Algún lugar al que pertnezca...

[i:] Lee fan ficcions de todo tipo entre otros los de amor para las mentes más sensibles o slash. [/i:]
_Japiera_
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 2350
Registrado: 16 Jun 2006 02:07
Contactar:

Mensajepor _Japiera_ » 20 Feb 2007 02:18


¡Subiendo!
Las cosas no se dicen,se hacen,
porque al hacerlas se dicen solas

- Woody Allen
_DoinG_
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 523
Registrado: 16 Feb 2007 03:53
Ubicación: *+* Where the Tears Cry *+*
Contactar:

Mensajepor _DoinG_ » 20 Feb 2007 16:48


¡Arribas!
[center]
* Fan NuM. Uno de Ana LoveGooD *
- Japiera y el Lobo -

Imagen
[/center]
_DoinG_
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 523
Registrado: 16 Feb 2007 03:53
Ubicación: *+* Where the Tears Cry *+*
Contactar:

:dot: :dot: :dot:

Mensajepor _DoinG_ » 21 Feb 2007 15:45

[center]
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
·ï¡*¡ï·¤» Up -.- :smt101 ArriBaS :smt101 -.- Up «¤·ï¡*¡ï·
[/center]
[center]
* Fan NuM. Uno de Ana LoveGooD *
- Japiera y el Lobo -


Imagen

[/center]
AnnKora
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 1087
Registrado: 07 Sep 2006 14:01
Ubicación: Donde el sol se pone

Mensajepor AnnKora » 22 Feb 2007 12:12

[glow=darkred]No me imagino a Severus haciendo carantoñas, con frases románticas y ositos de peluche. Aunque.....quien sabe......[/glow]
Imagen


Pasate por mis fics:

Trece Minutos... (Harry & Ginny http://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1305970#1305970

Conect@ (Hermione tiene un amor un tanto Extaño. ¿Conoces a VERSUS?)
http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=376529#376529

El Ricón de Versus http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=546580#546580

Inconsciente (Para amantes de Draco & Hermione)
http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?p=418282#418282

Be my Babyhttp://hpwbespanol.foros.ws/post.php?p=1307337#1307337


Fic Terminado!!!
Sentimientos de un Corazón Oscuro (Lily no tendría que haber muerto ¿quieres saber por que?)
http://hpwbespanol.foros.ws/viewtopic.php?t=968&postdays=0&postorder=asc&&start=0
siriusxsiempre
Mensajes: 147
Registrado: 19 Jun 2006 18:09
Ubicación: Nomás no me hallo...
Contactar:

Mensajepor siriusxsiempre » 24 Feb 2007 03:34

Gracias chicas, por subir el fic :supergrin:

Les prometo un par de capítulos para el lunes, de momento no hay mucho tiempo; pero ya me libré de un par de compromisos y el fin de semana me dedicaré a escribir.

Stay toon :shades:
_Japiera_
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 2350
Registrado: 16 Jun 2006 02:07
Contactar:

:dot: :dot: :dot:

Mensajepor _Japiera_ » 24 Feb 2007 17:46


¡Yupi! ¡Que llegue el Lunes!
Las cosas no se dicen,se hacen,
porque al hacerlas se dicen solas


- Woody Allen
siriusxsiempre
Mensajes: 147
Registrado: 19 Jun 2006 18:09
Ubicación: Nomás no me hallo...
Contactar:

Mensajepor siriusxsiempre » 27 Feb 2007 02:05

Después de caminar por un rato, llegamos a un parque y nos sentamos en una banca. Me preguntaba en qué momento ella se hartaría de una compañía tan poco placentera, mientras la gente pasaba y se nos quedaba mirando como si fuésemos un par de criaturas extrañas... supongo que no puedo culparlos, formábamos una pareja tan extraña... ella era toda luz y alegría, en cambio yo... toda mi vida me la había pasado rehuyendo de una situación como esa y sin darme cuenta de como, ahora estaba justo ahí, sentado al lado de una chica que siempre me había gustado, pero a la que nunca había tenido el valor de hablarle de frente. Estaba a punto de ponerme de pie, porque ya no soportaba la tensión. No podía seguir así, con la boca cerrada, mientras ella solo se quedaba ahí sentada a mi lado, mirando a la gente que pasaba, pero fue justo ese momento el que ella eligió para decir algo, por lo que tuve que fingir que me estiraba.
- Se ven tan inocentes ¿verdad?
- ¿Quiénes? -Respondí yo, confundido.
- Los muggles... míralos... ellos no tienen ni idea de...
- ¿Te refieres a... al Señor Tenebroso? -Ella asintió y permaneció mirando hacia el frente.
- Las cosas se ven tan mal... quisiera poder hacer algo.

Yo la miraba aturdido, sin saber que decir; entonces toqué levemente mi brazo izquierdo, donde la marca tenebrosa me había sido impuesta. Justo en ese momento descubrí el abismo que nos separaba... qué pensaría ella si supiera que andaba del brazo con nada menos que un mortífago... ahora eramos enemigos y ella lo ignoraba por completo. Entonces me pregunté qué es lo que haría si el momento de mostrar mi lealtad implicaba hacerle daño a ella... a ella que sin importarle nada había tratado de confortarme. Era preciso acabar esta amistad, o lo que fuera. Me libré suavemente de su mano y me puse de pie, sin mirarla.
- ¿Severus, qué ocurre? ¿Ya tienes que irte?

No quise decir nada más. Todo lo que quería era alejarme. Comencé a caminar lentamente, pero entonces la escuché decir:

- “Deja que te cuente algo sobre mi amada; por las noches, las estrellas brillan más intensas en sus ojos verdes; y al amanecer su cabello arde con el fuego del alba...???

Me detuve en el acto, completamente anonadado... era algo que yo le había escrito cuando estábamos en cuarto... me parecía increíble que aún lo recordara; permanecí ahí de pie, mirando fijamente hacia el suelo; ella se acercó a mi y me habló:
- Tú lo escribiste, ¿verdad? Lo encontré en uno de mis libros, después de una clase.
- Fue hace mucho tiempo... cuando las cosas eran mucho más simples.. -Respondí aún sin mirarla. Habría preferido que ella nunca se enterara. Ni siquiera podía recordar cómo es que se me había ocurrido escribirle algo así, y mucho menos haberme atrevido a dárselo.
- Escucha, sé que no es el mejor momento para hablar de esto pero...
- ¿Pero qué? No me digas ahora que sientes algo por mí, porque eso es ridículo. -Respondí ásperamenta. Lo estaba haciendo de nuevo, estaba desquitando mi frustración con ella.
- ¿Por qué? ¿Por qué te parece ridículo?
- ¡¿Pero es que no me ves?! Qué puedes encontrar de atractivo en alguien como yo. - Dije encarándola finalmente.
- ¡Y que importa! Qué importancia tiene el como te veas por fuera, cuando yo sé cómo eres por dentro.
- ¡NO LO SABES! No sabes nada sobre mí. Tal vez ahora pienses que necesito tu lástima, pero te aseguro que me las puedo arreglar yo solo. No necesito de tí y de tu compasión. ¡NO NECESITO DE NADIE!

Ella me miró con resentimiento y noté que algunas lágrimas comenzaban a salirle. Aparté la mirada rápidamente. Me sentía avergonzado.

- Por qué siempre haces esto... por qué alejas a la gente... todos necesitamos de alguien de vez en cuando. - Dijo ella en voz baja, enjugándose las lágrimas con el dorso de la mano.

- Comienza a hacerse tarde... será mejor que te vayas a tu casa. -Dije simplemente y me di la vuelta; me habría gustado pedirle una disculpa, pero entonces comprendí que era mucho mejor así... era mejor que nunca supiera que durante mucho tiempo, soñé con este momento... el momento en que supiera lo que sentía por ella... sin embargo, me parecía que eso había pasado mucho más de tres años atrás... era como si hubiese sido en otra vida; aún así me detuve de nuevo y dije en voz alta, pero sin voltear a verla, aunque ella continuaba observándome:

- No quiero despertar un día y descubrir que ya no te importo... no quiero sentirme abandonado... la única forma de no perder algo, es simplemente no tenerlo nunca.

No esperé su respuesta; seguí caminando por el parque, en busca de un lugar libre de gente, en el cual pudiera desaparecerme.
caballo_de_fuego
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 713
Registrado: 04 Jul 2006 02:51

Mensajepor caballo_de_fuego » 01 Mar 2007 17:32

Pobre Severus, se tardó tanto en declararle lo que sentía a Lily que ahora ya se le fue el tren
ah pobre.
<center>Imagen</center>
[center]Imagen[/center]
Imagen
[spoiler=regalo de selphiepotter]ImagenImagen[/spoiler]
[spoiler=Yo colaboro con Sortilegios Weasley]Imagen[/spoiler]
[spoiler=Mi premio en el II Desafío Trivial]Imagen[/spoiler]
_DoinG_
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 523
Registrado: 16 Feb 2007 03:53
Ubicación: *+* Where the Tears Cry *+*
Contactar:

:dot: :dot: :dot:

Mensajepor _DoinG_ » 03 Mar 2007 16:42


¿PERDÓN? :shock: :shock: Doing! Eso fuer hermoso, me encantó. Lo leería y releería mil veces si estuviese con mis lentes, pero están en la óptica, Doing! y se me cansa la vista rápidamente, Doing! Así que tengo que escribir sin mirar el teclaro ¬¬ Doing! Pero no es tan dificirl como creía, 8) 8) Pero bue... ¡ARRIBA SE HA DICHO!" Estoy impaciente, pobre Severus, me encanta como lo has personificado, es francamente real, Doing!

¡¡ARRIBA!!
[center]
* Fan NuM. Uno de Ana LoveGooD *
- Japiera y el Lobo -


Imagen

[/center]
_Japiera_
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 2350
Registrado: 16 Jun 2006 02:07
Contactar:

:dot: :dot: :dot:

Mensajepor _Japiera_ » 18 Mar 2007 01:56


A subir esto un poco, Doing!
Las cosas no se dicen,se hacen,
porque al hacerlas se dicen solas


- Woody Allen
siriusneverdie
Mensajes: 50
Registrado: 11 Sep 2006 20:01
Ubicación: El ombligo de la luna

Mensajepor siriusneverdie » 02 May 2007 04:28

Bueno, sólo lo voy a subir de momento. Lamento haberlo dejado durante tanto tiempo, pero entre que las ideas no están fluyendo de la manera correcta y que voy a tener algunos cambios en mi vida, se me ha complicado un poco este fan-fic.

Pero... FEAR NOT!!!!

Prometo solemnemente terminarlo pronto.

See you then!

Thank you, good night, we love you all!
spooky_lunatico
Mensajes: 108
Registrado: 10 Jul 2006 23:13
Ubicación: El tercer planeta

Mensajepor spooky_lunatico » 21 May 2007 03:35

uf! bueno, pues después de mucho tiempo de silencio, aquí está el siguiente capítulo. Espero que les guste. See you then!

Capítulo VI. Looking everywhere

[right]Sólo para descubrir que no era como me lo había imaginado en mi mente.[/right]

...amor… según Dumbledore, la magia más poderosa del mundo… jamás logré comprenderlo… jamás amé a nadie lo suficiente como para poder abrazarme a esa idea... lo más cercano a eso, fue lo que alguna vez llegué a sentir por… pero ella era un sueño imposible; no podría llamársele amor. Ni siquiera Lily estaba tan lejos de mí, como lo estaba ella. Es terrible, ahora que trato con todas mis fuerzas de recordarlo, me resulta difícil traer a mi mente ese momento… no pude evitarlo, tenía que sepultarlo en lo más profundo de mi memoria, y lo logré hasta tal punto, que ahora ya no puedo visualizarlo… todo lo que quedan son imágenes borrosas… como un sueño que nos impacta tanto, pero que al despertar nos es imposible reconstruir en su totalidad… creo que… si… fue…

… yo estaba en la mansión de los Malfoy, a petición específica de Lucius. Habían preparado algo importante, pero él prefería que yo me mantuviera al margen. Todo era parte de sus planes para tomar el poder; decía que sería mejor mantener un perfil bajo y así evitar que alguno de los dos pudiera ser señalado como mortífago; también era parte de lo que el Señor Tenebroso deseaba para mí. Quería a alguien que pudiera estar lo suficientemente “limpio??? como para poder acercarse a Dumbledore y estar en posición de espiarlo.

Yo no puse objeción alguna; cualquier cosa era mejor que tener que participar en esas incursiones que hacían a casas de muggles… la verdad es que no tenía el valor suficiente como para realizar ese tipo de “trabajo???. El caso fue que Lucius me pidió que permaneciera por unos días en su mansión, mientras él no estaba... supongo que puedo entender el por qué; debió pensar que yo no representaría ningún peligro para su esposa... quién iba a decirlo.

Esa noche, Narcisa había estado actuando un poco extraño; normalmente era muy fría y distante, pero ese día no la había visto en toda la tarde. Me encontraba algo aburrido; no había mucho que hacer, así que simplemente procuré entretenerme con algún libro. Lucius poseía una extensa colección de raros libros sobre magia obscura, algunos tan viejos que parecía que se desbaratarían en cualquier momento. Un viejo elfo doméstico se apareció indicándome que la cena estaba servida, así que pasé al comedor. Todo estaba dispuesto y Narcisa entró desde otro extremo de la habitación. Lucía tan nerviosa, que me pareció prudente decirle que no se preocupara por Lucius y que él volvería muy pronto. Ella no pareció tomar demasiado aprecio a mis palabras, pero no le di ninguna importancia. Jamás esperé que ella fuera amable; sabía cuál era su origen, así que no me sorprendía en lo más mínimo. Cenamos en silencio y ella llamó al elfo y le dio algunas instrucciones en voz baja.

Nos quedamos solos, mirándonos desde extremos opuestos de la mesa. Ella se puso de pie y yo hice lo mismo. Se me acercó y entonces logré distinguir que en su rostro había una expresión extraña; sus ojos parecían irritados, como si hubiese estado llorando. Me tomó del brazo y me condujo hasta el salón, donde ya nos esperaba una botella de vino, con un par de copas de fino cristal cortado.

Su actitud me desconcertaba cada vez más, pero no quería contrariarla, así que simplemente guardé silencio… ahora lo recuerdo con mayor claridad… había un gran piano en un extremo del salón… parecía muy fino… ella se acercó al piano y dijo:
- ¿Sabes tocar el piano? –dijo al tiempo que levantaba la tapa y jugueteaba con las teclas del instrumento
- No, señora, aunque conozco un encantamiento para que toque una melodía –Respondí en el acto y ella se sonrío ampliamente.
- No me llames así, me haces sentir como una anciana y apenas soy unos años mayor que tú.
- Es... una forma de respeto. –Dije algo titubeante y su sonrisa se prolongó aún más... se veía tan hermosa cuando sonreía.
- Sólo llámame Narcisa, por favor.- Repuso, alejándose del piano y caminando hacia un librero, entonces añadió: -Lucius sabe tocar el piano, pero no le gusta hacerlo. Yo no sé nada de música, pero creo que aquí hay algunas partituras. –Revisó en el librero y extrajo algunas hojas amarillentas. Yo me le acerqué un poco y ella tendió hacia mí las partituras; las revisé y encontré una que hizo que se me contrajera el estómago; se trataba de una melodía que a mi madre le gustaba mucho... fue ella quien me enseñó el encantamiento para hacer que el piano la tocara por sí solo. Cerré los ojos pensando por un momento en mi madre y luego sacudí la cabeza; iba a devolverle las partituras a Narcisa, pero entonces ella tomó la última que yo había estado revisando y leyó en voz alta:
- Claro de Luna... Bethoven... Lucius me dijo que a su abuelo le encantaba esta melodía y que solía decir que si el tal Bethoven hubiera sido un mago en vez de un músico, habría sido más grande que Merlin.
- ¿Y a usted le gusta esta melodía? –Pregunté algo nervioso, y luego repetí- Es decir... ¿a ti te gusta esta melodía?
- Nunca la he escuchado -respondió mirándome-, ¿tú puedes hacer que el piano la toque?

Asentí algo inseguro. Tomé la partitura y la coloqué en el piano; saqué mi varita e hice el encantamiento... casi puedo escuchar la melodía ahora mismo... tan melancólica... tan profunda... me hacía pensar en mí y en mi propia soledad... jamás fui bueno para apreciar la música, pero cuando escuchaba esa melodía, algo en mi interior se agitaba... Narcisa se aproximó hacia la mesilla en donde estaba la botella de vino y se sirvió un poco más. Se sentó en un sillón y comenzó a escuchar la melodía; al menos eso era lo que yo pensaba, pero no podía estar seguro, ya que ella tenía la mirada extraviada, como si pensara en algo más. Yo me quedé sentado frente al piano, escuchando también; comenzaba a sentirme sumamente incómodo. La melodía terminó y todo quedó en silencio. Yo permanecí observando el piano y entonces escuché sus pasos acercándose a mí; levanté la mirada y de inmediato me encontré con su rostro tan cerca del mío que me sorprendió; me levanté de un salto, pero ella continuaba caminando hacia a mí:
- Severus... te amo... te deseo... hazme el amor -Su voz sonaba tan rara, como si le perteneciera a alguien más; era algo completamente desconcertante. Caminaba hacia a mí con los brazos extendidos y por varios minutos perdí el control de mi mismo. Caminé hacia atrás hasta que me acorraló contra la pared, me abrazó y comenzó a besarme. Estaba aterrado, porque era algo que jamás me había sucedido; ella murmuraba palabras incomprensibles al tiempo que trataba de besarme... tardé varios minutos en comprender lo que estaba sucediendo, hasta que vi que en la mesa había un pequeño frasco vacío... no me avergüenza admitirlo ahora, pero en aquél entonces era la primera vez que me encontraba con una mujer en esas condiciones... podría haber permitido que las cosas continuaran, pero estaba seguro de que no quería que fuera de esa forma... ella difícilmente recordaría lo que había pasado y en cambio para mí, habría significado mucho más... como pude, logré convencerla de que me permitiera preparar una poción tranquilizante, para que pudiéramos pasarla mejor. Caminamos hasta la cocina y ahí encontré todos los ingredientes que necesitaba para crear el antídoto. Ella seguía abrazada de mí, acariciando mi pecho con suavidad, haciéndome muy difícil el concentrarme. Finalmente terminé y le ofrecí la bebida, diciéndole que la haría sentirse muy relajada y que así disfrutaríamos mucho más... se bebió el contenido del vaso de un trago y luego volvió a besarme apasionadamente... después de algunos segundos, se quedó completamente rígida y abrió los ojos sorprendida. Se separó de mí con brusquedad y comenzó a decir:
- No... -me sujetó por el cuello de la túnica y continuó- ¡No! ¡NO! ¡NO! ¡¿POR QUÉ LO HICISTE?!

Yo la miraba sin saber que responderle, entonces ella comenzó a golpearme en el pecho con los puños cerrados, mientras continuaba repitiendo "¡NO!" La sujeté por las muñecas y traté de tranquilizarla, pero entonces se dejó caer al suelo llorando con desesperación. Me sentía muy contrariado, pero al mismo tiempo, me intrigaba conocer los motivos por los cuales alguien como ella, usaría un filtro amoroso en sí misma. Casi de inmediato comprendí que prefería no saberlo así que me encaminé hacia la salida, pero...
- ¡Severus, espera! No te vayas, por favor. ¡Déjame que te explique!

Yo no me detuve, sino que seguí caminando, hasta salir al comedor; escuché como se levantaba del suelo y caminaba apresuradamente. Finalmente me alcanzó cuando yo estaba ya en el pasillo rumbo a la salida. Me sujetó por el brazo y me habló titubeante.

- Lo lamento... lo lamento mucho... es sólo que...
- No hay necesidad de explicaciones, señora Malfoy... aquí no ha pasado nada... de hecho, creo que es mejor que me retire.
- Te equivocas, Severus. No es lo que parece, ¡Yo amo a mi esposo!

Me quedé inmóvil, escuchándola y por alguna razón, sus palabras me hicieron sentir furioso y humillado, así que le espeté:
- Beber un filtro amoroso y lanzarse a los brazos del primer hombre que se le pone enfrente, me parece una forma un tanto extraña de demostrar su amor... señora.
- Todo lo que trataba era de pagarle con la misma moneda. –Dijo ella en voz baja y entonces, lo comprendí. Era obvio que Narcisa estaba al tanto de las infidelidades de Lucius y después de tres años de matrimonio, había llegado a su límite de tolerancia. Sentí algo de pena por ella, pero por otro lado, me molestaba que hubiese pretendido valerse de mí...
- Escuche... yo no creo que...
- Por favor, déjate de formalismos... lo siento como una burla después de lo que pasó hace unos minutos. –Sonreí ligeramente, porque eso era precisamente lo que pretendía. Sacudí la cabeza y finalmente voltee a verla. Ya no había lagrimas en sus ojos, pero en su rostro desaliñado había una profunda tristeza que me hizo sentir culpable. La insté a volver al salón, hice que se sentara y le serví algo de vino en una copa limpia. Se lo ofrecí y entonces me senté en una silla, lejos de ella. Entonces le dije:

- Narcisa, lamento mucho lo que te ocurre, pero no creo que esta sea la mejor forma de resolver tu problema. ¿Se te ocurrió pensar en mí y en como me sentiría? Lo siento, pero Lucius es mi amigo y yo no podría consentir en que algo así sucediera.
- Por eso es que tenías que ser tú, Severus. Él confía en ti y...
- Y tú me estás pidiendo que traicione su confianza.
- Para eso era la pócima... -Dijo escuetamente.
- Por supuesto, si no eres dueña de tus actos, no puede decirse que sea tu culpa... eso creíste, ¿no es cierto?
- Hace mucho que Lucius no se ocupa de mí... ya hace tiempo que ni siquiera me toca... ¡estoy tan harta de sus engaños y de su indiferencia!... solo estaba tratando de llamar su atención.
- Supongo que eso puedo entenderlo, lo que no entiendo es por qué yo... ¿por qué conmigo? Una mujer como tú podría haber escogido a cualquier otro... alguien que por lo menos le resultara atractivo.
- ¿Crees que esto es fácil para mí? ¿Piensas que lo hago por diversión? –Respondió airadamente, poniéndose de pie y caminando por la habitación.
- No iría tan lejos como para decir que esto sería divertido para ti, pero no puedo dejar de sentirme utilizado. ¿Crees acaso que no tengo sentimientos? Seguramente debes haber pensado que no desaprovecharía la oportunidad de tener una hermosa mujer para mí, considerando lo poco atractivo que soy. –Dije sin poder contenerme. Ella caminó hasta mí y se inclinó sujetándome por los hombros, hasta que su rostro quedó a un palmo del mío.
- No te elegí por eso... lo hice porque estaba segura de que no me rechazarías... más de una vez, cuando aún estábamos en la escuela, te sorprendí observándome... -Aparté la mirada y ella me soltó. Caminó unos pasos hacia atrás y entonces agregó: -Eras tú quien me enviaba rosas a mi habitación... cada vez que me sentía contrariada y triste por la falta de afecto que Lucius me mostraba, siempre hubo una rosa sobre mi cama, con una pequeña nota o algún verso... siempre firmado por “el Príncipe Mestizo???

Guardé silencio y procuré no mirarla. Era como si ella hubiese desnudado mi alma y me sentía completamente desamparado. No sabía que decirle, estaba desarmado. Tal vez hubiera bastado con negarlo y decirle que estaba en un error, pero no fui capaz de hacerlo, ella continuó:

- Nunca conservé las notas o los versos, porque no podía permitir que un... es decir, que alguien que no era de sangre limpia, estuviese mostrando interés por mí; especialmente porque yo estaba ya comprometida en matrimonio. -Se sentó en un silla y continuó, con mirada reminiscente-, recuerdo cuánto me envidiaban mis compañeras de clase; decían que no había partido mejor, que Lucius lo tenía todo... que era guapo, inteligente, rico y por si eso fuera poco, perteneciente a una legendaria familia de magos de sangre limpia... al principio, no fue tan malo... él tenía todo lo que una mujer como yo, criada en una familia como la mía, podría desear... supongo que lo único que lamento, es el no haber podido elegir por mí misma. Terminé la escuela, vino la boda y entonces mis verdaderos problemas comenzaron... creí que Lucius sería diferente una vez que estuviéramos casados, pero no fue así... el continuó siendo tan frío como cuando éramos novios; todo lo que yo quería era tenerlo a él a mi lado... yo lo amo, pero a él eso no le interesa... para él nuestro matrimonio no fue otra cosa que un magnífico negocio; uno que le permitió incrementar su fortuna y el renombre de su apellido.

Se puso de pie nuevamente y caminó hacia mí con paso firme, se sentó en suelo junto a mí y siguió hablando:
- Tú no eres como él, Severus... sé que no lo eres... yo desconozco los motivos por los que te convertiste en mortífago, pero de alguna manera, sé que no eres como los demás.
- ¿Lo dices porque no soy un mago de sangre limpia?
- Lo digo porque hay algo en tu interior que te empeñas en ocultar... algo tan profundo que no te permites mostrarle a nadie... ese algo que te impulsaba a escribirme poemas, aún a sabiendas que yo nunca podría corresponderte... esta misma noche, tú podrías haberme tomado… no habría sido culpa tuya, y aún así, no lo aceptaste; cualquier otro no habría desaprovechado la oportunidad, en cambio tú...
- No hay acción sin consecuencia, Narcisa... lo habríamos lamentado... aún si tú no hubieses sido capaz de recordarlo cuando el efecto de la poción hubiese pasado, yo no habría podido olvidarlo... jamás has estado al alcance de mis posibilidades, eso siempre lo tuve bien claro; tienes mucha razón en lo que dijiste, yo no soy como Lucius; soy todo lo opuesto a él... -Dije con tristeza y me puse de pie. Comencé a caminar hacia el dormitorio que ocupaba, sin atreverme a mirarla nuevamente; escuché entonces sus pasos apresurados hacia a mí y me quedé completamente quieto, se plantó frente a mí y me miró a los ojos... yo no pude contenerme por más tiempo, la estreché entre mis brazos y la besé...

Después de eso... sólo me quedan imágenes borrosas y sensaciones vagas... su piel tan suave y tersa, el olor de su cabello rubio... sus ojos azules, brillando en la oscuridad... la amé en ese momento... la amé con toda la fuerza de mi alma... lo lamentaría, sabía que tarde o temprano lo lamentaría, pero no pude detenerme...
_DoinG_
Gryffindor
Gryffindor
Mensajes: 523
Registrado: 16 Feb 2007 03:53
Ubicación: *+* Where the Tears Cry *+*
Contactar:

:dot: :dot: :dot:

Mensajepor _DoinG_ » 21 May 2007 06:13


Doing! Está hermoso. Ya extrañaba tu FF *-* Claro de Luna es simplemente bellísimo, Doing! Me ha encantado, el FF está genial. Diría más pero tengo que irme [maldito tiempo >.<], pero quiero que sepas que me ahs emocionado
[center]
* Fan NuM. Uno de Ana LoveGooD *
- Japiera y el Lobo -


Imagen

[/center]
siriusxsiempre
Mensajes: 147
Registrado: 19 Jun 2006 18:09
Ubicación: Nomás no me hallo...
Contactar:

Mensajepor siriusxsiempre » 15 Jul 2007 05:41

Oh, vaya... bueno pues aquí viene otro cachito. Muchas gracias "Japierucita" :supergrin:, por tu amable comentario. Yo también adoro el Claro de luna. Alguna vez has visto una película llamada "Amada Inmortal"? Es la biografía de Bethoven (interpretado, por Gary Oldman). En esta película adoro una escena en la que Bethoven está tocando el claro de luna, con la cabeza recargada sobre su piano, que estaba diseñado especialmente para que el sonido se dispersara con mayor facilidad. Entonces, llega una mujer y cuando él se da cuenta de que no está solo, se levanta muy asustado y se va corriendo...

Bethoven es uno de mis músicos clásicos favoritos y personalmente, creo que él habría sido grande, hiciera lo que hiciera.

Bueno, ya eché mucho rollo. Ahora viene la primera parte del siguiente capítulo, espero que lo disfruten:

[center]Capítulo VII. So what am I[/center]

[right]Que tengo más que negatividad, porque no puedo justificar la forma en que todos me miran.[/right]

…miedo… es extraño, mi vida ha llegado a su fin y no siento temor en lo absoluto; no obstante, estoy conciente de que toda mi vida tuve miedo… demasiado temeroso de estar solo; demasiado temeroso de fracasar; demasiado temeroso de no encajar en ninguna parte…

Nadie jamás supo en realidad lo temeroso que viví siempre… pero ahora ya no importa, porque no siento nada… de hecho no siento mi cuerpo ya… todo está oscuro y nebuloso. No me gusta esto… esta sensación de completo vacío… y aún así escucho esa especie de murmullo lejano… pero todavía me quedan mis recuerdos… aquello que creía haber perdido, es todo lo que me queda en este momento… no sé bien si permanecieron conmigo para acompañarme hasta el final, o si se quedaron para torturarme para toda la eternidad…

Es todo lo que tengo, así que seguiré recordando…

Los días que siguieron a aquella noche, no fueron nada sencillos. Procuraba estar lejos de Lucius tanto como podía e hice uso de mis habilidades en oclumancia para evitar que él llegara siquiera a sospechar lo que había ocurrido; por su parte, Narcisa volvió a mostrarse distante conmigo, aún si nos encontrábamos solos. Por fuera, ambos actuábamos como si nada hubiera sucedido, pero sé muy bien, que algo cambió en su interior... o eso era lo que yo quería creer. Nunca se lo pregunté; jamás tuve el valor de volver a hacer mención del tema... si no hubiera sentido tanto temor de ser descubierto, le habría dicho lo mucho que había significado para mí esa sola noche... aunque tal vez no fuese esa la razón por la que nunca más le hablé de ello; tal vez de lo que tenía miedo era de que para ella no hubiese significado nada… qué más da, era demasiado orgullos en aquél entonces para admitirlo, así que hice lo único que podía hacer: sepulté ese recuerdo tan profundamente que durante mucho tiempo llegué a preguntarme si en verdad había sucedido o si había sido producto de mi imaginación.

Decidí entonces que no me importaba. Preferí engañarme a mí mismo y convencerme de que lo que había sucedido no había significado nada para mí tampoco… A partir de ese momento, cambié por completo. No iba a ser más el miedoso y sentimental que había sido hasta entonces. Me prometí a mí mismo que a partir de entonces, Severus Snape se preocuparía por una sola persona: Severus Snape.

Me hice a la tarea de convertirme en el mejor y más fiel mortífago de todos. Incluso, me propuse superar a Lucius. Me volvería indispensable para el Señor Tenebroso y todos los demás no tendrían otra opción que respetarme. Haría lo que fuera, incluso participar en esos ataques que preparaban contra cualquiera que se atreviera a levantar su voz contra el Señor Tenebroso o sus seguidores. No obstante, tampoco tenía planeado en convertirme en un asesino. Yo no creí jamás en esa basura de la pureza de la sangre, ni en la superioridad de los magos y brujas sobre los muggles; obviamente, nunca permití que nadie se enterara de ello, pero ya que no había encontrado ninguna dificultad en convencer a todos los demás mortífagos de que no era diferente de ellos, todo lo que había que hacer era actuar con inteligencia y de esta forma no tendría la necesidad de matar a nadie y mucho menos de que me mataran a mí o que me arrestaran. Sin darme cuenta, me paré justo a la mitad del camino; no imaginé jamás que esa sería mi perdición…

Presencié con indiferencia, cómo brujas, magos y muggles eran torturados y asesinados… no me enorgullezco de ello… no tengo justificación alguna para lo que hice… o mejor dicho, para lo que no hice… a algunas de esas personas las conocía, pero siempre busqué una excusa para convencerme de que se lo merecían… algunos de ellos se reían de mí cuando estábamos en la escuela; se divertían a costa mía cuando Potter y sus amigos me hacían bromas y me ridiculizaban… ellos jamás hicieron nada por evitarlo, así que yo tampoco hice nada para evitar que murieran… no puedo creer lo increíblemente crueles y egoístas que suenan mis palabras… me hacen sentir asco de mí mismo.

Tardé mucho tiempo en admitir el error en el que había caído; tardé demasiado en darme cuenta de que me había olvidado por completo de la promesa que le había hecho a mi madre. Tuvieron que suceder cosas extraordinarias para que yo lograra aceptar la horrible verdad que me negaba a creer: me había convertido en un ser vil y abyecto.

Recuerdo perfectamente el momento en que comencé a cuestionarme sobre lo que estaba haciendo… era una misión muy especial, tanto que incluso el señor Tenebroso se presentaría ahí, en cuanto nos hiciéramos cargo de cualquier persona que habitara la casa, exceptuando la dueña: Dorcas Meadowes… tiempo después supe que ella había formado parte de la Orden del Fénix original y también hasta mucho después supe cual había sido la razón por la que el Señor Tenebroso… ¿por qué continúo llamándolo de esa forma? Ya no hay motivo para preocuparse por él… a final de cuentas, ya estoy muerto, ya no hay forma alguna en la que él pueda hacerme daño… recuerdo lo empequeñecido que me sentía cada vez que estaba ante su presencia; por eso procuraba esmerarme en que no pudiera penetrar mi mente… ocultar mis emociones no fue tan difícil, particularmente cuando se está acostumbrado a reprimirse… en aquella ocasión, tuve que hacer uso de todo mi autocontrol.

Para cuando… Voldemort llegó, todos los habitantes de la casa ya habían sido asesinados y Dorcas había sido conducida a una de las habitaciones del piso superior; fue ahí donde él habló con ella. Nos ordenó permanecer atentos para evitar alguna sorpresa. En aquella ocasión, sólo estábamos Evan Rosier, Wilkes, Avery y yo. Para mi fortuna, no tuve que matar a nadie aquella vez, pero comenzaba a pensar que tarde o temprano tendría que hacerlo… me preguntaba qué podría haber de interesante en aquél lugar, que incluso hizo venir al mismo Lord Voldemort. Transcurrieron varias horas, durante las que no escuchábamos otra cosa que los gritos de dolor de ella. De un momento a otro, los gritos cesaron y asumimos que él finalmente había conseguido lo que estaba buscando. Miramos expectantes hacia la escalera, esperando el momento en el que él apareciera, pero entonces la puerta principal se abrió con una fuerte explosión que nos lanzó contra las paredes de la habitación. Eran aurores, Gideon y Fabian Pruett, Alastor Moody y detrás de ellos, Potter, Lupin y Black…

continuará...
GinnySilver
Ravenclaw
Ravenclaw
Mensajes: 359
Registrado: 07 Dic 2006 16:17
Ubicación: Alla donde hayan mariposas

Mensajepor GinnySilver » 19 Jul 2007 22:45

este ff es sobervio! espero ansiosa la continuacion

saludos, Ginny Silver
Imagen

[hide=Ginny Con Pelo Rosa]Imagen[/hide]

Volver a “Tomo 5: La Orden del Fénix”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados