de los siete obsequios. Tambien de las risas secretas y los suspiros caidos de aquellos prefectos labios -Sus labios...- susurró mientras los suyos cirvaba una sonrisa. Aquellos labios que ansiaba tomar desde hacía tiempo. Un olor extraño llegó hasta él, metálico. Separó su cara de sus manos y reparó entonces que de su palma izquierda surgia un pequeño filamento rojo. Sangre. Su sangre. Con la punta de la lengua, relamió la palma, limpiando el corte de forma lenta. Se echó hacia atrás, recargando su cuerpo en el respaldo del majestuoso sillón. Cerró los ojos e intentó ordenar sus ideas. Con fría determinación, a pesar de la cantidad de alcohol ingerida (no por nada tenía el temple de todo un Malfoy) repaso todos los movimientos de la prefecta. Todas sus visitas. Todos sus contactos. Todas sus actividades ... Todo en busca de una grieta por donde colarse.

Sus labios se curvaron maliciosamente, a la vez que las orbes grises se abrian, con el destello de la locura.

-Así sea!- exclamó riendo con locura, dando por encontrado el modo en que la tomaría para él. Aquellos a los que ella tanto protegía... ellos, seres despreciables e inferiores, serían la clave. Aquella misma tarde, durante el partido Gryffindor vs. Slytherin, los propiso seres que ella tan fielmente protegía, se la entregarían en bandeja de plata.

Movió la varita dejando intacta la sala, mientras se dirigía a la salida. Realmente la Sala de los Menesteres era única. Y serí aquella misma sala la que tendría el privilegio de acoger su maravillosa hazaña.


--------------------------------------------------------------------------------

Si no se daba prisa, llegaría tarde y estaba segura de que ni Harry ni Ron se lo perónarían. Aquella tarde había Quiditch y no era un partido cualquiera... era El Partido. Slytherin vs Gryffindor. Toda una semana de comentarios ácidos y redecillas entre ambas casas.

-Merlín! Que no llego... que no llegoooooo- intentó apresurar más su paso para poder llegar lo antes posible a la torre de su casa. Se había entretenido demasiado en la biblioteca y ahora llegaría tarde al partido. Tan apurada iba que, cuando se quiso dar cuenta, había arrollado en su carrera a un pequeño elfo doméstico.

Hermione dejó los libros mal colocados en el suelo, presa de los remordimientos por haber atropeyado (aun siendo si querer) al pequeño. Cuando se agachó, se encontro con un pequeño elfo de carita sucia y orejas ralas. Por sus grandes ojos marrones, afloraban varias lágrimas, que contrajeron el corazón de Hermione. Con delicadeza lo tomó en brazos. Parecía que estaba muy aturdido, por que ni se movió o quejó.

- ¿Estas... estas bien?- susurró angustiada. No pensaba haberle dado tan golpe. Pero entre lo pequeñito que era y la velocidad que ella llevaba, parecía que el encontronazó había sido más violento (al menos para el pequeño ser).

- Moo esta bien. Moo siente la cabeza dormida - su voz chillona salió entre cortada - no se preocupe por Moo señorita. Moo se pondrá bien. Moo tiene que limpiar el aula de pociones y...-

-Tranquilo Moo. Yo hablaré con el profesor Dumbledore y así, no tendrás que hacer nada por que...-

Error.

- NOOOOOOOOOOOO- gritó el pequeño ser, revolviedose del abrazo de la prefecta -Moo esta bien. Moo no es ninguna carga. Moo tiene que trabajar- desesperado, se siguió retorciendo hasta que la angustiada prefecta lo dejó en el suelo. Al sentirse en tierra firme, el pequeño elfo intentó caminar, más al dar dos pasos se tambaleó.

-No puedes caminar!- gritó desesperada Hermione. ¡Merlín! Angustiada tomo de nuevo al pequeño y se dirigió a la enfermería.

- Moo tiene que ir... Moo tiene que ir- repetía con un hilo de voz, el pequño ser con los ojos entrecerrados.

- ¿donde... donde tienes que ir, Moo?- pregunto Hermione mientras caminaba más rápido.

- Sala de menesteres...alli Moo descansará. Allí Moo encontrara a Rush y Rush le cuidará. Moo debe ir.. señoo señorita- el pequeño elfo abrio sus ojos y miró a Hermione. La prefecta no pudo negar aquella petición y cambio el rumbo para dirigirse a la mística sala. No separó a pensar en nada más ni en analizar la situación. La desesperación por cuarar al pequeño, le había quitado de la mente todo lo demás. El partido, el peligro, que estaba sola en mitad de un pasillo y...

Todo se volvió negro.

- Moo lo siente señorita. Moo se siente miserable... - Con ello, el pequeño hizo tal y como se le había encomendado.


--------------------------------------------------------------------------------

Andaba por los pasillos preso de la agitación y la angustia creciente que lo espoleaba en su busqueda. Nadie la había visto desde el desayuno y un mal presentimiento le quemaba el corazón. ¡Ella jamás faltaba a ningun partido de su casa!. Con el alma en vilo, bajó a la Salla Agnotis para encontrar lo que ya sabía. Nada. Perdiendo sus frios nervios, Versus gritó desesperado. ¿Y si su sueño se hacía realidad? Aquello lo había atormentado por varias noches. La encontrarían... la perdería y ella sufriría por su culpa. Cayó de rodillas ante tal expectativa. Incredulo noto como sus mejillas se mojaba. Lágrimas.

-No. No pienso permitirlo...- exclamó con determinación. Sobandose la cara asperamente con las manos,quitandose todo resto de aquella "debilidad", intentó serenarse. Tenía que estar bien concentrado para que su busqueda fuera exacta, de nada le servía perder el tiempo dando rienda a sentimientos que en aquel momento no le ayudaban en nada.

Sabía que Hermione no estaba en el castillo. No había ido ni a ver a Hagrid ni a los alrededores del campo de Quiditch, no la habían visto en las cocinas ni en la biblioteca... Era como si se hubiera esfumado. - Mi pequeña... mi amor. ¿Donde estás Hermione? - susurró desesperado, mientras comprobaba otra vez que ella no se encontraba en el colegio.

Durante una semana había estado observandola desde la lejanía. Por desgracia, él había tenido que ausentarse más de lo habitual con lo cual, tuvo que dejar el encargo a Nott de estar cerca de ella. Gracias a una charla, se habían podido cambiar los turnos de prefectos y se había asegurado de que ella nunca fuera sola. Era una suerte contar con Severus, Dumbledore y Nott.

Notó como el corazón le daba un vuelco y algo le laceraba. Sus profundos ojos se iluminaron con esperanza, mientras que su mano tomaba lo que colgaba de su cuello. Aun podría...


--------------------------------------------------------------------------------

Despertó algo aturdida con la sensación de pesadez en el cuerpo. Parpadeo varias e intentó enfocar su mirada. ¿Donde estaba? Con lentitud giró su cuello para poder ver donde se encontraba. La luz era muy tenue y a pensa podía distinguir nada, ya que sus ojos se negaban a enfocar. A sus oidos llegó de fondo, muy suave, música. Tenía la cabeza tan aturdida que tuvo que concentrarse para poder hubicar aquella música. Era suave e incitante. Era Ópera.

-Ummmmmm- la cabeza le zumbó unos segundos, pero cuando se intentó llevar la mano cayó en la cuenta... estaba atada. ¡Atada! Se revolvió lo que la pesadez del cuerpo le dejó para comprobara que, no tan solo tenía atadas las muñecas, sino que tambien los tobillos. Hizo otro esfuerzo por removerse energicamente y se desesperó al notar que las ataduras no cedían y que su cuerpo estaba demasiado adormilado. Una voz en sus cabeza la llamó a su razón -Calmate! No vas a solucionar nada perdiendo los estribos! Piensa!- Intentó serenarse y reconstruir sus pasos. Sus orbes miel se llenaron de lágrimas al comprender que no recordaba nada, solo haber salido de la biblioteca, correendo y... una densa niebla negra ocupaba sus recuerdos. Tomo aire varias veces para controlar su llanto y tomó fuerzas para incorporarse lo máximo que sus ataduras le permitían. Para empezar, tendría que saber donde estaba.

La luz parecía ahora un poco más fuerte por lo que pudo detallar la estancia. Se encotraba en una habitación de paredes de piedra, soberbias y desnudas. Al fondo vió crepitar la chimenea, que era el único punto de luz en la habitación. Por más que se intentó concentrar, no pudo ubicar de donde procedía la música. Volteó la cabeza varias veces y entonces detalló en su posición. Estaba tumbada. Estaba tumbada en una amplia y cómoda cama. Atada a ella. Llevó su mirada a sus ataduras y se sorprendió. Seda. La pálida piel de sus brazos desnudos contrastaba con aquellos dos pedazos de tela suave. Brazos desnudos... Sobresalta bajó la vista al resto de su cuerpo. Alguien debía haberla cambiado, por que no había ni rastro de sus ropas. Habían sido sustituidas por un camisón muy fino de color perlado, que por el tacto que notaba, tambien era de seda.

-Que está pasando? Que significa todo esto?- su corazón se volvió acelerar. Estaba asustada y medio desnuda, atada e indefensa a una cama. ¿Cual era el motivo? y ¿quien tenía ese motivo?.

Por unos segundos el tacto de las sábanas de seda, le evocó la imagen de unos ojos profundos y cabello negro que la inundaron. Sintió sus mejillas calentarse al pensar en la noche que había pasado con Versus. Las sábanas tambien eran de seda. Se perdió en aquellos recuerdos y fantaseó con sentir de nuevo las firmes manos de él, contra su piel. Versus... Un resquicio de su razón la volvió a llamar a la realidad - No. Versus no me asustaría de este modo. No jugaría conmigo así, pero...- Pero, en aquel momento, prefería pensar en que era Versus quien había organizado todo aquello, como guinda final a aquellos detalles. Y se sintió completamente inflamada y febril ante tal expectativa. Para que negarlo. Deseaba volver a hacer el amor con el, sentirse ligada en cuerpo, alma y mente a través del sexo. Quería perderse otra vez en las caricias de sus labios, mordisquear su piel y arañarle la espalda, mientras él entraba en ella de forma candente.

Cerró sus ojos e imaginó lo que sería... Versus entraría lentamente a la estancia, silencioso, moviendose entre las sombras. Con aquel particular aroma inundandolo todo. Casi sintió como el peso del cuerpo de su amante se desplazaba a su lado, quedando sentado. Como deslizaría sin niguna prisa, desde su cuello desnudo hasta sus piernas, la caricia de una rosa negra. Involuntariamente, arqueó la espalda al "sentir" el tacto de los pétalos sobre sus pechos. Notó como su vientre se contrajó a la vez que los pezones se endurecían con el suave tacto del camisón. No pudo controlar el gemido que nació de lo más hondo al pensar que aquellas manos... - Versus- susurró con voz velada por el deseo.

Un ruido al fondo de la estancia la trajo de nuevo a la habitación, dejandola perlada en deseo e insatisfecha. Parecía que alguien había abierto una puerta cercana a la chimenea y por unos segundos, llegó a ella la tenue luz del exterior. Tan embobada estaba en lo recien experimentado que ni siquiera se acordó en gritar por auxilio. Sería un descuido que seguramente luego se reprocharía. Ensismismada y anhelante de respuestas, guió sus orbes miel a la figura que se deslizaba en la oscuridad. El suave olor a rosas llenó la estancia, haciendo desbocar el corazón de Hermione. Con aquel aroma, cerró los ojos. Versus.

- Veo que por fin has despertado, querida -

Para el horror de la prefecta, la voz le era terriblemente familiar. Con ese deje marcado y arrastrado. Tragó con dificultad al ver como acompañaban a aquella voz, dos luces mercurio. Como un gato, Malfoy discurrió por las sombras hasta quedarse en la mitad de la estancia. Su masculina figura, quedó recortada por las sombras que emitía la luz de la lumbre. Para el horror de Hermione, Malfoy comenzó a caminar hacia la cama, mientras se desabrochaba lentamente la camisa. Se desesperó al notar como subía a la cama y se inclinaba hacia ella. Si quiso gritar, no pudo. Su voz la abandono en el momento que el rozó con sus finos labios el lóbulo derecho de ella y le susurro:

- Ahora, no habrá nada que nos pueda separar. Esta noche, será mía...-
Imagen





Pasate por mis fics:



Trece Minutos... (Harry & Ginny http://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1305970#1305970



Conect@ (Hermione tiene un amor un tanto Extaño. ¿Conoces a VERSUS?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=376529#376529



El Ricón de Versus http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=546580#546580



Inconsciente (Para amantes de Draco & Hermione)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=418282#418282



Be my Babyhttp://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1307337#1307337





Fic Terminado!!!

Sentimientos de un Corazón Oscuro (Lily no tendría que haber muerto ¿quieres saber por que?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?t=968&postdays=0&postorder=asc&&start=0
AnnKora
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 1087
Registrado: 07 Sep 2006 14:01
Ubicación: Donde el sol se pone

Mensajepor AnnKora » 10 Dic 2008 15:19

[center]Nota:

Este capitulo es muy breve y puede llegar a molestar la conciencia de algunos de los lectores, por lo que se va a relatar en él. Os aviso por que, habrá quien no lo vea de la misma manera (o piense que soy exagerada) pero al fin y al cabo prefiero que leais bajo vuestra responsabilidad.

Aclarar que en ningún momento va ha haber nada explicito o violento, o al menos esa ha sido mi intención (y bajo mi punto de vista creo que es correcto). Este capitulo es necesario para el deasarrollo del fic y el desencadenante.

Solo espero que a nadie le haya molestado.

Gracias[/center]



--------------------------------------------------------------------------------

Capitulo 19: Muñeca de trapo


--------------------------------------------------------------------------------

Malfoy comenzó a caminar hacia la cama, mientras se desabrochaba lentamente la camisa. Se desesperó al notar como subía a la cama y se inclinaba hacia ella. Si quiso gritar, no pudo. Su voz la abandono en el momento que el rozó con sus finos labios el lóbulo derecho de ella y le susurro:

- Ahora, no habrá nada que nos pueda separar. Esta noche, será mía...-

--------------------------------------------------------------------------------

Sintió la respiración acompasada de Malfoy sobre su cuello, mientras el prefecto se inclinaba lentamente sobre ella. Intentó articular palabra, más no consiguió que sonido alguno se pronunciara de sus labios. No se podía mover. No podía hablar... ni gritar.

Estaba atrapada.

- Dime gatita... ¿No crees que es maravillosa la Mamba Negra(1)? Su veneno es mortal y de rápida acción. Se calcula que en cada mordedura inyecta unos100 mg de veneno, siendo suficiente solo 15 mg de el, para acabar con un hombre de mediana edad. Sin embargo, en pequeñísimas dosis y según como es tratado, es un excelente relajante muscular o un deshinibidor tan potente como la cocaína- con la sonrisa entre los labios, llevó su mano derecha al cuello de la prefecta y lo acarició sugestivamente, allí donde había una minúscula herida parecida a una picada de mosquito. Amplió su sonrisa al ver como reaccionaba ella al roce, sin ni siquiera ser consiente de ello - Sabes Granger, no era así como debía ser... - por unos segundos, los ojos de Draco parecieron más claros y serenos-.. pero no me has dejado otra opción. No te preocupes. No por nada, se me considera el mejor amante de todo Hogwarts. Esta noche, serás la afortunada de disfrutar de mis caricias- deslizó a la vez su mano desde el cuello hasta el bien formado pecho de la prefecta, notando como ella se tensaba y como su propia bajo-cintura empezaba a tomar vida - Con clama, gatita, con clama. Estoy seguro de que disfrutarás...- acto seguido acortó distancias enterrando sus labios en la curvatura del cuello de la prefecta.
Él también disfrutaría.

- No puede ser...no...no... NO! Esto no puede estar sucediendo- Gritó mentalmente Hermione. LA desesperación se estaba apoderando de ella. Ya no se sentía dueña de su cuerpo. El pánico surcaba su mente al comprobar que no era dueña de sus actos. Que su cuerpo estaba a merced de Malfoy mientras su mente luchaba por huir. Era como si viviera una película a través de sus ojos. Como una pesadilla horrible en la que no podía participar y sin embargo, su cuerpo estaba envuelto en aquel film. Podía sentir con muchísima claridad la lengua viperina, deslizándose por su cuello, gravando un húmedo rastro en su piel; mientras sus pechos eran "agasajados" por los masajes circulares que las manos de Malfoy le reverenciaba. Hasta podía notar con claridad la incipiente erección del blondo, alojada a la altura de su cadera izquierda. El roce del pelo platinado sobre su hombro... Podía notarlo a él, pero ni podía moverse ni hablar. - ¡Maldita sea! Si hasta puedo oler la maldita colonia con menta y pimienta negra que lleva! Pero no puedo quitármelo de encima- Hermione sintió su estómago encogerse en un espasmo. Se sentía como una muñeca de trapo.

Sin voluntad.

- No se que tienes Granger... -lo oyó susurrar roncamente, sin separarse de su cuello - No se que es, pero me vuelves loco...- la mano de él apretó ligeramente el pecho mientras mordía con ansia la unión del cuello con el hombro de la leona.

De forma audible (y para su mayor desgracia) Hermione gimió con tal acción. Draco sonrió, triunfante sobre su hombro y siguió tomando cada pedacito de la piel expuesto de ella.

Hermione, impactada por su propio sonido, descubrió horrorizada la verdad de aquel momento... su cuerpo... Su cuerpo reaccionaba a las caricias de él como si fuera su amante!. Era como si su cuerpo ya no formara parte de ella, que no correspondiera a lo que ella quería, si no que tenía voluntad "propia" o mejor dicho, voluntad controlada por Malfoy. Asustada, cayó que reaccionaba a las caricias de aquel loco. -¿POR QUE?- su cabeza empezó a trabajar a marchas forzadas intentando buscar la explicación a aquello, a la par que buscaba una salida. No recordaba nada a cerca del veneno de la Mamba Negra, no al menos que le pudiera esclarecer en el mundo mágico. Sabía que era mortal y que provocaba parálisis pero nada que ver con mezclas para pociones. Claro que había dos posibilidades...

Una. Malfoy le podría haber mentido. Como Slytherin, príncipe de las serpientes, era una alternativa muy probable. Se divertía acosta de burlarse de ella.

O dos. Malfoy era bueno en pociones y no hacía falta que nadie se lo confirmara. Podría ser un niñito consentido, pero ponía la mano en el fuego de que, en su educación para con pociones (y artes oscuras) superaba de largo lo aprendido en aquel colegio. Y de que su papa no repararía en gastos a la hora de tener bien informado a su primo y unigénito.

Su propia espalda curvándose en respuesta a los estímulos provocados en sus generosos pechos, la sacó de pensamientos. Malfoy los estaba lamiendo, besando y mordisqueando con paciencia y minuciosidad. Como si tuviese mucha sed y ellos fueran agua preciada. Y esa revelación la llevó a algo más. Por su forma de tocarla... por su forma de agasajarla... ¡Dios, Malfoy la deseaba! La estaba tomando contra su voluntad, sí. Pero lo estaba haciendo...ummmm... como decirlo... como si la estuviera amando. Lo hacía con deseo y pasión, eso era palpable pero de forma amable, casi con cariño y respeto. Y aquello la confundió. ¿No se suponía que él la estaba forzando?. Aquello era algo más que la respuesta a un bajo instinto, al arrebato de un momento. Era más profundo y oscuro, ocultando un trasfondo que no podía comprender. Malfoy se había tomado muchas molestias por ella... por una sangre sucia... la amiga de Potter... su enemiga... ¿Por qué?. ¿Que es lo que sentía Malfoy?. ¿Que sentía por ella y por que estaba haciendo todo aquello?

El fino camisón de seda, fue removido hacia abajo, revelando así su total desnudez ante él. Lo vio separarse y observarla, con un deje de orgullo. Los luceros grises chispearon con lujuria, al contemplar por completo los senos desnudos de la castaña. Grandes, redondos y firmes; coronados por dos pequeños pináculos erguidos que en aquella luz se le antojaban como dos tiernas frambuesas (dispuestas solo para él) Gimió extasiado por el premio que tenía ante él y lo mucho que podría hacer con ellos, aquella noche. Después de tal revelación, la detalló con tiempo, grabando cada recóndito de su cuerpo. Era tal y como había imaginaba, mucho mejor que en los sueños tormentosos que lo acosaban de noche. Desde hacia ya... ella era su única obsesión. Nado lo llenaba. Nada lo calmaba. Pero esa misma noche... su sed sería saciada, embriagándose del más exquisito ser. Ella.

- Nunca lo entenderé...- negó suavemente sin apartar su vista de su ya parte favorita de ella - nunca entenderé por que siendo tan hermosa, por que teniendo un cuerpo tan apetitoso y deseable... te cubres como una mojigata, Granger- los ojos felinos de él se movieron de sus senos hasta hallarse fijos en los suyos. Vio como gradualmente aquellos luceros grises se oscurecían por el deseo. Los dedos de él se deslizaron en una caricia suave desde los tobillos hasta tomar entre sus dedos el amasijo de rizos suaves que descansaba a un lado de la cabeza de ella. El fuero interno de Draco clamó inquieto por saborear aquella sedosa piel. Todas sus expectativas estaban siendo colmadas. Sus fracasos anteriores, compensados. Solo esperaba el maravilloso momento de tomarla definitivamente.

Por varios minutos indefinidos, Malfoy se dedico a tocar y acariciar cada centímetro de su piel. A explorar su premio, mientras le susurraba palabras incompresibles al oído de la prefecta, entre caricia y besos. Cuando se colocó sobre ella, a horcajadas, Hermione pudo ver como comenzaba a desprenderse de su camisa. Y horrorizada, pudo comprobar que sus propias manos, lo ayudaban a desabrocharse el cierre del pantalón, mientras que el rubio sonreía visiblemente complacido. Sus propios dedos, rozaron la virilidad de Draco, arrancando un gemido ronco por parte de él. Lo vio cerrar los ojos casi en trance, mientras afianzaba las manos en sus caderas. La cabeza de él cayó hacia atrás mientras los dedos de Hermione siguieron con sus caricias. La opera de fondo se confundió con los gemidos (por desgracia) de ambos.

- Mis manos... Lo están ayudando... Mis manos!- a pesar de no notarlo, supo que sus piernas también estaban libres y que seguramente Malfoy había removido sus ataduras a la vez que el camisón - Estoy desatada... pero es como si no lo estuviera - pensó con tristeza e impotencia. De que le servía no estar atada, si sus manos tenían la voluntad gobernada por aquel demonio de ojos grises. No solo sus manos. Se estaba escuchando gemir y "disfrutar" de aquellos momentos. Se desesperó. No podría escapar. Él la tomaría, sin ser a la fuerza, pues su propio cuerpo la traicionaba -Versus...Versus ¿Donde estás? Te necesito... Tengo miedo, Versus. No soy tan fuerte... no puedo hacer nada. Dijiste que nunca permitirías que me hicieran daño- recordó las palabras de él la tarde que pasearon en el jardín privado - Te necesito!! VERSUS!!- lo llamó mentalmente, como si así se fuera a materializar a su lado. Por su mejilla, una lágrima rodó por su mejilla, expresando todos los sentimientos que su cuerpo no le dejaba expresar.

La piel pálida de Malfoy contrastaba con aquella semi oscuridad. Parecía algo irreal ver la piel de su, siempre enemigo, resplandecer a la tenue luz de la lumbre. Su visión se emborronó y cerró los ojos al percibir que él volvía a inclinarse sobre ella, sin borrar esa sonrisa de triunfo. Hermione percibió que Draco besaba suavemente las lágrimas que sus orbes miel habían derramado, volviendo a preguntarse, que es lo que realmente quería él.

- Tranquila gatita, tranquila. Pronto estaré dentro de ti y verás que nuestra unión es perfecta. Que vamos a ser uno solo en la máxima expresión - apartó con lentitud varios rizos que cubrían el rostro, limpiando con el pulgar el resto salino de sus mejillas - Te voy ha hacer olvidar ese ángel guardián que te cela día y noche...- sintió como la acariciarla suavemente y no pudo evitar que sus ojos se abrieran más de lo normal ante la mención de Versus. Malfoy no pareció darse cuenta. Seguía murmurando sobre ella como si estuviera demasiado embriagado como para ver la reacción de ella ante sus palabras - ... pronto entenderás que nadie te ama como yo ...- las manos de él, separaron suavemente sus muslos hasta acomodándose entre ellos, sin dejar de susurrarle con voz ronca - ... pronto ...- besó suavemente sus labios - ...verás que nadie más puede poseerte... - sintió como besaba su cuello mientras se acomodaba encima de ella - Porque...- tomó sus manos y las subió hasta llevarlas a cada lado de su cabeza -... Tú eres Mía- y se movió definitivamente.

Hermione cerró los ojos, apretando fuertemente los parpados y esperó, con esas últimas palabras, que él la tomara por completo.

ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

(1) - MAMBA NEGRA. Esta considerada como una de las serpientes más Mortíferas de ??frica. En cada mordida, inyecta una media de 100mg de este veneno, que es mortal para un humano con tan solo 15mg. La toxina neurotóxica de su veneno paraliza a la presa. La muerte se produce por sofocación, como resultado de la parálisis de los músculos respiratorios. Aunque su veneno no es el más toxico, debido a su naturaleza agresiva y a la gran cantidad de veneno que inyecta, como a su velocidad, es considerada como la serpiente más peligrosa del mundo.
Imagen





Pasate por mis fics:



Trece Minutos... (Harry & Ginny http://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1305970#1305970



Conect@ (Hermione tiene un amor un tanto Extaño. ¿Conoces a VERSUS?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=376529#376529



El Ricón de Versus http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=546580#546580



Inconsciente (Para amantes de Draco & Hermione)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=418282#418282



Be my Babyhttp://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1307337#1307337





Fic Terminado!!!

Sentimientos de un Corazón Oscuro (Lily no tendría que haber muerto ¿quieres saber por que?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?t=968&postdays=0&postorder=asc&&start=0
AnnKora
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 1087
Registrado: 07 Sep 2006 14:01
Ubicación: Donde el sol se pone

Mensajepor AnnKora » 10 Dic 2008 15:22

Capitulo 20: Luces y Sombras


--------------------------------------------------------------------------------

- Tranquila gatita, tranquila. Pronto estaré dentro de ti y verás que nuestra unión es perfecta. Que vamos a ser uno solo en la máxima expresión - apartó con lentitud varios rizos que cubrían el rostro, limpiando con el pulgar el resto salino de sus mejillas - Te voy ha hacer olvidar ese ángel guardián que te cela día y noche...- sintió como la acariciarla suavemente y no pudo evitar que sus ojos se abrieran más de lo normal ante la mención de Versus. Malfoy no pareció darse cuenta. Seguía murmurando sobre ella como si estuviera demasiado embriagado como para ver la reacción de ella ante sus palabras - ... pronto entenderás que nadie te ama como yo ...- las manos de él, separaron suavemente sus muslos hasta acomodándose entre ellos, sin dejar de susurrarle con voz ronca - ... pronto ...- besó suavemente sus labios - ...verás que nadie más puede poseerte... - sintió como besaba su cuello mientras se acomodaba encima de ella - Porque...- Tomó sus manos y las subió hasta llevarlas a cada lado de su cabeza -... Tú eres Mía- y se movió definitivamente.

Hermione cerró los ojos, apretando fuertemente los parpados y esperó, con esas últimas palabras, que él la tomara por completo.



--------------------------------------------------------------------------------

Sintió el peso agobiante del cuerpo de Malfoy sobre sí y en su garganta se atravesó un grito de impotencia. Su labio inferior fue mordido por sus propios dientes sin darse cuenta de ello. Solo atinó a apretar sus parpados, con tanta fuerza, que dolia. Como si al mantenerlos cerrados, pudiera negarse a lo que estaba pasando. Su mente estaba nublada, bloqueada por el miedo de lo que estaba suceciendo en aquel momento. -¿Por que yo?- Esa pregunta ocupaba su mente casi por completo, y la acompañó mientras que su mente se sumía en el letargio y todo fue oscuridad a su alrededor.


--------------------------------------------------------------------------------

Pudo ver el brillo en aquellos deseados ojos miel. Por fin! Despues de tanto esperar, tendría su recompensa... ELLA. La iba a tomar... la iba ha hacer suya. Se inclinó sobre ella y ... Pero... ¿que estaba pasando?

-Maldita sea! ¿Que...?-

Un golpe suave. - Quema... el brazo me quema - siente dolor, pero no puede apartar sus orbes plata de las de miel. Tiembla y desaparece todo a su alrededor.

Y solo pudo sentir dolor...


--------------------------------------------------------------------------------

Notó todo el cuerpo denso y un tanto adolorido. Los parpados le pesaban tanto que apensa pudo entre abrirlos. La luz se coló a sus orbes doradas suavemente, revelando la estancia de forma borrosa. En una esquina, una alargada sombra negra se movió, hacia ella. En aquel momento tuvo miedo. Deshubicada por totalidad y sin poder hacer nada más que esperar, pudo comprobar que la figura de negro, se inclinaba sobre ella induciendola al sopor lentamente. Sus parpados no se negaron a cerrarse de nuevo. Estaba tan cansada...


--------------------------------------------------------------------------------

Tendido en el suelo, se retorció compulsivamente por la ultima maldición que el Señor Tenebroso le había lanzado. Por su "debilidad" ahora era severamente castigado. Allí, tirado sobre el frio suelo, sintió como los espamosde su cuerpo remitian y dio gracias a Merlí por que el Lord no hubiera descubierto quien era la dama. Su respiración regreso a su normalidad de forma lenta, mientras que el Lord se sentaba y tomaba de una amplia copa, vino tinto.

- Espero que comprendas bien que YO soy lo más importante para tí, joven Malfoy. Cuando yo llamo, el no acudir es para mí como una traición. Y eso, mi pequeño aprendiz, se paga con la muerte. Tu familia siempre me ha servido bien y tengo grandes planes para ti... me demostraras tu lealtad. Lo de hoy solo ha sido una advertencia. No habrá una proxima vez...- sus frios y mortecinos ojos se clavaron en el mortifago que esperaba al final de la sala. Con un elegante gesto, depositó la copa vacía encima de la antigua y señorial mesa. Se levanto, frunciendó su larga túnica negra y salió de la estancia con la majetuosidad que lo caracterizaba, dejando al joven muchacho tendido boca abajo, al borde del llanto. Maldiciendo su suerte.

Lucius había "sobrellevado" el castigo de su primogenito con toda la enterza y frialdad que un Malfoy podía expresar. Espero a que el Señor Oscuro se hubiera retirado, para acercarse a su hijo y tomarlo entre sus brazos. Lo cargo hasta sus aposentos. Allí, Narcissa procedió a curarle las heridas por medio de pociones y encantamientos. Y solo quedó esperar a que su único hijo despertara para poder hablar con él.

Aquella fue la primera vez que Lucius Abraxas Malfoy se planteó su derrotero. Nunca antes su familia había estado envuelta en aquello. No le importaba soportar el dolor del castigo del Lord, siempre que fuera él el castigado. Allí, a los pies de la cama de su hijo, con sus esposa derramando amargas lágrimas, se planteó de su decisión de seguir a Lord Voldemort. Lamentó su desgracia, de ver a su familia envuelta en parte de una mentira, por el ansia de poder y rebajarse a servir a un mestizo (que se había vuelto muy poderoso). Y por primera vez se planteo que otra salida tenía.


--------------------------------------------------------------------------------

Acarició con ternura los rizos castaños. Si hubiera tardado un poco más... no se lo podría perdonar nunca. Se había descuidado... había bajado la guardia... y por su culpa había estado a punto de que ella sufriera las consecuencias.

-... mi pequeña mariposa...- susurro con la voz quebrada, mientras se inclinab y depositaba en sus labios, un beso suave. Se giró para encontrar la profundidad y clama de aquellos ojos sabios... Sintió paz y desasosiego en la mirada azul y desnudó del todo su alma al pronunciarse. - ¿Como he podido, Albus? ¿Como he sido tan descuidado? Por culpa de mi negligencia, Hermione a tenído que pagar las consecuencias...- cerró los ojos fuertemente y pudo visualizar de nuevo la desquiciante imagen del pequeño y frágil cuerpo de Hermione, desnuda, bajo el cuerpo de Malfoy.

El anciano director tomo aire y meditó bien que decirle. Sus palabras tenían que estar bien medidas. Era consciente de que la fortaleza de Versus pendía de un hilo. Su fachada y sus nervios de acero, estaban desquebrajados. Demasiadas cosas pesaban a la espalda del hombre que tenía enfrente.

- Creo que ha llegado el momento...- comenzó ha hablar el anciano.

-No - se negó tajantemente Versus, mientras tomaba un paño húmedo y lo colocaba sobre la frente de Hermione. Al parecer, el veneno de la Manba Negra no había sido calculado bien. Ya lo había contrarrestado con () Pero tenía que dar gracias a que había podido leer parte de la mente del elfo. Auqel pequeño elfo... había ido de tan poco.

- Versus...-

- No albus. Ella no puede saber quien soy. Todavía no. Es peligroso...-

- ¡Que acaso no te das cuenta!?- el anciano elevó la voz, captando enseguida la atención de su oyente. Albus Dumbledore no solía levantar la voz nunca. No era necesario. Su voz siempre era escuchada y respetada, sin necesidad de gritar. - Su corazón se rompe. Esta en el mismo peligro sabiendo quien eres o quien no. Pero su confianza en ti, su esperanza... la estas perdiendo Versus. Acabaras perdiendo a Hermione, tal y como la perdiste a ella-
-¡ CALLATE!! Ni siquiera la menciones!- Se acercó al viejo, como si fuera a abalanzarse sobre él y se detuvo a pocos pasos - Ella está muerta... MUERTA!- se mesó el cabello con rudeza mientras se separaba del anciano y se paseaba bajo la mirada sorprendida del director.

Quizás no debería haberla mencionado, pero tenía que hacerlo reaccionar. El temor a perderla, a que le hicieran daño, estaba empujando a Versus a lanzar lejos de su lado a Hermione. Y no se daba cuenta de que él mismo, le estaba haciendo mas daño que cualquier otro provocado.

- No lo entiendes. No puedes entenderlo. Tu...- su dedo indice se levantó acusatorio contra el anciano - ..crees que todo lo puede el amor y no te das cuenta de que todo es complicado. Mi vida no es de color de rosa, Albus. Tu mejor que nadie sabe por que. No me pidas que me olvide de todo y me lance como un quinciañero. No puedo. No soy así. Tengo que procurar que ella esté bien. Si a ella le pasara algo...- la miró dormir pacíficamente sobre su cama -... si le llegara a pasar algo...- su voz rota, fue empañada por las lágrimas.

El anciano director cayó, por que el silencio es de sabios. Sabía que Versus se estaba equivocando y que el sufrimiento serí inecesario para ambos, pero... Verlo llorar, abrir su alma como la había abierto... verlo arrodillarse al lado de la cama de Hermione... Le hizo entender. El amor puede llevar por un camino de espinos. Y más un amor con la fuerza de los titanes, por que si bien Versus era incapaz de exteriorizar nada... amando era capaz de entregarlo todo. TODO.
Imagen





Pasate por mis fics:



Trece Minutos... (Harry & Ginny http://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1305970#1305970



Conect@ (Hermione tiene un amor un tanto Extaño. ¿Conoces a VERSUS?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=376529#376529



El Ricón de Versus http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=546580#546580



Inconsciente (Para amantes de Draco & Hermione)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=418282#418282



Be my Babyhttp://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1307337#1307337





Fic Terminado!!!

Sentimientos de un Corazón Oscuro (Lily no tendría que haber muerto ¿quieres saber por que?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?t=968&postdays=0&postorder=asc&&start=0
AnnKora
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 1087
Registrado: 07 Sep 2006 14:01
Ubicación: Donde el sol se pone

Mensajepor AnnKora » 10 Dic 2008 15:25

Capitulo 21: Caerá la Máscara


--------------------------------------------------------------------------------

Quizás no debería haberla mencionado, pero tenía que hacerlo reaccionar. El temor a perderla, a que le hicieran daño, estaba empujando a Versus a lanzar lejos de su lado a Hermione. Y no se daba cuenta de que él mismo, le estaba haciendo más daño que cualquier otro provocado.

- No lo entiendes. No puedes entenderlo. Tu...- su dedo índice se levantó acusatorio contra el anciano - ...crees que todo lo puede el amor y no te das cuenta de que todo es complicado. Mi vida no es de color de rosa, Albus. Tú mejor que nadie sabe por que. No me pidas que me olvide de todo y me lance como un quinceañero. No puedo. No soy así. Tengo que procurar que ella esté bien. Si a ella le pasara algo...- la miró dormir pacíficamente sobre su cama -... si le llegara a pasar algo...- su voz rota, fue empañada por las lágrimas.

El anciano director cayó, por que el silencio es de sabios. Sabía que Versus se estaba equivocando y que el sufrimiento sería innecesario para ambos, pero... Verlo llorar, abrir su alma como la había abierto... verlo arrodillarse al lado de la cama de Hermione... Le hizo entender. El amor puede llevar por un camino de espinos. Y más un amor con la fuerza de los titanes, por que si bien Versus era incapaz de exteriorizar nada... amando era capaz de entregarlo todo. TODO.


--------------------------------------------------------------------------------

Despertó con la cálida sensación de estar en lugar conocido, protegida. Sentía todo el cuerpo pesado, como si hubiera hecho un tremendo esfuerzo físico, por lo que no abrió los ojos a pesar de no saber donde se encontraba... Era difícil de explicar pero, a pesar de todo, se sentía extrañamente en paz. Como si el episodio sucedido con Malfoy hubiera sido solo una amarga pesadilla.

- Ojalá...-susurró con un suspiro roto. Notaba la garganta y los labios resecos. Al tragar, cerró fuertemente los ojos como reflejo al dolor que le provocó. Parecía estar tragando cristales rotos. Los labios también le ardieron al tratar de humedecerlos.

Con suavidad abrió los ojos, siendo recibida por una luz cálida y acogedora. Lentamente, se fue incorporando sobre el suave almohadón. Su frente ser perló en sudor por el esfuerzo. ¡Por Merlín que tenía más agujetas que Harry después de un partido!. Repasó la estancia donde se encontraba, ampliando su sonrisa al reconocerla... la Salla Agnotis. Si quererlo reprimir, un suspiro de alivio nació de sus labios. Si estaba allí significaba...

Como si sus pensamientos se hubieran materializado, la voz varonil que más ansiaba le regaló los oídos.

- Pequeña...-


--------------------------------------------------------------------------------

El penetrante olor a cicatricum fue lo primero que reconoció. Lentamente y haciendo caso omiso al dolor que le produjo abrió los ojos y se incorporó hasta quedar sentado en aquella amplia cama. La sabana de seda se escurrió por su torso vendado, provocándole malestar, a pesar de la extrema suavidad. No le hizo falta mirar alrededor para saber donde estaba. Aquella era su habitación...

-Estoy en casa- pensó alegrándose de estar allí y no en su habitación en las mazmorras de Hogwarts. Intentó respirar hondo, para absorber el ambiente de su hogar con el gesto, más el dolor que atravesó su pecho, lo obligo a recostarse otra vez y tomar aire entrecortadamente. –Maldito mestizo...- susurró con voz afónica. Cerró los ojos y rememoró el castigo al cual había sido sometido. Demasiado cruel... El Lord Oscuro se había ensañado con él como recordatorio (y chivo de expiación por los errores de su padre). En aquellos momentos, tirado en el frio suelo como un perro, Draco se había planteado si aquel derrotero era el más acertado. Su padre quería la Gloria y el Reconocimiento. Él también. Era ambicioso y el poder era la luz para la polilla. Y hasta ahora, él había creído en seguir a aquel Lord. En seguir sus ideales. Hasta el inicio de ese año... Había encontrado una aspiración que ambicionaba más que el poder o el reconocimiento. Ella. Casi no se había dado cuenta de que el-que-no-debe-ser-nombrado los había convocado. Absorto en aquellos ojos miel, su mundo en aquel momento era tomar a la “sinfonía de sus sueños??? – Granger... Hermione...- susurró, ahogando un gemido al recordar su cuerpo desnudo tendido sobre las sábanas de seda. No había contemplado jamás tal perfección en un cuerpo de mujer. Ella era única y debía haber sido suya tan solo por eso. Solo él podría llegar a apreciar su perfección y amarla por tal. Tan inocente. Tan pura. Sus dedos hormiguearon al recordar la suavidad de su piel ligeramente morena, como el caramelo fundido. Sus pechos llenos, grandes y bien formados, coronados por aquellos rosados pináculos y con el tacto del satén bajo sus manos. Sus labios llenos y aterciopelados, rojizos por la manía de mordérselos. Sus rizos indómitos y suaves, cayendo desparramados sobre las sábanas. Aquellos hechiceros ojos miel...

Toda ella era música... la mas sublime de las sinfonías. Perfecta como una opera. Con su apertura y su crecendo...

La puerta de la estancia se abrió silenciosa abstrayendo sus pensamientos. La figura entró elegantemente en la habitación y se dirigió a la cama. La luz de la luna desveló el fino y esterilizado cuerpo de Narcissa Malfoy. Envuelta en una fina túnica azul pálido, se acercó en silencio hasta la mesita de cabecera. Dejó allí una botellita que contenía una poción granulosa, antes de girarse hacia la cama. Su pálida mano se alzó y acarició suavemente la frente y el pómulo derecho de su único hijo.

-Draco...- susurró con la voz ahogada en lágrimas. ¡Que locura los había llevado a aquella situación! La ambición de su esposo y el tener reconocimiento social, los había llevado a inclinarse al bando que hasta ahora habían creído acertado. Aquella estúpida guerra... A pesar de haberse criado en los altos preceptos de la sangre pura, ella no estaba dispuesta a sacrificar a su familia por una guerra sanguinaria y cruel, capitaneada (irónicamente) por un mestizo. Si Lucius no iba a hacer nada, ella no pensaba quedarse de brazos cruzados mientras veía morir lo que mas le importaba... su hijo.

Se sentó en la cama y abrazó con cuidado a su pequeño.

El joven no articuló palabra alguna. Cerró los ojos ante la caricia de su madre y se dejó acunar, tal y como lo hacía de pequeño en las noches de tormenta, olvidándolo todo hasta aquel momento. Sintió como su madre le retiraba de la cara los finos cabellos platinos y lo besaba en la frente.

Parecía mentira como aquellos pequeños gestos fueron el bálsamo para Draco Malfoy. Los arrumacos de su madre lo hicieron caer en el sopor de un tranquilo sueño, olvidando la tortura y todo lo anterior. Ya no tenía por que tener miedo... Estaba en casa.


--------------------------------------------------------------------------------

- Versus ...- susurró Hermione mientras sus ojos se aguaban. -...estás aquí. Eres tu...- afirmó Hermione luchando por no dejar caer las lágrimas que se agolpaban en sus ojos.

Su frágil cuerpo fue abrazado tiernamente por el hombre, mientras notaba como cedía a los temblores por la angustia y el llanto. Abriendo así la puerta de los sentimientos contenidos todo aquel tiempo, por todo lo que había pasado hasta aquella noche.

Versus. Era Versus quien la había salvado de Malfoy. Versus quien la había encontrado y protegido. Era él quien se encontraba ahora en aquella habitación mágica, abrazándola y consolándola. ¡Por fin! Después de tantos días hundida en la desesperación de estar si él, su esperanza tomaba forma y rostro.

- Sí, mi pequeña...- contestó con voz ronca suspirando por haber llegado a tiempo -... estoy aquí- comenzó a acariciarle la espalda, reconfortándola, mientras se acomodaba en la cama y la recostaba sobre su pecho – No tengas miedo, pequeña – besó con suavidad su frente y el inicio del cabello mientras la estrechaba más en su abrazo, como si la fuera a perder en cualquier momento – Nadie te volverá ha hacer daño... – juró para ella y para sí mismo - Estoy aquí. A tu lado- la sintió temblar violentamente, tratando de contener el llanto, viendo como enterraba su pequeño rostro en su pecho – No pienso dejarte sola nunca más – sintió como ella se abrazaba a él, amoldándose por completo a su cuerpo y daba rienda suelta al llanto. Se meció con ella, acunándola, mientras sentía que su camisa se empapa. Mientras sentía como sus propias lágrimas bajaban silenciosas, testigos de aquel dolor compartido, para morir en el cabello rizado de ella.

Maldiciéndose en silencio por haber osado acercarse. Maldiciéndose por permitirse haberla amado... por haberla hecho sufrir y todo lo que vendría después, por que Malfoy solo era un punto en aquellos momentos... por no haberla protegido como lo tendría que haber hecho...


--------------------------------------------------------------------------------

- No se Albus... esto es muy arriesgado- mesó con suavidad el vaso que tenía en la mano. Con un movimiento nervioso, se lo llevó a la boca y bebió del tirón el líquido ambarino. Sintió como la garganta le ardía por el alcohol, pero lo ignoró. Necesitaba embotar por una vez sus sentidos. Demasiado dolor. Demasiado sufrimiento. Aquella guerra estúpida. Solo por aquella noche, quería olvidar...

Los ojos celestes del anciano director se oscurecieron, dando la impresión de haber envejecido en aquella reunión más de 10 años de golpe. Tiempos aciagos estaban por venir. Él tampoco lo tenía claro pero... era la única salida, un plan suicida y descabellado. Aunque a veces aquellos eran los mejores. Tom había sido muy retorcido en su actuar y tenían que tomar medidas. Aquello no podía continuar.

Además, tenía que pensar en sus alumnos, sobre todo en los nacidos de muggles. En Harry y la pesada carga que soportaba con la profecía y los Horrocuxes... Y en Versus y Hermione. Aquella medida los afectaría de pleno y por primera vez en la vida, no sabía si saldría bien. Hacía muchos años que no le sucedía pero... volvió a sentir aquel dolor agudo en el pecho. Aquel miedo ante lo desconocido que se abría ante ellos. Ante las consecuencias de aquella decisión.

- Lo se. Pero no hay otra opción- se giró hacía su acompañante y ambos se perdieron en la desesperanza de sus miradas.

A pesar del crepitar del fuego, hubo frio en sus corazones. Nada sería lo mismo después de aquello.


--------------------------------------------------------------------------------

La observó dormitar sobre su pecho. Estaba exhausta, pero tranquila – Y preciosa!- Acarició lentamente su cabello, haciéndolos corre entre sus dedos, admirando su suavidad. Aun no podía creer que ella estuviera bien... Tanto que había tenido que soportar. Dio gracias a todos los dioses por haber llegado a tiempo. Sonrió al notar entre sus dedos, mezclado con los rizos de ella, la cadena del colgante que él le regaló. Suspiró. En eso, le tenía que dar las gracias a su madre...

Tanto el colgante que ella llevaba, como el que reposaba en su propio cuello, había sido un regalo de su madre. Los dos colgantes habían pertenecido desde tiempos inmemorables a su familia, pasando de generación en generación. Estos colgantes se entregaban a los esponsales, con la propiedad de “unir??? a las personas portadoras y de indicar su localización exacta. Los había creado un antepasado suyo, Ruomo I, casado con una mujer muy hermosa. Su belleza era tal, que en dos ocasiones, su rival de época la había secuestrado con la intención de hacerla suya. Utilizando magia ancestral, Ruomo I había creado un ligamen que le permitía estar en contacto en todo momento con su amada, Dahiba.

En su momento, su propia madre le indicó que era tradición y una medida d protección para la persona que él amara. Además, tenía una particularidad... si el amor entre los dos portadores no era puro, la conexión no funcionaba. Gracias a ello, había podido localizar donde había sido llevada Hermione. Y su corazón casi se había salido del pecho por la alegría. Amor verdadero y puro a juzgar con la fuerza y exactitud con la que había respondido los colgantes al hechizo.

Además, Dooby le había informado que Moo, un pequeño y cayado Elfo se había estado planchando las manos hasta que casi eran llagas puras. Y no paraba de repetir: -Moo no volverá ha hacerlo, señorita de ojos miel- Dooby había sido de gran ayuda. Sabiendo a quien preguntar, fue capaz de sacarle a Moo como entrar a la Sala de los Menesteres y así hallar tan grotesca escena. Hermione y Malfoy estaba desnudos, tendidos en una amplia. Él estaba encima e iba a tomarla. Por suerte había entrado preparado.

Minutos antes había enviado un comunicado a su Mentor. Este había movido los hilos para que el Lord Oscuro recibiera ese mensaje y llamara, en una prueba de fidelidad, a TODOS sus seguidores marcados. Entre ellos, Malfoy hijo. Sabía que dentro de la sala de Menesteres la llamada sería débil y, en el estado de euforia en el que seguramente Malfoy se encontraría por tenerla en sus brazos, ni sería consciente.

Y así había sido. Malfoy había “escuchado??? el llamado de su señor, pero había respondido tarde, presentandose el último. Y como consecuencia, el Lord Oscuro lo había castigado cruelmente delante de todos tal y como había previsto.

Mientras Malfoy era castigado delante de todos, el había revisado a Hermione detalladamente, hallando rápidamente en el cuello el origen de su extraño comportamiento... - Maldito Malfoy!- El venenos de la Mamba negra era muy peligros y se le podría haber ido la mano en su composición. Que el heredero de los Malfoy era bueno en pociones, era sabido por todos pero aquel veneno y su manipulación, pertenecía a las ligas mayores.

Se notaba que Narcissa Malfoy lo había educado bien. Ella siempre había sido una gran pocimista y según su Mentor solo dos personas podrían rivalizar con ella... Severus Snape y la fallecida Lily Evans. Parece ser que Lucius Malfoy siempre había destacado más en Artes Oscuras y parecía que Draco Malfoy había heredado ambas cualidades. Sin duda sería un gran mago... pero había topado con el rival equivocado. Aquel niñato insolente pagaría cara su osadía. El castigo que le había aplicado el-que-no-debe-ser-nombrado sería un juego a lo que él le haría por haber osado tocarla, drogarla y casi someterla. Si no hubiera llegado a tiempo... Removería cielo y tierra por la mujer que tenía abrazada a su pecho. Lo daría todo, vida y muerte, por protegerla. Ella era suya. Y no iba a permitir que nadie la dañara. Fuera quien fuera.

Incluido él mismo.

Cerró los ojos y pensó en las palabras del profesor. En su intento por alejarla para tenerla a salvo del dolor, la había colocado en bandeja a Malfoy. A pesar de haberlo estado vigilando y frustrando varios intentos de tomarla, aquel día había bajado la guardia.

Estaba claro que Hermione solo estaría segura a su lado.

La sintió removerse en su abrazo y supo que en breve, despertaría... Era ahora o nunca. La poción dejaría de hacer efecto en él, revelando su verdadera identidad.

- Quizás ya va siendo hora de quitarme la mascara...
Imagen





Pasate por mis fics:



Trece Minutos... (Harry & Ginny http://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1305970#1305970



Conect@ (Hermione tiene un amor un tanto Extaño. ¿Conoces a VERSUS?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=376529#376529



El Ricón de Versus http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=546580#546580



Inconsciente (Para amantes de Draco & Hermione)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=418282#418282



Be my Babyhttp://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1307337#1307337





Fic Terminado!!!

Sentimientos de un Corazón Oscuro (Lily no tendría que haber muerto ¿quieres saber por que?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?t=968&postdays=0&postorder=asc&&start=0
AnnKora
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 1087
Registrado: 07 Sep 2006 14:01
Ubicación: Donde el sol se pone

Mensajepor AnnKora » 12 Dic 2008 15:30

:hmmm: :tongue: :lol: :eek2: :kissar4: :trippy: :smile2:
Imagen





Pasate por mis fics:



Trece Minutos... (Harry & Ginny http://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1305970#1305970



Conect@ (Hermione tiene un amor un tanto Extaño. ¿Conoces a VERSUS?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=376529#376529



El Ricón de Versus http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=546580#546580



Inconsciente (Para amantes de Draco & Hermione)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=418282#418282



Be my Babyhttp://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1307337#1307337





Fic Terminado!!!

Sentimientos de un Corazón Oscuro (Lily no tendría que haber muerto ¿quieres saber por que?)

http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?t=968&postdays=0&postorder=asc&&start=0
Tsuki No Junin
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 16
Registrado: 23 Nov 2008 20:27
Ubicación: Acompañando a cierto lobito en noches d luna llena
Contactar:

Mensajepor Tsuki No Junin » 04 Ene 2009 05:26

Jaja siiii estoy segura de que es él!!!

Hay demasiadas pistas =D
Espero corroborarlo pronto


Saludos!!!
[center][font=Arial Black]^Tsuki-Sama^[/font]


Imagen


Imagen
Gracias Banshee, amiga secreta!!

Mi Deviant[/center]
Girita
Mensajes: 331
Registrado: 06 Ago 2007 18:17

Mensajepor Girita » 16 Ene 2009 00:30

aaaaaaaaaaaaaaaankk!!! disculpa mi abandonooo:P...
:eek2: es qien io creo...
nooo
no se....apuraateeeee
arriba arriba arribaa
Ámame como nunca amaste a alguien, llévame asta el fin del mundo pero porfavor no me dejes aquí ahogándome en mi soledad…[/b][center][font=Georgia][/font][spoiler]
el angel caido
Mensajes: 4
Registrado: 08 Feb 2009 06:00
Ubicación: en el crepusculo de sus ojos

Mensajepor el angel caido » 14 Feb 2009 18:11

hola annkora me encanta ti fic espero que ponto lo actualices
me he enganchado :lol: :lol: :lol: :lol:

de momento me pondre a cuidarte el fic

arribaaaaaa

upppp :lol:

arribaaaaaa :supergrin:

escribe pronto :kissar4:
[center][font=Comic Sans MS]todas las noches sueño contigo
tus abrazos calienta mi fria piel en la cama
tus besos me marcan como tu propiedad...
pero siempre llega la hora del despertar....
y tu desaparece
[/font]
[/center][img]
el angel caido
Mensajes: 4
Registrado: 08 Feb 2009 06:00
Ubicación: en el crepusculo de sus ojos

Mensajepor el angel caido » 14 Feb 2009 18:13

uuuuupppp :trippy:






:trippy:










:trippy:







:trippy:








:trippy:






uuuuuuuuppppp :trippy:
[center][font=Comic Sans MS]todas las noches sueño contigo
tus abrazos calienta mi fria piel en la cama
tus besos me marcan como tu propiedad...
pero siempre llega la hora del despertar....
y tu desaparece
[/font]
[/center][img]
Girita
Mensajes: 331
Registrado: 06 Ago 2007 18:17

Mensajepor Girita » 16 Feb 2009 21:07

uuuuuuuuuuup
Ámame como nunca amaste a alguien, llévame asta el fin del mundo pero porfavor no me dejes aquí ahogándome en mi soledad…[/b][center][font=Georgia][/font][spoiler]
Girita
Mensajes: 331
Registrado: 06 Ago 2007 18:17

Mensajepor Girita » 02 Mar 2009 01:07

arriba aaaank regresaaaa
Ámame como nunca amaste a alguien, llévame asta el fin del mundo pero porfavor no me dejes aquí ahogándome en mi soledad…[/b][center][font=Georgia][/font][spoiler]
ahglu
Slytherin
Slytherin
Mensajes: 36
Registrado: 27 Mar 2009 19:27

Mensajepor ahglu » 09 Abr 2009 15:54

[shadow=red]HEI!
Soy muy nueva en esto, pero tengo una pregunta... ¿Vas a seguir con la historia?
No puedes dejarla como está. Necesito confirmar quien esss!
un beso![/shadow]

Volver a “Tomo 5: La Orden del Fénix”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados